“El ba­bo del IMA” ate­mo­ri­za en El Por­tal II

Notitarde - - Ciudad - Pa­ra de­nun­cias, co­mu­ní­que­se a los te­lé­fo­nos: 0241.850.15.14 0241.850.15.22 Co­rreo: co­mu­ni­da­des­sur­no­ti­tar­de@gmail.com

Va­len­cia, no­viem­bre 23 (Daniel Ji­mé­nez).- Una ex­tra­ña es­pe­cie ani­mal que se ocul­ta en­tre la ma­le­za y aguas ne­gras es­tan­ca­das en la ca­nal que ro­dea El Por­tal II de la pa­rro­quia “Ra­fael Ur­da­ne­ta”, man­tie­ne ate­rro­ri­za­dos a los ve­ci­nos del ur­ba­nis­mo, quie­nes res­pon­sa­bi­li­zan al Ins­ti­tu­to Mu­ni­ci­pal del Am­bien­te (IMA) por no aten­der sus so­li­ci­tu­des de lim­pie­za en la zo­na.

El mo­men­to de ma­yor ten­sión lle­ga cuan­do los ni­ños del sec­tor sa­len de sus ca­sas pa­ra el co­le­gio con la in­cer­ti­dum­bre de lle­gar a ser ata­ca­dos por el rep­til; los adul­tos tam­po­co es­ca­pan del pa­vor que afec­ta su tran­qui­li­dad so­bre to­do cuan­do se re­bo­sa el ca­ño en tiem­pos de llu­vias.

“Pa­ra mí, ese es un cai­mán. Al­gu­nos di­cen que es otra co­sa. Él sa­le siem­pre cuan­do llue­ve y se des­bor­da la ca­nal, no­so­tros le de­ci­mos la Mas­co­ta o el Ba­bo del IMA, por­que por cul­pa de ellos es que hay tan­tos ani­ma­les ra­ros aquí”, ex­pre­só Au­ra Ra­mos, ve­ci­na del lu­gar.

Por la con­di­ción de­plo­ra­ble del con­duc­to los ve­ci­nos se­ña­la­ron que en va­rias opor­tu­ni­da­des se han en­con­tra­do ser­pien­tes ve­ne­no­sas y otros ti­pos de ani­ma­les ras­tre­ros den­tro de sus ca­sas que son re­pe­li­dos con ga­soil y creo­li­na du­ran­te el día, es­pe­cial­men­te en las vi­vien­das que se en­cuen­tran frente al ca­ño.

Pe­se al tra­ba­jo de au­to­ges­tión que rea­li­zan re­si­den­tes del ur­ba­nis­mo pa­ra evi­tar la con­ta­mi­na­ción en el lu­gar y la pro­li­fe­ra­ción de mos­qui­tos a cier­tas ho­ras, és­te no es su­fi­cien­te por no con­tar con las he­rra­mien­tas y ma­qui­na­rias ne­ce­sa­rias pa­ra sa­near en su to­ta­li­dad la ca­nal.

“Des­pués de las 6:00 de la tar­de no­so­tros he­mos te­ni­do que res­guar­dar­nos por­que la can­ti­dad de zan­cu­dos que sa­len no es nor­mal, te­ne­mos que que­mar car­to­nes de hue­vos pa­ra tra­tar de ais­lar­los. Aquí ha ha­bi­do ca­sos de den­gue, zi­ka y chi­kun­gun­ya por tan­tos in­sec­tos en el am­bien­te”, ma­ni­fes­tó Pa­blo Rei­na, vo­ce­ro del con­se­jo co­mu­nal del sec­tor.

Los afec­ta­dos con­si­de­ran que la Al­cal­día de Va­len­cia los ha de­ja­do aban­do­na­dos co­mo co­mu­ni­dad des­de ma­yo 2015, fe­cha en la que fue con­sig­na­do por pri­me­ra vez un in­for­me por el con­se­jo co­mu­nal pa­ra que se aten­die­ra la so­li­ci­tud de la lim­pie­za del con­duc­to, la re­co­lec­ción de ba­su­ra, el ser­vi­cio de alum­bra­do pú­bli­co y la reha­bi­li­ta­ción de las ca­lles que des­de ha­ce años se en­cuen­tran de­te­rio­ra­das.

Tam­bién de­nun­cia­ron que des­de ha­ce ocho me­ses se par­tió una tu­be­ría de aguas blan­cas que pro­du­jo la aber­tu­ra de un hue­co de apro­xi­ma­da­men­te 2 metros de pro­fun­di­dad. No­so­tros hi­ci­mos la so­li­ci­tud a Fun­val (Fun­da­ción pa­ra el Me­jo­ra­mien­to In­dus­trial y Sa­ni­ta­rio de Va­len­cia), pe­ro has­ta aho­ra no nos han ve­ni­do a ayu­dar”, di­jo.

Lo re­la­cio­na­do con el ser­vi­cio de agua en El Por­tal II le co­rres­pon­de a Agroin­dus­trial El Re­creo, em­pre­sa pri­va­da a la cual los ve­ci­nos tam­bién le han exi­gi­do res­ti­tuir el vi­tal lí­qui­do con el que no cuen­tan des­de ha­ce un par de se­ma­nas por la fal­ta de bom­bas sub­te­rrá­neas que se da­ña­ron.

Es­ta si­tua­ción ha obli­ga­do a fa­mi­lias de la co­mu­ni­dad a com­prar agua a cho­fe­res de ca­mio­nes cis­ter­nas en 2 mil 500 bo­lí­va­res por tan­que de 900 li­tros que so­lo du­ran dos días a al­gu­nas fa­mi­lias.

Re­si­den­tes de la zo­na pien­san que la tar­dan­za de la em­pre­sa en re­sol­ver el pro­ble­ma de agua es por cau­sa de mo­ro­si­dad del ser­vi­cio en la que han in­cu­rri­do al­gu­nos ve­ci­nos, “pe­ro es­to in­jus­to”, di­jo Mer­ce­des Nú­ñez, ha­bi­tan­te de El Por­tal des­de su fun­da­ción, quien ase­gu­ró que la ma­yo­ría es­tá sol­ven­te.

Las ca­lles de es­te sec­tor son in­tran­si­ta­bles, a raíz de las tu­be­rías ro­tas se han de­te­rio­ra­do más, so­bre to­do las ave­ni­das prin­ci­pa­les. Se han ol­vi­da­do de no­so­tros. El Por­tal tie­ne años que no lo vi­si­ta nin­gu­na au­to­ri­dad, pe­se a nues­tras de­man­das ”.

En ca­da ca­sa de es­ta ur­ba­ni­za­ción de­be­mos pa­gar 200 bo­lí­va­res dos ve­ces por se­ma­na pa­ra que el aseo ur­bano se lle­ve la ba­su­ra, y ni ha­blar del ser­vi­cio eléc­tri­co, de no­che es­to es una bo­ca de lo­bo por don­de ca­mi­nes”. Mer­ce­des Nú­ñez Car­men Na­vas

Ve­ci­nos ase­gu­ran en­con­trar ser­pien­tes y otras es­pe­cies cuan­do re­bo­sa la ca­nal en tiem­pos de llu­via.

El ex­tra­ño rep­til se ocul­ta en­tre la ma­le­za y el agua es­tan­ca­da de la ca­nal.

Afec­ta­dos de­man­dan me­jo­ras en ser­vi­cios de agua, via­li­dad y alum­bra­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.