Hi­llary Clin­ton ga­nó la “vo­ta­ción po­pu­lar”

El re­pu­bli­cano ga­nó gra­cias al sis­te­ma de Co­le­gios.

Notitarde - - Portada -

Was­hing­ton, no­viem­bre 9 ( AP/DPA).- A pe­sar de que per­dió las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les, Hi­llary Clin­ton al pa­re­cer ob­tu­vo la ma­yo­ría de vo­tos, una pa­ra­do­ja cuan­do se con­si­de­ra que el re­pu­bli­cano Do­nald Trump re­pi­tió va­rias ve­ces du­ran­te la cam­pa­ña que el sis­te­ma es­ta­ba ama­ña­do en su con­tra.

Trump ga­nó de­bi­do al sis­te­ma de vo­tos electorales, me­dian­te el cual se de­sig­na la can­ti­dad de vo­tos por es­ta­do, en pro­por­ción de su ta­ma­ño y po­bla­ción.

Se­gún los cálcu­los más re­cien­tes, Clin­ton lle­va­ba una es­tre­cha ven­ta­ja en el vo­to po­pu­lar, se­gún re­sul­ta­dos no ofi­cia­les es­cru­ta­dos por la As­so­cia­ted Press. Con ca­si 125 mi­llo­nes de vo­tos con­ta­dos, Clin­ton tie­ne 47,7% de vo­tos con­tra 47,5% de Trump. Es de­cir, una ven­ta­ja de 236.000 vo­tos.

En nú­me­ro to­tal de vo­to po­pu­lar, Clin­ton es­tu­vo 59.867.404 vo­tos so­bre Trump, quien re­ci­bió 59.647.330 vo­tos, se­gún re­se­ñó CNN.

El 19 de di­ciem­bre, el co­le­gio elec­to­ral vo­ta­rá ofi­cial­men­te al Pre­si­den­te. El 20 de enero, Trump, un “out­si­der” que pro­me­te aca­bar con el es­ta­blish­ment, asu­mi­rá las rien­das del país más po­de­ro­so del mun­do en una ce­re­mo­nia a los pies del Ca­pi­to­lio.

Es­ta­dos Uni­dos dio el mar­tes un sal­to ha­cia lo des­co­no­ci­do: el re­pu­bli­cano Do­nald Trump, un mul­ti­mi­llo­na­rio que mu­tó en po­lí­ti­co y se pre­sen­tó a las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les pro­me­tien­do di­na­mi­tar el es­ta­blish­ment, fue el elegido pa­ra di­ri­gir en los pró­xi­mos cua­tro años a la pri­me­ra po­ten­cia del mun­do.

El hom­bre al que na­die dio op­cio­nes cuan­do en ju­nio de 2015 lan­zó su ca­rre­ra por la Casa Blan­ca lla­man­do “vio­la­do­res” a los in­do­cu­men­ta­dos me­xi­ca­nos se im­pu­so a Hi­llary Clin­ton, una mu­jer que se pre­pa­ró du­ran­te dé­ca­das pa­ra en­trar en el Des­pa­cho Oval por de­re­cho pro­pio.

“Re­pu­bli­ca­nos, de­mó­cra­tas e in­de­pen­dien­tes, es mo­men­to de es­tar uni­dos”, ins­tó Trump en Nue­va York al ce­le­brar la vic­to­ria an­te cien­tos de se­gui­do­res con­gre­ga­dos en la ma­dru­ga­da del miér­co­les pa­ra es­cu­char al que con 70 años se con­ver­ti­rá en el pre­si­den­te nú­me­ro 45 del país.

“Ca­da ame­ri­cano ten­drá que ver cuál es su po­ten­cial (pa­ra ayu­dar al país)” y se ha com­pro­me­ti­do a que con él de pre­si­den­te “nin­gún ame­ri­cano se sen­ti­rá ol­vi­da­do”.

Hi­llary lla­mó a dar­le una opor­tu­ni­dad a Trump pa­ra li­de­rar

Hi­llary Clin­ton re­co­no­ció ayer que su de­rro­ta en las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les de EE.UU. es “do­lo­ro­sa y lo se­rá por mu­cho tiem­po”, pe­ro lla­mó a sus se­gui­do­res a dar a Do­nald Trump una opor­tu­ni­dad de li­de­rar el país.

El gol­pe que su­frió la can­di­da­ta de­mó­cra­ta fue tan gran­de que fue in­ca­paz de com­pa­re­cer pú­bli­ca­men­te de ma­dru­ga­da pa­ra re­co­no­cer la de­rro­ta. Pe­ro ho­ras des­pués, so­bre el es­ce­na­rio del ho­tel de Nue­va York elegido pa­ra ce­le­brar una vic­to­ria que nun­ca lle­gó, lla­mó a los de­mó­cra­tas a po­ner­se de­trás de Trump.

