Alias “El Car­los” y sus se­cua­ces ma­ta­ron a ta­xis­ta por di­ver­sión

Notitarde - - Sucesos -

Juan Jo­sé Mo­ra, no­viem­bre 10 ( Ana M. Ra­mos Ló­pez).- A las 8:30 de la ma­ña­na de ayer mu­rió en la Ciu­dad Hos­pi­ta­la­ria Dr. En­ri­que Te­je­ra (Chet) Jo­sé Sa­bier An­der­son He­rre­ra, de 28 años, tras ser ba­lea­do a las 8 de la no­che del mar­tes en Mo­rón, mu­ni­ci­pio Juan Jo­sé Mo­ra, in­for­ma­ron fa­mi­lia­res.

Pa­ra An­der­son era ne­ce­sa­rio arre­glar su au­to mar­ca Dae­woo mo­de­lo Ma­tiz, por­que des­de ha­ce po­co tiem­po tra­ba­ja­ba co­mo ta­xis­ta. Cuan­do to­mó un bre­ve des­can­so en el por­che de su vi­vien­da, pa­ra lue­go con­ti­nuar con la re­pa­ra­ción de su au­to, fue ata­ca­do de un dis­pa­ro en el es­tó­ma­go por uno de los 10 hom­bres ar­ma­dos que ca­mi­na­ron fren­te a su re­si­den­cia, si­tua­da en Mo­rón, ba­rrio El Di­que, es­pe­cí­fi­ca­men­te de­trás del es­ta­dio.

El último de los hom­bres ar­ma­dos en pa­sar por la re­si­den­cia ac­cio­nó su ar­ma con­tra el tra­ba­ja­dor. “Lo ma­ta­ron por­que les pro­vo­có, le dis­pa­ra­ron y des­pués sa­lie­ron co­rrien­do. Jo­sé era una per­so­na que no te­nía pro­ble­mas con na­die”, ma­ni­fes­tó uno de los fa­mi­lia­res.

Gra­ve­men­te he­ri­do, el jo­ven le gri­tó a su ma­dre pa­ra que lo au­xi­lia­ra y al mis­mo tiem­po se pu­so de pie pa­ra su­bir a su au­to pa­ra di­ri­gir­se ha­cia el am­bu­la­to­rio más cer­cano, de ahí fue tras­la­da­do al Hos­pi­tal Dr. Adol­fo Prin­ce La­ra, de don­de lue­go lo lle­va­ron a la Chet, cen­tro de sa­lud en el cual re­ci­bió aten­ción mé­di­ca, pe­ro mu­rió. An­der­son de­jó dos hi­jos en or- fan­dad, uno de dos años y otro de sie­te. Fa­mi­lia­res exi­gen se ha­ga jus­ti­cia.

Ve­ci­nos de la zo­na, quie­nes pre­fi­rie­ron man­te­ner­se ba­jo ano­ni­ma­to, ase­gu­ra­ron que “El Car­los”, por di­ver­sión, le dis­pa­ró al ta­xis­ta. Es­te hom­bre es se­ña­la­do por los ha­bi­tan­tes co­mo miem­bro de una ban­da de­lic­ti­va que pro­ce­de del sec­tor 19 de Di­ciem­bre, zo­na que for­ma par­te de El Di­que, pe­ro fue in­va­di­da por un gru­po de fa­mi­lias ha­ce va­rios años.

Los en­tre­vis­ta­dos aña­die­ron que des­de que fue es­ta­ble­ci­da esa co­mu­ni­dad, la or­ga­ni­za­ción de­lic­ti­va man­tie­ne en zo­zo­bra a los re­si­den­tes de El Di­que.

Ase­si­na­ron a mu­jer

Una mu­cha­cha iden­ti­fi­ca­da por au­to­ri­da­des co­mo Yus­karlys Ló­pez Suis­bell, de 18 años, mu­rió tras ser ata­ca­da a ti­ros cuan­do se en­con­tra­ba al­re­de­dor de las 8 de la no­che en la ca­lle Mar­tín To­var cru­ce con Co­lom­bia, pa­rro­quia Ca­te­dral del cen­tro de Va­len­cia. Du­ran­te el ata­que re­sul­tó he­ri­do Os­wer Ra­mos.

So­bre es­te he­cho se ma­ne­jan dos ver­sio­nes, una de ellas es que la jo­ven ca­mi­na­ba por la zo­na acom­pa­ña­da por Ra­mos y en ese mo­men­to dos mo­to­ri­za­dos pa­sa­ron dis­pa­ran­do. Mien­tras que la ver­sión po­li­cial in­di­ca que Ló­pez es­ta­ba con­ver­san­do en una ace­ra con un gru­po de ami­gos, en­tre ellos Os­wer, cuan­do va­rios hom­bres lle­ga­ron dis­pa­ran­do y en la lí­nea de fue­go que­dó la mu­jer.

Es­ce­nas de do­lor se ob­ser­va­ron en­tre fa­mi­lia­res que es­pe­ra­ban en las afue­ra de la mor­gue por la en­tre­ga de los ca­dá­ve­res de sus se­res que­ri­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.