Henry se re­en­cuen­tra con Ca­ra­bo­bo

Notitarde - - Ciudad - Ru­bén Li­mas Te­lles

Hoy la no­ti­cia en Ca­ra­bo­bo es la agen­da de ca­lle que Henry Ra­mos Allup cu­mp­le en el es­ta­do. El ma­si­vo y en­ri­que­ce­dor encuentro con los es­tu­dian­tes, el es­truen­do­so res­pal­do de los por­te­ños en La Be­li­sa y la re­cep­ti­vi­dad en­tu­sias­ta que se­gu­ro le pon­drá hoy los asis­ten­tes a La Isa­be­li­ca a par­tir de las 10 a.m., y del pue­blo de Mon­tal­bán mar­can el pa­so de un só­li­do li­de­raz­go po­lí­ti­co que lle­gó pa­ra ha­cer his­to­ria.

Quie­nes he­mos tra­ba­ja­do jun­to a él du­ran­te años co­no­ce­mos el tem­ple, la ver­ti­ca­li­dad de prin­ci­pios de Henry Ra­mos Allup, aho­ra el pue­blo ca­ra­bo­be­ño re­ci­be a su hi­jo pa­ra res­pal­dar su ca­mino a la más al­ta re­spon­sa­bi­li­dad po­lí­ti­ca. Su ex­pe­rien­cia se­rá cla­ve pa­ra res­ti­tuir la de­mo­cra­cia y reconciliar a los ve­ne­zo­la­nos.

Tal fue el re­vue­lo pro­vo­ca­do por la pre­sen­cia del Pre­si­den­te de la Asam­blea Na­cio­nal en Ca­ra­bo­bo que Fran­cis­co Ame­liach se ocu­pó de él, in­ten­ta­do crear fric­cio­nes y di­vi­dir pe­ro no lo lo­gró. La gen­te ha sa­li­do a res­pal­dar a Henry por­que sa­ben de su ex­per­ti­cia po­lí­ti­ca.

Afir­mó el ciu­da­dano go­ber­na­dor que “Ra­mos Allup es res­pon­sa­ble de que la MUD se man­ten­ga en el diá­lo­go (...) por ser el di­ri­gen­te con ma­yor ex­pe­rien­cia y tra­yec­to­ria po­lí­ti­ca”. Lo ha­ce con ma­li­cia pa­ra crear ron­cha por­que to­dos sa­be­mos que diá­lo­go sin re­sul­ta­dos no va pa­ra nin­gu­na par­te. Es una se­ñal más de ha­cia dón­de van los ti­ros.

La fra­se más es­cu­cha­da en es­tas jor­na­das de pro­fun­da ener­gía po­pu­lar y cí­vi­ca es: “Si Hay Fu­tu­ro” y con ra­zón. El pue­blo sa­be que Ve­ne­zue­la y su de­mo­cra­cia cons­trui­da con mu­cho sa­cri­fi­cio no se­rá des­trui­da por el mi­li­ta­ris­mo re­tró­gra­do, ni por el fra­ca­so eco­nó­mi­co al que nos con­du­jo; al con­tra­rio, en es­tas ho­ras os­cu­ras Henry nos con­vo­ca a la uni­dad na­cio­nal y a sa­car lo me­jor de ca­da uno de no­so­tros pa­ra sa­lir de es­te te­ne­bro­so pre­sen­te a un fu­tu­ro a la al­tu­ra de nues­tros sue­ños.

La voz de Henry re­tum­ba en el co­ra­zón de sus pai­sa­nos. Nos lla­ma a la es­pe­ran­za, a res­ti­tuir nues­tro fer­vor na­cio­nal, a com­pro­me­ter­nos ci­vi­ca­men­te a re­fun­dar las ba­ses de nues­tra de­mo­cra­cia y es­pan­tar los nu­ba­rro­nes au­to­ri­ta­rios con mo­vi­li­za­ción po­pu­lar. Ve­ne­zue­la y Ca­ra­bo­bo tie­nen un fu­tu­ro pro­mi­so­rio y lo cons­trui­re­mos en­tre to­dos mi­ran­do ha­cia ade­lan­te, sin ven­gan­zas y con jus­ti­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.