Co­mu­ni­dad Alí Pri­me­ra es­tá inun­da­da de aguas ne­gras

Cer­ca de 50 fa­mi­lias es­pe­ran que Hi­dro­cen­tro so­lu­cio­ne el pro­ble­ma

Notitarde - - Guacara-san Joaquín-mariara -

San Joa­quín, no­viem­bre 18 (Pe­tra Ma­ría Jiménez).- En un am­bien­te de con­ta­mi­na­ción por el des­bor­da­mien­to de las cloa­cas vi­ven fa­mi­lias de la co­mu­ni­dad Alí Pri­me­ra, de San Joa­quín, don­de 50 de ellas es­tán en al­to ries­go por es­tar ubi­ca­das a ori­llas del río Ama­ri­llo, el cual es­tá so­ca­van­do y de­rrum­ban­do par­te de las vi­vien­das.

En­tre las ca­lles San­ta Bárbara y Los Ja­bi­llos el pa­vi­men­to se es­tá hundiendo, de­bi­do al co­lap­so de las aguas ser­vi­das y con el cons­tan­te pa­so vehi­cu­lar se tor­na peor la si­tua­ción.

Nancy To­var, ha­bi­tan­te y re­pre­sen­tan­te del con­se­jo co­mu­nal Alí Pri­me­ra de San Joa­quín, de­nun­ció que lle­van más de dos años con las cloa­cas co­lap­sa­das. “He­mos bus­ca­do ayu­da con la Al­cal­día e Hi­dro­cen­tro, pe­ro lo úni­co que nos di­cen es que de­be­mos es­pe­rar por­que no tie­nen di­ne­ro”.

-Igual­men­te so­li­ci­ta­mos un ca­mión hi­dro­jet pa­ra des­ta­par las tu­be­rías, pe­ro la res­pues­ta es que de­ben cam­biar las co­ne­xio­nes, pe­ro si en dos años no han arre­gla­do el pro­ble­ma que exis­te en va­rias ca­lles, me­nos ven­drán a eje­cu­tar ese tra­ba­jo por­que no tie­nen los re­cur­sos eco­nó­mi­cos ni el ma­te­rial, re­sal­tó To­var.

Zu­nil­de Torrealba, ha­bi­tan­te de ca­lle Li­ber­tad ca­sa nú­me­ro 52, di­jo que hay gu­sa­nos y con­ta­mi­na­ción pa­re­ja, por­que las aguas pu­tre­fac­tas es­tán es­tan­ca­das en el pa­tio de su ca­sa. “In­clu­so te­ne­mos sar­na por­que son dos años con los ex­cre­men­tos y ma­los olo­res per­ju­di­can­do nues­tra sa­lud, al igual que otros ve­ci­nos que tie­nen la mis­ma si­tua­ción”.

Héc­tor Gómez, otro de los re­pre­sen­tan­tes del con­se­jo co­mu­nal de Alí Pri­me­ra, hi­zo un lla­ma­do a las ins­ti­tu­cio­nes so­bre to­do a Hi­dro­cen­tro, al cual con­si­de­ra el más irres­pon­sa­ble, por­que el al­cal­de de San Joa­quín es­tá dis­pues­to a co­la­bo­rar con una re­tro­ex­ca­va­do­ra pa­ra que la hi­dro­ló­gi­ca co­lo­que los tu­bos pa­ra rea­li­zar el res­pec­ti­vo tra­ba­jo.

Al­re­de­dor de cin­co vi­vien­das es­tán inun­da­das de las aguas ne­gras, en­fer­man­do a ni­ños y adul­tos, por­que han co­lap­sa­do las tu­be­rías.

“Es­pe­ra­mos que los or­ga­nis­mos com­pe­ten­tes se abo­quen a es­ta pro­ble­má­ti­ca que es­tá afec­tan­do la sa­lud y ca­li­dad de vi­da de va­rias fa­mi­lias en Alí Pri­me­ra”.

Ha­ce dos años, di­jo Gómez, abrie­ron un crá­ter en la ca­lle Li­ber­tad pa­ra la re­pa­ra­ción de las cloa­cas lo cual no hi­cie­ron y has­ta aho­ra no han vuel­to, “mien­tras que los ve­ci­nos so­mos quie­nes su­fri­mos por la con­ta­mi­na­ción”.

