Cloa­cas des­bor­da­das ha­ce dos años en sec­tor 1° de Ma­yo

Notitarde - - Ciudad - Je­ni­ree Se­que­da Mo­reno pue­blo­re­dac­ción@gmail.com Twitter: @pue­blo­re­dac­cion

Más de dos años lle­va des­bor­da­ba una bo­ca de vi­si­ta ubi­ca­da en la ave­ni­da 112-C de la co­mu­ni­dad 1° de Ma­yo en la pa­rro­quia Mi­guel Pe­ña de Va­len­cia.

Uno de los prin­ci­pa­les pro­ble­mas que afec­ta a es­ta co­mu­ni­dad, es el co­lap­so de la red de aguas ser­vi­das, las cua­les bro­tan de la men­cio­na­da bo­ca de vi­si­ta ha­ce más de dos años, ori­gi­nan­do olo­res pu­tre­fac­tos que obli­gan a los ve­ci­nos a man­te­ner­se en­ce­rra­dos en sus vi­vien­das.

Ade­más, el cons­tan­te bro­te de las aguas ser­vi­das ha cau­sa­do el hun­di­mien­to de la car­pe­ta as­fál­ti­ca, lo que im­pi­de el li­bre pa­so vehi­cu­lar por la men­cio­na­da vía.

Adria­na Ili­ja, ha­bi­tan­te de la ca­sa sig­na­da con el nú­me­ro 93-T-76, es una de las más afec­ta­das con es­ta si­tua­ción, ya que su ca­sa es­tá ubi­ca­da fren­te al bro­te de las cloa­cas, por lo que ha te­ni­do que so­por­tar por mu­cho tiem­po la he­dion­dez que ema­na de las aguas ser­vi­das, ade­más de los zan­cu­dos que han pro­li­fe­ra­do en la zo­na.

De acuer­do a lo ma­ni­fes­ta­do por es­ta ha­bi­tan­te del sec­tor 1° de Ma­yo, aun­que per­ma­ne­ce la ma­yor par­te del día con puer­tas y ven­ta­nas ce­rra­das, no lo­gra evi­tar los ma­los olo­res, ya que los mis­mo sa­len por los si­fo­nes que hay den­tro de su vi­vien­da. Co­men­tó que ca­da vez que llue­ve la si­tua­ción em­peo­ra y el derrame de las aguas ser­vi­das es ma­yor.

Men­cio­nó que pe­se a los múl­ti­ples lla­ma­dos rea­li­za­dos a la em­pre­sa Hi- dro­cen­tro, no han lo­gra­do so­lu­ción a es­te gra­ve pro­ble­ma.

Afec­ta­dos por la in­se­gu­ri­dad ve­ci­nos de San­ta Ro­sa

En cons­tan­te zo­zo­bra vi­ven los ve­ci­nos del sec­tor San­ta Ro­sa, an­te los cons­tan­tes he­chos de­lic­ti­vos que se re­gis­tran en la zo­na, en la ave­ni­da 5 de Julio, en­tre ca­lles Ar­ve­lo y Bru­zual, por lo que exi­gen vi­gi­lan­cia po­li­cial.

Ma­ni­fes­ta­ron los afec­ta­dos que a dia­rio son víc­ti­mas de atra­cos cuan­do sa­len de sus vi­vien­das ha­cia sus pues­tos de tra­ba­jos y que las vi­vien­das son hur­ta­das du­ran­te el día cuan­do per­ma­ne­cen so­las, si­tua­ción que los man­tie­ne alar­ma­dos du­ran­te el día y la no­che.

Co­men­ta­ron los de­nun­cian­tes, quie­nes pre­fie­ren man­te­ner­se en ano­ni­ma­to por te­mor a re­pre­sa­lias, que ha­ce más de un año no ob­ser­van la presencia de efec­ti­vos de se­gu­ri­dad en la zo­na, ra­zón por la que se ha in­cre­men­ta­do la in­se­gu­ri­dad en la co­mu­ni­dad.