“Le de­be­mos men­te abier­ta y la opor­tu­ni­dad de li­de­rar”, di­jo. “Es­pe­ro que sea un pre­si­den­te exi­to­so pa­ra to­dos los es­ta­dou­ni­den­ses”. Tam­bién Ba­rack Oba­ma pi­dió acep­tar vic­to­ria de Trump. “No so­mos de­mó­cra­tas an­tes que na­da. No so­mos re­pu­bli­ca­nos an­tes que na­da. So­mos ame­ri­ca­nos an­tes que na­da. To­dos que­re­mos lo me­jor pa­ra es­te país”, di­jo en Was­hing­ton.

La lla­ma­da que Trump hi­zo a la uni­dad en el dis­cur­so de la vic­to­ria la reali­zó tras una cam­pa­ña en la que su dis­cur­so xe­nó­fo­bo y sus arre­me­ti­das con­tra los his­pa­nos y las mu­je­res, en­tre otros, re­abrie­ron vie­jas he­ri­das y una pro­fun­da di­vi­sión en el país. “La na­ción tie­ne que es­tar uni­da”, in­sis­tió Trump el miér­co­les.

El re­pu­bli­cano tu­vo pa­la­bras po­si­ti­vas pa­ra Clin­ton, las pri­me­ras que se le co­no­cen des­de que se lan­zó por la Casa Blan­ca en una ca­rre­ra en la que la lla­mó “as­que­ro­sa”, ame­na­zó con en­car­ce­lar­la si lle­ga­ba a pre­si­den­te y lle­gó a su­ge­rir a sus se­gui­do­res usar la vio­len­cia con­tra ella. Clin­ton lla­mó a Trump pa­ra fe­li­ci­tar­lo.

Cuan­do el pre­si­den­te elec­to Do­nald Trump subió al es­ce­na­rio de Nue­va York acom­pa­ña­do por su es­po­sa, Me­la­nia, y sus hi­jos, lo pri­me­ro que hi­zo fue agra­de­cer a la de­mó­cra­ta su lla­ma­da y fe­li­ci­tar­la pú­bli­ca­men­te por la cam­pa­ña: “Lu­chó muy du­ro”, di­jo.

Trump y Clin­ton fue­ron los can­di­da­tos más im­po­pu­la­res de la his­to­ria es­ta­dou­ni­den­se re­cien­te. Él por su re­tó­ri­ca y sus mo­dos y ella, la mu­jer del ex pre­si­den­te Bill Clin­ton, por los escándalos que la ro­dean y su iden­ti­fi­ca­ción con el es­ta­blish­ment.

Pro­me­sas de cam­pa­ña

Trump re­pi­tió al­gu­nas pro­me­sas de la cam­pa­ña: di­jo que do­bla­rá el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co del país, que cons­trui­rá in­fra­es­truc­tu­ras y que a tra­vés de ello vol­ve­rá a crear em­pleo. “Ha­ga­mos a Amé­ri­ca gran­de otra vez”, era su lema de cam­pa­ña. De sus pla­nes de ex­pul­sar a los in­mi­gran­tes sin pa­pe­les y cons­truir un mu­ro en la fron­te­ra con Mé­xi­co no di­jo na­da.

En­cues­tas erra­das...

Una vez más, las en­cues­tas y pre­vi­sio­nes erra­ron y la vic­to­ria de Trump en Es­ta­dos Uni­dos da con­ti­nui­dad a dos he­chos que sor­pren­die­ron al mun­do en el úl­ti­mo año: el “Bre­xit” y el re­cha­zo a los acuer­dos de paz en el re­fe­rén­dum co­lom­biano.

Trump fue au­pa­do a la vic­to­ria por los “swing sta­tes” -los que pen­du­lan de un par­ti­do a otro se­gún el mo­men­to-. El es­cru­ti­nio fue len­to por lo ajus­ta­do de la ca­rre­ra. A las 22:30 ho­ras del es­te se ad­ju­di­có el pri­mer es­ta­do cla­ve, Ohio, que fue pa­ra Trump. Clin­ton ga­nó en Vir­gi­nia y Co­lo­ra­do.

A par­tir de ahí, gran­des campos de ba­ta­lla elec­to­ral em­pe­za­ron a ser ad­ju­di­ca­dos a Trump, en­tre ellos Flo­ri­da, el más im­por­tan­te y en el que un gran au­men­to del vo­to his­pano ha­bía da­do es­pe­ran­zas a los de­mó­cra­tas de ga­nar­lo. A las 2:30 ho­ras de la costa es­te se le ad­ju­di­có la vic­to­ria.

La mo­vi­li­za­ción de los his­pa­nos no sir­vió de cor­ta­fue­gos. Ade­más, Trump ga­nó Wins­con­sin, un es­ta­do que des­de 1984 es­ta­ba en ma­nos de los de­mó­cra­tas.