Reite­ró que la em­pre­sa hi­dro­ló­gi­ca ale­ga que no tiene cua­dri­llas, ma­te­rial y mu­cho me­nos pre­su­pues­to. El tiem­po pa­sa y el de­te­rio­ro es ma­yor.

Fa­mi­lias en al­to ries­go

Nancy To­var de­nun­ció que otros de los gra­ves pro­ble­mas que exis­te en la co­mu­ni­dad, es el al­to ries­go de al me­nos 50 fa­mi­lias en la ca­lle Los Ja­bi­llos y Mos­cú que tie­nen sus vi­vien­das a ori­llas del río Ama­ri­llo.

El cau­ce ha ve­ni­do so­ca­van­do des­de ha­ce 20 años apro­xi­ma­da­men­te y de­rrum­ban­do po­co a po­co el te­rreno de las ca­sas. Mu­chas fa­mi­lias han te­ni­do que aban­do­nar­las e ir­se arri­ma­das o al­qui­la­das.

Otras que no tie­nen a don­de ir se man­tie­nen en el lu­gar, pi­dién­do­le a Dios que los pro­te­ja por­que de un mo­men­to a otro po­drían de­rrum­bar­se las ca­sas. Son fa­mi­lias con ni­ños pe­que­ños, ma­dres sol­te­ras que no tie­nen me­dios eco­nó­mi­cos pa­ra com­prar una vi­vien­da.

Lle­van años so­li­ci­tan­do re­ubi­ca­ción

Du­ran­te es­tos años han so­li­ci­ta­do la re­ubi­ca­ción a los or­ga­nis­mos com­pe­ten­tes, pe­ro no han te­ni­do suer­te. “Des­de que el pre­si­den­te Hu­go Chá­vez ini­ció el plan de vi­vien­das nos in­for­ma­ron que se­ria­mos be­ne­fi­cia­dos, pe­ro to­do se vol­vió pu­ras men­ti­ras, por­que has­ta aho­ra no he­mos re­ci­bi­do na­da”.

-Yo mis­ma soy una de las afec­ta­das, tu­ve que sa­lir ha­ce ocho años por­que mi vi­vien­da se es­ta­ba ca­yen­do y no tu­ve nin­gu­na res-

Nancy To­var Al­re­de­dor de cin­co fa­mi­lias tie­nen den­tro de sus ca­sas las aguas ser­vi­das, que les han oca­sio­na­do en­fer­me­da­des a ni­ños y adul­tos. Hi­dro­cen­tro tiene que bus­car una res­pues­ta in­me­dia­ta por­que es­tá en ries­go la sa­lud de mu­chos y a pe­sar de ha­ber so­li­ci­ta­do ayu­da a los en­tes, no ha­cen na­da por re­sol­ver”.

pues­ta, hoy día ocu­po la se­de de la ca­sa co­mu­nal, es­pe­ran­do que me asig­nen un te­cho pro­pio y se­gu­ro, di­jo Nancy To­var.

En cuan­to al ries­go de las fa­mi­lias ubi­ca­das a ori­llas del río, el con­se­jo co­mu­nal so­li­ci­tó a los or­ga­nis­mos abo­car­se cuan­do an­tes por­que las 50 fa­mi­lias vi­ven en cons­tan­te zo­zo­bra. “Cuan­do llue­ve no pue­den ni dor­mir por te­mor a que sus ca­sas se ven­gan aba­jo, es ho­ra de ac­tuar pa­ra bus­car­les un te­cho se­gu­ro”, se­ña­la­ron.

Hi­dro­cen­tro sin res­pon­der

Pa­ra cons­ta­tar la in­for­ma­ción se lla­mó a Hi­dro­cen­tro en reite­ra­das opor­tu­ni­da­des y así po­der co­no­cer a tra­vés de ellos que so­lu­ción tie­nen pa­ra es­ta co­mu­ni­dad, sin em­bar­go fue im­po­si­ble la co­mu­ni­ca­ción.

Por de­rrum­be de los te­rre­nos va­rias vi­vien­das ubi­ca­das a ori­llas del río es­tán en al­to ries­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.