En el ol­vi­do que­dó ca­lle 74 A de co­mu­ni­dad La Con­cor­dia

Las fa­mi­lias y co­mer­cian­tes que ha­cen vi­da en la co­mu­ni­dad La Con­cor­dia, ase­gu­ran es­tar can­sa­dos de so­li­ci­tar ayu­da a los di­fe­ren­tes en­tes gu­ber­na­men­ta­les del es­ta­do pa­ra al re­cu­pe­ra­ción de la ca­lle 74 A (pa­ra­le­la a la au­to­pis­ta Sur), la cual fue “ol­vi­da­da” lue­go de tra­ba­jos que rea­li­za­ra la em­pre­sa Hi­dro­cen­tro pa­ra sus­ti­tuir la tu­be­ría de las aguas ser­vi­das ha­ce más de un año y me­dio.

Du­ran­te un re­co­rri­do rea­li­za­do por la men­cio­na­da zo­na, los ha­bi­tan­tes de­nun­cia­ron “por mi­lé­si­ma vez” el aban­dono en que se en­cuen­tra es­ta tran­si­ta­da vía que per­ma­ne­ce com­ple- ta­men­te des­tro­za­da, di­fi­cul­tan­do el pa­so vehi­cu­lar a cien­tos de con­duc­to­res que a dia­rio la uti­li­zan co­mo vía de es­ca­pe pa­ra ac­ce­der a los sec­to­res La Con­cor­dia, El Car­men y Los Sa­ma­nes. Des­ta­ca­ron los afec­ta­dos que han ago­ta­do to­das las vías po­si­bles pa­ra que es­ta im­por­tan­te vía sea re­pa­ra­da, pe­ro, al pa­re­cer, no exis­te el com­pro­mi­so ni la vo­lun­tad pa­ra ha­cer­lo.

Pos­tes a pun­to de co­lap­sar en Las Agüi­tas 2 par­te B

Ha­bi­tan­tes y miem­bros del Con­se­jo Co­mu­nal Alí Pri­me­ra, de sec­tor 2 par­te B de la co­mu­ni­dad Las Agüi­tas de­nun­cian el mal es­ta­do en que se en­cuen­tra la ma­yo­ría de los pos­tes de luz, los cua­les ase­gu­ran que es­tán a pun­to de des­plo­mar­se de­bi­do a la oxi­da­ción de sus ba­ses.

Vo­ce­ros del con­se­jo co­mu­nal, ma­ni­fes­tó que ade­más del mal es­ta­do de los pos­tes, los mi­mos se en­cuen­tran sin lu­mi­na­rias, por lo que la zo­na se con­vier­te en una ver­da­de­ra “bo­ca de lo­bo” du­ran­te las no­ches, lo que ha ori­gi­na­do el in­cre­men­to de he­chos de­lic­ti­vos en la zo­na.

Men­cio­na­ron que han so­li­ci­ta­do en di­ver­sas oca­sio­nes la sus­ti­tu­ción de los pos­tes de luz pa­ra evi­tar una tra­ge­dia, así co­mo la ins­ta­la­ción de bom­bi­llos en la co­mu­ni­dad, pe­ro no han lo­gra­do nin­gu­na res­pues­ta.

Por otro la­do, co­men­ta­ron que han so­li­ci­ta­do la en­tre­ga de al me­nos 2.500 bom­bi­llos aho­rra­do­res pa­ra lle­var a ca­bo una jor­na­da de sus­ti­tu­ción de los mis­mos ca­sa por ca­sa, pe­ro tam­po­co han ob­te­ni­do nin­gu­na res­pues­ta, ra­zón por la que exi­gen a la Al­cal­día de Los Gua­yos aten­der a las so­li­ci­tu­des rea­li­za­das cuan­to an­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.