Heil, Trump!

Notitarde - - Opinión - Ca­ro­li­na Jai­mes Bran­ger @cjai­mesb

Mis sen­ti­mien­tos de mie­do y desa­zón con el triun­fo de Do­nald Trump los re­su­mió bri­llan­te­men­te el pe­rio­dis­ta Char­les Blow al día si­guien­te del triun­fo en un ar­tícu­lo en el New York Ti­mes. Blow di­ce que co­mo hom­bre de ne­go­cios, Do­nald Trump era un fa­ná­ti­co. Co­mo can­di­da­to, Do­nald Trump era un fa­ná­ti­co. Co­mo no­mi­na­do re­pu­bli­cano, Do­nald Trump era un fa­ná­ti­co. Y só­lo pue­de asu­mir que co­mo pre­si­den­te, Do­nald Trump tam­bién se­rá un fa­ná­ti­co.

Con­si­de­ra ade­más que es ab­so­lu­ta­men­te po­si­ble que Amé­ri­ca no lo eli­gie­ra a pe­sar de eso, sino por eso. Pien­se por un se­gun­do lo que eso sig­ni­fi­ca. Ade­más, ¿ có­mo pue­de en­ten­der­se el he­cho de que el pre­si­den­te apa­re­ció en vi­deos por­no­grá­fi­cos? ¿ Có­mo pue­de en­ten­der­se que el hom­bre que nom­bra­rá al pró­xi­mo fis­cal ge­ne­ral se ha jac­ta­do de agre­dir a las mu­je­res? ¿ Có­mo se ve­rá el lla­ma­do “a la ley y el or­den” de es­te pre­si­den­te en las “ciu­da­des del in­te­rior” en una épo­ca cuan­do las co­mu­ni­da­des mi­no­ri­ta­rias ya es­tán re­ce­lan­do de la agre­sión po­li­cial? ¿ Có­mo se en­tien­de el he­cho de que un hom­bre que ata­có a un juez fe­de­ral por su “he­ren­cia me­xi­ca­na” se­rá el mis­mo que nom­bra­rá al pró­xi­mo juez de la Cor­te Su­pre­ma y a de­ce­nas de jue­ces fe­de­ra­les?

Yo con­fie­so que com­par­to és­tas y otras preo­cu­pa­cio­nes. Vi va­rios de los ra­llies de la cam­pa­ña elec­to­ral de Trump y he que­da­do ano­na­da­da: un tri­ba­lis­mo pri­mi­ti­vo, don­de las per­so­nas pro­fe­san ab­so­lu­ta leal­tad a su pen­sa­mien­to o doc­tri­na y sen­ti­mien­tos ne­ga­ti­vos ha­cia quie­nes no per­te­ne­cen al gru­po. Co­mo los na­zis. “Él (Trump) sa­be quié­nes so­mos los “ver­da­de­ros” ame­ri­ca­nos”, di­ce uno de los par­ti­ci­pan­tes. Otra di­ce, so­bre los me­dios de co­mu­ni­ca­ción: “es­pe­ro que él cie­rre los me­dios y abra los su­yos, ten­drá se­gu­ra­men­te mi­llo­nes de per­so­nas que lo se­gui­rán” (que nos pre­gun­te a los ve­ne­zo­la­nos so­bre eso). Otra más: “él no tie­ne mie­do de “mo­vi­li­zar” a la gen­te que sa­be lo que es co­rrec­to pa­ra es­te país”. “No va­mos a acep­tar que Hi­llary ga­ne las elec­cio­nes y se sal­ga con la su­ya. Ha­brá otro ni­vel de tur­bu­len­cia, cla­ro, sin vio­len­cia, pe­ro va­mos a po­ner el país pa­tas pa´rri­ba” (¿có­mo se po­ne un país pa­tas pa´rri­ba sin vio­len­cia?)…

Un vi­deo que me es­tre­me­ció fue uno de un gru­po de red­necks - uno de ellos des­nu­do de la cin­tu­ra pa­ra arri­ba y ta­tua­do has­ta en las uñas- que le gri­ta a un gru­po de me­xi­ca­nos: “¡Fue­ra de aquí, hi­jos de p…! ¡Fue­ra de aquí, que és­te es nues­tro país! ¡So­mos los or­gu­llo­sos ver­ga­ta­rios ame­ri­ca­nos! ¡Nos “hi­cie­ron” aquí en los Es­ta­dos Uni­dos, hi­jos de p…! ¡Vá­yan­se a co­ci­nar bu­rri­tos de m…! ¡Vá­yan­se a co­ci­nar tor­ti­llas, hi­jas de p… y a cons­truir el mu­ro de m… pa­ra mí!... ¡Trump! ¡Yo amo a Trump! ¡Jó­dan­se! ¡Yo amo a mi país! ¡Yo me fo­lla­ría al me­nos a diez de us­te­des en una so­la sen­ta­da! ¡Tie­nen suer­te de que es­tán aquí es­tos po­li­cías! ¡Tie­nen suer­te, p…!

Los pa­re­ci­dos con Hitler son de­ma­sia­dos. Tie­ne ne­xos cer­ca­nos con el Ku Klux Klan. Su agre­si­va y pro­vo­ca­ti­va re­tó­ri­ca de “ha­cer a Amé­ri­ca gran­de de nue­vo” ca­ló en la ma­yo­ría de la cla­se me­dia ba­ja ame­ri­ca­na, ra­cis­ta, cla­sis­ta, in­cul­ta, ma­chis­ta (in­clu­yen­do a las mu­je­res), que en­con­tra­ron có­mo ca­na­li­zar sus re­sen­ti­mien­tos. Ade­más, con­tó con la gran­dí­si­ma ayu­da de Ja­mes Co­mey, di­rec­tor del FBI, quien “con­ve­nien­te­men­te” hi­zo una acu­sa­ción de que “nue­vos emails que in­cri­mi­na­ban a Hi­llary Clin­ton ha­bían apa­re­ci­do” pa­ra des­de­cir­se cua­tro días an­tes de las elec­cio­nes. Do­nald Trump nun­ca ha di­si­mu­la­do su racismo ni su mi­so­gi­nia. Heil, Trump! Oja­lá me equi­vo­que, por­que si no, que Dios aga­rre al mun­do con­fe­sa­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.