Aguas ne­gras re­co­rren Los Na­ran­jos

La vía prin­ci­pal de la co­mu­ni­dad es una de las ar­te­rias por don­de más re­co­rre el fé­ti­do lí­qui­do

Notitarde - - Miguel Peña-rafael Urdaneta-negro Primero - Pa­ra de­nun­cias co­mu­ní­que­se a los te­lé­fo­nos: 0241-850.15.14 0241-850.15.22 Co­rreo: co­mu­ni­da­des­sur­no­ti­tar­de@gmail.com

Va­len­cia, no­viem­bre 15 ( Ana

M. Ra­mos Ló­pez).- El co­lap­so del re­co­lec­tor de aguas ne­gras ya es in­so­por­ta­ble pa­ra las fa­mi­lias que vi­ven en Los Na­ran­jos de la pa­rro­quia “Mi­guel Pe­ña”. Des­de ha­ce más de cin­co me­ses li­dian con el bro­te del fé­ti­do lí­qui­do que re­co­rre la vía prin­ci­pal de la co­mu­ni­dad.

Ese sec­tor fue fun­da­do ha­ce más de 40 años, allí vi­ven 1.700 fa­mi­lias. Li­mi­ta con las co­mu­ni­da­des San Agus­tín, Fran­cis­co de Mi­ran­da y la plaza Mo­nu­men­tal. La da­ta de la zo­na es si­mi­lar al tiem­po que tie­ne la tu­be­ría, por lo que la vi­da útil del sis­te­ma ya es­tá en de­te­rio­ro, con­si­de­ra­ron las her­ma­nas Elizabeth y Mi­re­ya Flo­res, quie­nes vi­ven fren­te a la ca­lle San Juan.

De­bi­do a que la red ca­du­có, el agua co­men­zó a sa­lir a tra­vés de una pe­que­ña tan­qui­lla del pa­tio de al­gu­nas de las vi­vien­das, co­mo le sucedió a Elizabeth y a Mi­re­ya. Du­ran­te las pre­ci­pi­ta­cio­nes sus vi­vien­das se anega­ron, si­tua­ción que obli­gó a que un in­te­gran­te de ca­da fa­mi­lia de las da­mas con­sul­ta­das “hu­ye­ra” de la ca­sa. Por su es­ta­do de sa­lud un adul­to ma­yor se mu­dó y una ma­dre se fue por­que su hi­jo re­cién na­ci­do no po­día vi­vir en esas con­di­cio­nes.

Una cua­dri­lla de la Al­cal­día de Va­len­cia vi­si­tó la co­mu­ni­dad y le re­co­men­dó a las en­tre­vis­ta­das rom­per par­te del con­cre­to que es­tá fren­te a sus ca­sas pa­ra que el agua tu­vie­se otra vía de es­ca­pe y así evi­ta­ran que es­té den­tro de las re­si­den­cias; así lo hi­cie­ron, pe­ro más allá de eso no han te­ni­do ma­yor aten­ción. Mien­tras que la ca­lle San Juan ya se ob­ser­va par­cial­men­te da­ña­da por­que la tu­be­ría tie­ne fu­gas, ex­pli­có Mi­re­ya.

So­li­ci­ta­ron a Hi­dro­cen­tro ins­pec­ción

Vio­le­ta Cue­va, miem­bro del con­se­jo co­mu­nal del sec­tor, di­jo que el 5 de ma­yo acu­dió a Hi­dro­cen­tro pa­ra so­li­ci­tar a la em­pre­sa una ins­pec­ción a fin de que ve­ri­fi­que el es­ta­do de la tu­be­ría y eva­luar las po­si­bles soluciones. Has­ta el mo­men­to so­lo se ha con­ver­sa­do so­bre la ne­ce­si­dad de per­fo­rar la ca­lle San Juan y di­se­ñar un pro­yec­to que im­pli­ca la sus­ti­tu­ción de una par­te de la red. La di­ri­gen­te ve­ci­nal reite­ró que es ur­gen­te la presencia de un in­ge­nie­ro de la es­ta­tal.

El alum­bra­do pú­bli­co tam­bién lo re­quie­ren con pron­ti­tud, ase­gu­ró Cue­va tras el au­men­to de la in­se­gu­ri­dad, por ello re­pre­sen­tan­tes del con­se­jo co­mu­nal acu­die­ron a la Al­cal­día de Va­len­cia pa­ra pe­dir la ins­ta­la­ción de bom­bi­llos; allí se les no­ti­fi­có que Cor­poe­lec es la em­pre­sa en­car­ga­da de su­mi­nis­trar­los, es por ello que so­li­ci­tó a la cor­po­ra­ción aten­der al me­nos la ca­lle El Amor. Se in­ten­tó ob­te­ner la ver­sión de Hi­dro­cen­tro, pe­ro no se lo­gró.

Ve­ci­nos es­tán obli­ga­dos a con­vi­vir con las aguas ser­vi­das que re­co­rren par­te de las ca­lles del sec­tor. La si­tua­ción se agra­va cuan­do llue­ve.

En La ca­lle San Juan ya se ob­ser­van al­gu­nos tra­mos de­te­rio­ra­dos.

Pa­ra evi­tar que el agua per­ma­nez­ca en la ca­sa rom­pie­ron la ace­ra.

El pa­tio no es una zo­na ha­bi­ta­ble en al­gu­nas ca­sas de Los Na­ran­jos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.