Política con más in­te­li­gen­cia

Notitarde - - 6/opinión - Mi­guel An­to­nio Pa­rra Gi­mé­nez mi­guel­pa­rra@mi­guel­pa­rra.com @mi­guel­pa­rrag

Creo que fue a Henry Ra­mos que se le oyó de­cir que “la Política se ha­ce con in­te­li­gen­cia y no con las en­do­cri­nas” y es lo más acer­ta­do que he po­di­do oír en los úl­ti­mos tiem­pos. En los ac­tua­les mo­men­tos del “Diá­lo­go”, es cuan­do más de­be­mos te­ner en cuen­ta es­to, ya que en el es­ce­na­rio que se nos pre­sen­ta, el ofi­cia­lis­mo es­tán de­mos­tran­do que ma­ne­ja más es­ta con­di­ción que la opo­si­ción, la cual que se de­ja pre­sio­nar e in­fluen­ciar por esos que se han he­cho ex­per­tos del te­cla­do.

Al pa­re­cer, quie­nes es­tán aten­tos a la si­tua­ción del país y trans­mi­ten sus opi­nio­nes a tra­vés de las re­des, no se dan cuen­ta que con la ap­ti­tud ne­ga­to­ria al ele­men­to fun­da­men­tal de to­da ac­ción go­bierno- opo­si­ción co­mo lo es la dia­lo­gar, apues­tan a que au­men­te la po­la­ri­za­ción ha­cia los ex­tre­mos que a ca­da uno le con­vie­ne, im­pi­dien­do de es­ta for­ma lle­gar a acuer­dos con­cre­tos que fa­vo­rez­can a la gen­te, por lo que se ve, lo que es­tá en jue­go es que Ma­du­ro no quie­re en­tre­gar el po­der y la opo­si­ción quie­re que es­te se va­ya.

El go­bierno que es una suer­te de aso­cia­dos del mal, jue­ga, gol­pea con la de­re­cha y la iz­quier­da, sin guar­dar la de­bi­da pru­den­cia y res­pe­to al he­cho de que exis­te una me­sa de ne­go­cia­ción, to­do ba­jo un mis­mo guión y di­rec­ción. La opo­si­ción por el con­tra­rio no lo­gra con­tro­lar las ten­ta­cio­nes de lo irra­cio­nal que obe­de­cen a ho­jas de ru­tas dis­tin­tas y no sa­ben ac­tuar con pru­den­cia. Exis­te un pro­ta­go­nis­mo va­rio­pin­to que pue­de ter­mi­nar con la uni­dad, ya que reac­cio­na a la primera y al pa­re­cer no con­cre­tan una di­rec­ción.

Mien­tras tan­to, pa­ra el ve­ne­zo­lano de a pie, el “Diá­lo­go” en Ve­ne­zue­la no le es­tá dan­do re­sul­ta­do in­me­dia­to, no re­suel­ve su pro­ble­ma eco­nó­mi­co y mu­chos me­nos el so­cial. Los anaque­les en al­gu­nas ciu­da­des se es­tán em­pe­zan­do a ver abas­te­ci­dos pe­ro a unos pre­cios inal­can­za­bles pa­ra la gen­te, la ca­nas­ta ali­men­ta­ria fa­mi­liar se­gún el Cen­das-FMV se ubi­có a la fe­cha en Bs, 429.626, por lo que una fa­mi­lia de cin­co miem­bros ne­ce­si­ta el in­gre­so de 19 sa­la­rios mí­ni­mo por ca­da uno de sus in­te­gran­tes, y así po­der ad­qui­rir los bie­nes. Igual­men­te se re­quie­re de Bs. 14.300,00 dia­rios pa­ra ad­qui­rir los ali­men­tos bá­si­cos de esa fa- mi­lia. El go­bierno en ma­te­ria de abas­te­ci­mien­to de ali­men­tos ha pa­sa­do del So­cia­lis­mo del Si­glo XXI al Ca­pi­ta­lis­mo más sal­va­je de nues­tra his­to­ria.

El go­bierno de Ma­du­ro des­de que el ba­rril de pe­tró­leo ba­jo de pre­cio, man­tie­ne la cam­pa­ña so­bre “boi­cot eco­nó­mi­co o gue­rra eco­nó­mi­ca” pa­ra jus­ti­fi­car sus desa­cer­ta­das me­di­das to­ma­das en nom­bre de la re­vo­lu­ción so­cia­lis­ta, gue­rra fic­ti­cia por lo de­más que has­ta aho­ra no ha po­di­do ga­nar ni en la som­bra. Ade­más no re­suel­ve ni si­quie­ra a la pe­ti­ción de ayu­da hu­ma­ni­ta­ria o canal hu­ma­ni­ta­rio que per­mi­ti­rá el in­gre­so de me­di­ci­nas y ali­men­tos pa­ra los más ne­ce­si­ta­dos, cues­tión in­clu­so que es de sim­ple hu­ma­ni­dad y no re­que­ri­ría ser con­si­de­ra­do co­mo te­ma en el “Diá­lo­go”, es­tos de­ta­lles de­jan sin es­pe­ran­zas al ve­ne­zo­lano co­mún, no po­li­ti­za­do, so­bre pa­ra que nos sir­ve el “Diá­lo­go”, por lo que na­da arri­ma ni al go­bierno ni a la opo­si­ción.

Los ve­ne­zo­la­nos as­pi­ran a que el “Diá­lo­go” ten­ga éxi­to, es­ta es la úl­ti­ma es­pe­ran­za si que­re­mos lo­grar la paz, por lo que se re­quie­ren ac­to­res que se­pan ha­cer política con más in­te­li­gen­cia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.