CLAP pa­ra to­do el mun­do

Notitarde - - Ciudad - Ru­bén Li­mas Te­lles

No hay du­da que los ben­di­tos “Co­mi­té Lo­ca­les de Abas­te­ci­mien­to” me­jor co­no­ci­dos como CLAP, no son pa­ra to­do el mun­do como cí­ni­ca­men­te lo de­cla­ra su coor­di­na­dor Freddy Ber­nal en un dia­rio na­cio­nal el pa­sa­do 6 de es­te mes.

¡Cla­ro que no! Son so­lo pa­ra los pri­vi­le­gia­dos del go­bierno, pa­ra la bo­li­bur­ge­sia, pa­ra la eli­te de es­te go­bierno que ellos lla­man “Unión Cí­vi­co Mi­li­tar” y pa­ra los Con­se­jos Co­mu­na­les afec­tos a la re­vo­lu­ción. A la cla­se me­dia no le lle­ga ni por jue­go, y a los in­men­sos sec­to­res po­pu­la­res ¡va­ya us­ted a pre­gun­tar­les a lo que les obli­gan pa­ra po­der co­mer!

En nues­tros re­co­rri­dos po­pu­la­res en­con­tra­mos como de­no­mi­na­dor co­mún, o que no ha lle­ga­do nun­ca los CLAP, o lle­gan una vez a la cua­res­ma. ¿Có­mo pue­de un nú­cleo fa­mi­liar es­pe­rar una bol­sa de co­mi­da ca­da 2 o 3me­ses se­gún se le an­to­je al “Co­mi­té”? Cuan­do es­ta lle­ga, es­tá abierta por­que el “vi­vo” que la dis­tri­bu­ye le ha sa­ca­do al­gún pro­duc­to pa­ra lue­go im­pu­ne­men­te ba­cha­quear­lo.

Los CLAP se han con­ver­ti­do en el me­ca­nis­mo más ineficiente y co­rrup­to de dis­tri­bu­ción de co­mi­da. Es una ex­tor­sión po­lí­ti­ca dis­cri­mi­na­ti­va que es­tá ma­tan­do de ham­bre a nues­tro pue­blo.

Ima­gí­nen­se es­ta otra perla se­ña­la­da por El ex al­cal­de de Caracas: “pa­ra abas­te­cer a la cla­se me­dia, que tie­ne me­jor po­der ad­qui­si­ti­vo, se per­mi­tió a los due­ños de ca­de­nas de su­per­mer­ca­dos pri­va­dos ex­por­tar los pro­duc­tos con sus pro­pios dó­la­res”, los cua­les com­pra­mos a pre­cio exor­bi­tan­tes en con­tra de los mi­se­ra­bles suel­dos de es­ta va­pu­lea­da cla­se.

Allí es­tá en re­su­men la po­lí­ti­ca ne­fas­ta de es­te go­bierno ham­brea­dor del pue­blo. El cual es due­ño del 70 % de las em­pre­sas de pro­duc­ción y dis­tri­bu­ción de ali­men­tos, y siem­bar­go ha­blan des­ca­ra­da­men­te de una su­pues­ta “Gue­rra eco­nó­mi­ca que no exis­te sino como ar­ti­fi­cio pa­ra se­guir ro­ban­do y sa­quean­do al país.

El pro­ble­ma de la ali­men­ta­ción en el país no es de dis­tri­bu­ción y me­nos es­ta for­ma co­rrup­ta y mal sa­na de ha­cer­lo. Es po­ner a pro­du­cir al país por los cua­tro cos­ta­dos es­ti­mu­lan­do al sec­tor agro em­pre­sa­rial e in­dus­trial. Si el país no pro­du­ce se­gui­re­mos en es­te cal­va­rio. Y la so­lu­ción es un cam­bio po­lí­ti­co de go­bierno y de su mo­de­lo eco­nó­mi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.