Ca­lle Ma­dei­ra de La Cu­ma­ca ha si­do to­ma­da co­mo bo­ta­de­ro

Cua­dri­llas de Al­cal­día de San Die­go cons­tan­te­men­te la sa­nean

Notitarde - - Naguanagua-la Entrada-san Diego -

San Die­go, noviembre 22 ( Ma­ría Ga­brie­la Va­le­ro P.).- Cua­dri­llas del Ins­ti­tu­to Au­tó­no­mo de Fun­ción, Man­te­ni­mien­to y Con­ser­va­ción Ur­ba­na y Am­bien­tal del mu­ni­ci­pio San Die­go (IAM Fum­co­san­di), rea­li­za­ron la­bo­res de lim­pie­za en la ca­lle Ma­dei­ra, ubi­ca­da en el sec­tor La Cu­ma­ca, de la re­fe­ri­da lo­ca­li­dad.

Los tra­ba­jos de re­co­lec­ción de desechos son lle­va­dos a ca­bo cons­tan­te­men­te por la Al­cal­día, sin em­bar­go, en oca­sio­nes la po­ca co­la­bo­ra­ción pres­ta­da por re­si­den­tes de los ur­ba­nis­mos ale­da­ños a es­ta ave­ni­da y por per­so­nas de otros sec­to­res, al desechar bol­sas de ba­su­ra y es­com­bros a ori­llas de la via­li­dad, han pro­vo­ca­do la in­ten­si­fi­ca­ción de di­chos ope­ra­ti­vos.

Du­ran­te un re­co­rri­do efec­tua­do por el equi­po de pren­sa de es­te im­pre­so en días pa­sa­dos por el sec­tor, se pu­do cons­ta­tar que a lo lar­go de la vía es­ta­ban dis­pues­tas bol­sas de ba­su­ra, lo que de­jó en cla­ro que es­tos es­pa­cios han si­do uti­li­za­dos co­mo de­pó­si­tos de desechos só­li­dos por per­so­nas ines­cru­pu­lo­sas, quie­nes en ho­ras de la no­che o in­clu­si­ve a ple­na luz del día co­lo­can cual­quier ti­po de desecho.

Se tra­ta de un es­pa­cio que com­par­ten dis­tin­tos ur­ba­nis­mos de la zo­na, ya que es­ta vía es la que los con­du­ce ha­cia sus ho­ga­res, de allí que la preo­cu­pa­ción por par­te del en­te mu­ni­ci­pal es­té orien­ta­da a pre­ve­nir al­gún ti­po de en­fer­me­dad cau­sa­da por la aglo­me­ra­ción de ba­su­ra que ade­más atrae a in­sec­tos y roe­do­res, los cua­les pu­die­ran pe­ne­trar a los ho­ga­res y crear fo­cos de con­ta­mi­na­ción.

Mar­tín Bo­lí­var, quien re­si­de en el pue­blo de San Die­go y asi­dua­men­te tran­si­ta por la re­fe­ri­da ave­ni­da, ma­ni­fes­tó que en oca­sio­nes se man­tie­ne des­pe­ja­da de ba­su­ra, pe­ro que hay fe­chas en las que las can­ti­da­des de ba­su­ra son preo­cu­pan­tes. “Aun­que hay va­rios car­te­les de no bo­tar ba­su­ra, la gen­te no les ha­ce ca­so y de­jan sus bol­sas aquí, sin im­por­tar­les que con­ta­mi­nan en es­pa­cio, lo afean y ade­más per­ju­di­can a los ve­ci­nos de por aquí”, ex­pre­só.

A su jui­cio, es ne­ce­sa­ria la pre­sen­cia de las cua­dri­llas de man­te­ni­mien­to de la Al­cal­día, pe­ro ase­gu­ró que tam­bién es ne­ce­sa­rio que la co­mu­ni­dad apren­da a cui­dar y man­te­ner los es­pa­cios co­mu­nes sa­nos y lim­pios. Du­ran­te la jor­na­da de re­co­lec­ción de desechos, las cua­dri­llas de IAM Fum­co­san­di re­co­gie­ron bol­sas lle­nas de desechos y ba­su­ra re­ga­da, ya que mu­chas ya es­ta­ban ro­tas, es­com­bros y has­ta ani­ma­les muer­tos.

De allí que la Al­cal­día y ve­ci­nos de la mis­ma co­mu­ni­dad in­sis­tan en el lla­ma­do de con­cien­cia pa­ra evi­tar que es­ta prác­ti­ca in­de­bi­da co­mo lo es arro­jar desechos en áreas no dis­pues­tas pa­ra tal fin con­ti­núe.

Du­ran­te el re­co­rri­do tam­bién se pu­do vi­sua­li­zar que exis­ten tra­mos de la vía que ne­ce­si­tan de ba­cheo, tal es el ca­so del que es­tá más pró­xi­mo a la en­tra­da al club.

Los tra­ba­ja­do­res re­co­gie­ron gran can­ti­dad de ba­su­ra y de es­com­bros que se ha­lla­ban a ori­llas de la ca­rre­te­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.