¡Me­di­ci­nas ya!

Notitarde - - Opinión - Ju­lio Bor­ges bor­ges­ju­lio2015@gmail.com

La se­ma­na pa­sa­da asis­ti­mos a la Nun­cia­tu­ra Apos­tó­li­ca de la San­ta Se­de en Ve­ne­zue­la pa­ra ma­ni­fes­tar la ne­ce­si­dad de que se cum­plan los acuer­dos a los que se ha lle­ga­do en la me­sa de con­ver­sa­cio­nes pa­ra per­mi­tir el in­gre­so de ayu­da hu­ma­ni­ta­ria de me­di­ca­men­tos al país. Durante es­te pe­río­do le­gis­la­ti­vo, he­mos apro­ba­do cua­tro acuer­dos re­fe­ren­tes a la cri­sis de sa­lud, con­tan­do en­tre ellos el acuer­do don­de la Asam­blea Na­cio­nal de­cla­ra la Emer­gen­cia Hu­ma­ni­ta­ria en Sa­lud. En vis­ta de la po­ca dis­po­si­ción del Go­bierno Na­cio­nal de asu­mir la si­tua­ción, fue apro­ba­da en Se­sión Or­di­na­ria la Ley Es­pe­cial pa­ra Aten­der la Cri­sis Na­cio­nal en Sa­lud, y se es­ta­ble­cie­ron pa­rá­me­tros cla­ros pa­ra la so­li­ci­tud de la Ayu­da Hu­ma­ni­ta­ria, que pa­ra el mo­men­to, más de una de­ce­na de paí­ses y or­ga­ni­za­cio­nes mul­ti­la­te­ra­les ha­bían mos­tra­do dis­po­si­ción de otor­gar a Ve­ne­zue­la.

En res­pues­ta a di­cha Ley, el Tri­bu­nal Su­pre­mo de Jus­ti­cia la sen­ten­ció in­cons­ti­tu­cio­nal, de­ján­do­la sin va­li­dez. Sin em­bar­go, la cri­sis, en el trans­cur­so del año, no ha he­cho sino agra­var­se pro­gre­si­va­men­te.

Ac­tual­men­te el 90% de los equi­pos de ma­mo­gra­fía a ni­vel na­cio­nal se en­cuen­tran inope­ra­ti- vos por fal­ta de re­pues­tos y exis­te apro­xi­ma­da­men­te 80% de es­ca­sez en in­su­mos mé­di­co-qui­rúr­gi­cos. Ade­más, más del 40% de los pa­be­llo­nes a ni­vel na­cio­nal y más del 35% de las ca­mas de hos­pi­ta­li­za­ción, en el ser­vi­cio pú­bli­co de sa­lud, se en­cuen­tran inope­ra­ti­vas. Ac­tual­men­te no cir­cu­la en Ve­ne­zue­la el Bo­le­tín Epi­de­mio­ló­gi­co, tan im­por­tan­te en mo­men­tos como el que vi­vi­mos ac­tual­men­te con la reapa­ri­ción de en­fer­me­da­des que ha­bían si­do con­tro­la­das ha­ce va­rias dé­ca­das como la Ma­la­ria y la Dif­te­ria. Hoy la reali­dad de Ve­ne­zue­la es que los pacientes, y en par­ti­cu­lar los que su­fren en­fer­me­da­des cró­ni­cas, no en­cuen­tran sus me­di­ca­men­tos y es­to ha lle­va­do a un de­te­rio­ro im­por­tan­te de su ca­li­dad de vi­da. e in­clu­so, a mu­chos has­ta la muerte.

Es por ello que ra­ti­fi­can­do a nues­tro com­pro­mi­so con to­dos los ve­ne­zo­la­nos pe­di­mos a El Va­ti­cano que la ayu­da in­ter­na­cio­nal en ma­te­ria de sa­lud se con­vier­ta en una prio­ri­dad en el pro­ce­so de ne­go­cia­ción y diá­lo­go en­tre los dis­tin­tos ac­to­res po­lí­ti­cos del país; pa­ra que po­da­mos dis­mi­nuir la gra­ve es­ca­sez de me­di­ca­men­tos y ma­te­rial mé­di­co-qui­rúr­gi­co que exis­te en el país.

He­mos rea­li­za­do así los si­guien­tes plan­tea­mien­tos:

1. Pro­po­ne­mos a la OEA como vee­dor de trans­pa­ren­cia y coor­di­na­dor de las Ayu­da Hu­ma­ni­ta­ria

2. Per­mi­tir y apo­yar in­gre­so de me­di­ci­nas con la Red CA­RI­TAS de la Igle­sia Ca­tó­li­ca ve­ne­zo­la­na ya que es una red na­cio­nal efec­ti­va y trans­pa­ren­te.

3. Apo­yar la en­tra­da de Mé­di­cos Sin Fron­te­ras pa­ra el ma­ne­jo las epi­de­mias es­pe­cial­men­te Ma­la­ria y dif­te­ria.

4. Per­mi­tir a la em­ba­ja­da de Alemania el pa­dri­naz­go de in­su­mos pa­ra el Hos­pi­tal Pe­diá­tri­co JM De los Ríos.

5. Aper­tu­ra a las ayu­das vo­lun­ta­rias de ONG, per­so­nas e ins­ti­tu­cio­nes en el ex­te­rior.

De­be­mos ele­var nues­tra voz, pa­ra que el mun­do, los me­dia­do­res y en es­pe­cial es­te go­bierno co­rrup­to, de­ci­di­do a sus­pen­der la de­mo­cra­cia “has­ta nue­vo avi­so”, se­pa cual es la gran de­man­da del pue­blo ve­ne­zo­lano: ¡ Que­re­mos sa­nar, que­re­mos pro­gre­sar y que­re­mos vo­tar pa­ra cam­biar es­ta reali­dad!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.