Sis­mo de 6,1 gra­dos sin aler­ta de tsu­na­mi en el nor­des­te de Ja­pón

No se re­por­ta­ron da­ños ni he­ri­dos

Notitarde - - Internacional -

To­kio, no­viem­bre 23 (EFE).El nor­des­te de Ja­pón re­gis­tró ayer un fuer­te tem­blor de 6,1 gra­dos en la es­ca­la de Rich­ter que no ac­ti­vó aler­ta de tsu­na­mi y que su­po­ne la ré­pli­ca más fuer­te has­ta la fe­cha del te­rre­mo­to de 7,4 que gol­peó la zo­na el mar­tes y re­cor­dó la tra­ge­dia de 2011 pro­vo­can­do olas de más de un me­tro.

El tem­blor de ayer ocu­rrió a las 06.23 ho­ra lo­cal (22.23 GMT del miér­co­les) y su hi­po­cen­tro fue “po­co pro­fun­do”, se­gún la Agen­cia Me­teo­ro­ló­gi­ca de Ja­pón (JMA).

El epi­cen­tro, en el mar, se si­tuó muy cer­ca de don­de el mar­tes se re­gis­tró el te­rre­mo­to de 7,4 gra­dos de mag­ni­tud, a unos 50 ki­ló­me­tros de la lo­ca­li­dad cos­te­ra de Iwa­ki, en la pre­fec­tu­ra de Fu­kus­hi­ma.

El tem­blor de ayer al­can­zó en va­rios mu­ni­ci­pios de es­ta pre­fec­tu­ra el ni­vel 4 en la es­ca­la ja­po­ne­sa ce­rra­da de 7, que se cen­tra más en las zo­nas afec­ta­das que en la in­ten­si­dad del tem­blor. Ni las au­to­ri­da­des ni la JMA in­for­ma­ron de da­ños o he­ri­dos de gra­ve­dad.

Las cer­ca­nas cen­tra­les nu­clea­res de Fu­kus­hi­ma Dai­chi, es­ce­na­rio del peor ac­ci­den­te nu­clear en años tras ser gol­pea­da por el te­rre­mo­to y tsu­na­mi que arra­só es­ta mis­ma re­gión en 2011, y Fu­kus­hi­ma Dai­ni no su­frie­ron pro­ble­mas de nin­gún ti­po.

La se­gun­da de las plan­tas re­gis­tró con el tem­blor del pa­sa­do mar­tes un fa­llo mo­men­tá­neo en uno de sus sis­te­mas de re­fri­ge­ra­ción que fue fi­nal­men­te so­lu­cio­na­do en me­nos de dos ho­ras.

El seís­mo del mar­tes pro­vo­có una subida del mar de has­ta 1,40 metros, el ni­vel más al­to que ha vis­to el país des­de el de­vas­ta­dor tsu­na­mi de 2011 que de­jó más de 18.000 muer­tos y des­apa­re­ci­dos y pro­vo­có en la cen­tral de Fu­kus­hi­ma el peor desas­tre nu­clear des­de el de Cher­nó­bil.

Ja­pón se asien­ta so­bre el lla­ma­do ani­llo de fue­go, una de las zo­nas sís­mi­cas más ac­ti­vas del mun­do, y su­fre te­rre­mo­tos con re­la­ti­va fre­cuen­cia, por lo que las in­fraes­truc­tu­ras es­tán di­se­ña­das pa­ra aguan­tar los tem­blo­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.