Una sú­per lu­na se vio en se­de de No­ti­tar­de

Fe­nó­meno se apre­ció es­te lu­nes

Notitarde - - Portada -

La be­lle­za de es­te fe­nó­meno es una evo­ca­ción a nues­tra fra­gi­li­dad co­mo una mi­nús­cu­la obra del Crea­dor.

Va­len­cia, no­viem­bre 14 (Jor­ge Pe­ña).- La no­che de es­te lu­nes la es­pe­ra­da “Sú­per lu­na” de 2016 cau­ti­vó a mi­llo­nes de ve­ne­zo­la­nos, quie­nes ele­va­ron su mi­ra­da al cie­lo noc­turno pa­ra apre­ciar al sa­té­li­te na­tu­ral del pla­ne­ta Tie­rra lo más cer­ca que po­drán ha­cer­lo du­ran­te sus vi­das, o al me­nos has­ta el 25 de no­viem­bre de 2034.

Se­gún cálcu­los de la agen­cia es­pa­cial es­ta­dou­ni­den­se NA­SA, des­de 1948 la Lu­na no se di­vi­sa­ba tan cer­ca de la Tie­rra co­mo se evi­den­ció es­te lu­nes. De he­cho, el “pe­ri­geo”, co­mo se co­no­ce el pun­to de la ór­bi­ta de ma­yor cer­ca­nía po­si­ble en­tre un as­tro con res­pec­to al cen­tro de nues­tro pla­ne­ta, se cal­cu­ló en es­ta oca­sión en 347.618,30 ki­ló­me­tros de dis­tan­cia, (unos 37.014,91 ki­ló­me­tros más cer­ca que en pro­me­dio).

Es­to per­mi­tió que mi­llo­nes de ve­ne­zo­la­nos y otros tan­tos al­re­de­dor del mun­do apre­cia­ran a la Lu­na 30% más bri­llan­te y 14% más gran­de de lo ha­bi­tual. Y fue jus­ta­men­te un día lu­nes, “día de­di­ca­do a la Lu­na” se­gún la an­ti­gua tra­di­ción ro­ma­na, el mo­men­to es­co­gi­do por la na­tu­ra­le­za pa­ra que és­ta aca­pa­ra­ra las mi­ra­das de sus pri­vi­le­gia­dos tes­ti­gos.

En re­des so­cia­les se evi­den­ció el fu­ror de la ciu­da­da­nía pa­ra con es­te fe­nó­meno na­tu­ral. Las eti­que­tas “#su­per­moon2016”, #Su­per­moon” y “su­per­lu­na”, ocu­pa­ron los pri­me­ros lu­ga­res en las ten­den­cias.

En la ciu­dad de Va­len­cia, don­de se pu­do apre­ciar el es­pec­tácu­lo ce­les­te pe­se a la ame­na­za de al­gu­nas nu­bes que tra­ta­ron de im­pe­dir­lo, la gen­te sa­có sus cá­ma­ras fo­to­grá­fi­cas y en­cua­dran­do los me­jo­res ángulos pu­die­ron guar­dar un re­cuer­do que ates­ti­gua­ra su pre­sen­cia en la “ga­la lu­nar”.

Al­gu­nos ro­mán­ti­cos apro­ve­cha­ron la oca­sión pa­ra ex­pre­sar a sus pa­re­jas sus sen­ti­mien­tos con la gran Lu­na co­mo tes­ti­go ex­cep­cio­nal, mien­tras que otros, cre­yen­tes de la ener­gía lu­nar, abrie­ron sus bra­zos pa­ra re­ci­bir la car­ga ener­gé­ti­ca que per­mi­ta re­ge­ne­rar sus espíritus con vi­ta­li­dad y po­si­ti­vis­mo.

La lu­na en to­do su es­plen­dor vis­ta des­de Va­len­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.