OEA pi­de a Trump que una el país

La Or­ga­ni­za­ción de Es­ta­dos Ame­ri­ca­nos (OEA) pi­dió ayer al pre­si­den­te elec­to de EE.UU., Do­nald Trump, que una el país y de­je atrás “la re­tó­ri­ca di­vi­si­va” y las “ame­na­zas a los pe­rio­dis­tas” que marcaron su cam­pa­ña. És­ta es una de las con­clu­sio­nes del in­for­me pre­li­mi­nar de la mi­sión de ob­ser­va­ción elec­to­ral de la OEA so­bre los co­mi­cios ge­ne­ra­les del 8 de no­viem­bre en Es­ta­dos Uni­dos, pre­sen­ta­do ayer en su se­de.

El equi­po de la OEA ob­ser­vó “con preo­cu­pa­ción” un au­men­to de la “re­tó­ri­ca po­la­ri­zan­te y di­vi­si­va du­ran­te la cam­pa­ña, que po­dría in­ter­pre­tar­se con un tras­fon­do ra­cial”.

Una­sur es­pe­ra que Trump acla­re su po­si­ción so­bre Amé­ri­ca La­ti­na

La Unión de Na­cio­nes Su­r­ame­ri­ca­nas (Una­sur) ex­pre­só su res­pe­to a los re­sul­ta­dos de las elec­cio­nes en Es­ta­dos Uni­dos y di­jo que es­pe­ra­rá a que el can­di­da­to ven­ce­dor, el re­pu­bli­cano Do­nald Trump, acla­re su po­si­ción so­bre Amé­ri­ca La­ti­na.

La Se­cre­ta­ría Ge­ne­ral del or­ga­nis­mo, con se­de en Qui­to, di­jo en un co­mu­ni­ca­do que abre “un com­pás de es­pe­ra” mien­tras Trump “fi­ja y acla­ra su po­si­ción” en par­ti­cu­lar so­bre “los mi­gran­tes, el li­bre co­mer­cio, el pro­ce­so de paz en Co­lom­bia, la aper­tu­ra de las re­la­cio­nes con Cu­ba, el diá­lo­go en Ve­ne­zue­la y su pre­sen­cia mi­li­tar en la re­gión”.

Pa­ra el or­ga­nis­mo, Amé­ri­ca La­ti­na de­be per­ma­ne­cer “uni­da y no di­vi­di­da” en es­te mo­men­to y de­be ha­ber “más y no me­nos in­te­gra­ción”.

El men­sa­je fue tam­bién di­fun­di­do por el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Una­sur, el ex­pre­si­den­te de Co­lom­bia Er­nes­to Sam­per, en su cuen­ta de Twit­ter, don­de mos­tró, ade­más, su so­li­da­ri­dad con la can­di­da­ta de­mó­cra­ta Hi­llary Clin­ton.

Re­ce­lo en Cu­ba...

El triunfo de Do­nald Trump sa­cu­dió a los cu­ba­nos que se mos­tra­ron re­ce­lo­sos so­bre el fu­tu­ro de la re­la­ción con Es­ta­dos Uni­dos, un país con el que la is­la in­ten­ta­ba avan­zar ha­cia un nue­vo rum­bo tras dé­ca­das de ene­mis­tad.

La noticia de la vic­to­ria del re­pu­bli­cano tam­bién coin­ci­dió con el anun­cio de un ejer­ci­cio mi­li­tar pe­rió­di­co por par­te de las au­to­ri­da­des de la is­la, que tu­vo una fuer­te con­no­ta­ción ideo­ló­gi­ca.

“Es un triunfo ines­pe­ra­do’’, di­jo a la AP el téc­ni­co re­ti­ra­do Re­né Her­nán­dez de 66 años, quien si­guió la trans­mi­sión en vi­vo de la ca­de­na mul­ti­na­cio­nal Te­le­sur en la cual la na­ción ca­ri­be­ña par­ti­ci­pa y se ve co­mo un ca­nal lo­cal. “La si­tua­ción pa­ra los cu­ba­nos va a de­pen­der de có­mo los ase­so­res le acon­se­jen en re­la­ción a es­tos pa­sos que dio (Ba­rack) Oba­ma so­bre Cu­ba... hay que es­pe­rar’’.

Ve­ne­zue­la es­pe­ra res­pe­to y no in­ter­ven­ción en asun­tos in­ter­nos

El Go­bierno de Ve­ne­zue­la fe­li­ci­tó al re­cién elec­to pre­si­den­te de EE. UU., Do­nald Trump, y ma­ni­fes­tó que es­pe­ra que en es­ta nue­va eta­pa “se pue­dan es­ta­ble­cer nue­vos pa­ra­dig­mas” con La­ti­noa­mé­ri­ca, ba­sa­dos en el res­pe­to a la no in­ter­ven­ción en los asun­tos in­ter­nos.

Do­nald Trump, pre­si­den­te elec­to de Es­ta­dos Uni­dos, pi­de la unión de re­pu­bli­ca­nos, de­mó­cra­tas e in­de­pen­dien­tes a fa­vor del país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.