Co­rrup­cio­na­rio

Notitarde - - Deportes - Ar­nal­do Ro­jas

guan­ta­dor. Cóm­pli­ce, con­fi­den­te que se pres­ta pa­ra co­la­bo­rar con un gui­so, siem­pre y cuan­do se com­par­ta la mas­ca­da.

Apli­que. Ac­ción de sa­ber apro­ve­char­se im­pu­ne­men­te de al­go o de al­guien. “La mul­ta del fis­cal de trán­si­to fue tremendo apli­que”.

Apu­ro. Ar­gu­men­to más co­mún del re­bus­cón. “Pa­na, ten­go un apu­ro, a quién po­de­mos ba­jar de la mu­la”

Arro­ce­ro. Dí­ce­se de aquel que se co­lea en un ac­to, reunión o fies­ta sin ser in­vi­ta­do.

Arre­co­chi­nar. Arri­mar­se có­mo­da­men­te y con des­ca­ro pa­ra gui­sar.

An­ti­pa­ra­bó­li­co. Per­so­na a la que no le im­por­ta na­da, des­ca­ra­da.

Bai­lar. Apro­ve­char­se de la in­ge­nui­dad de una víc­ti­ma. “El co­lec­tor bai­la a los pa­sa­je­ros dán­do­le el vuel­to in­com­ple­to”.

Ba­jar­se. Pa­gar al­go, dar al­go a cam­bio de fa­ci­li­tar al­go (un pa­pe­leo en una ofi­ci­na pú­bli­ca, una ges­tión ban­ca­ria, una mer­can­cía es­ca­sa). Tam­bién se di­ce “ba­jar­se de la mu­la”.

Ban­de­ra. Per­so­na po­co discreta, po­co cau­te­lo­sa, que per­pe­tra su de­li­to im­pu­ne­men­te.

Bi­cho (a). Per­so­na de du­do­sa repu­tación. Mer­ce­na­rio.

Bo­lear­se. En­ri­que­cer­se rá­pi­da­men­te y sin es­fuer­zo (Vie­ne de lle­nar­se de bo­los).

Bo­lo. Uni­dad mo­ne­ta­ria na­cio­nal: el Bo­lí­var. Bo­lo­ña. Dí­ce­se de al­go fá­cil y sen­ci­llo. Bu­lu­lú. Aglo­me­ra­ción, tu­mul­to, mu­che­dum­bre, si­tua­ción que per­mi­te pes­car en río re­vuel­to.

Ca­ra­me­lo. Opor­tu­ni­dad muy ape­te­ci­da y bus­ca­da por un co­rrup­to. “Ese pues­to que me die­ron en la Al­cal­día es un ca­ra­me­li­to”.

Ca­le­ta. Es­con­di­te pa­ra al­go ob­te­ni­do de­lic­ti­va­men­te.

Cam­pa­near. Vi­gi­lar, se­guir al­go o a al­guien pa­ra ba­jar­lo de la mu­la.

Can­di­da­to. As­pi­ran­te a un ca­ra­me­lo (ver ca­ra­me­lo).

Can­gu­ro. Ani­mal na­da con­fia­ble. Sal­ta­ta­lan­que­ras. Ca­ma­león. Que cam­bia de opi­nión o de ban­do po­lí­ti­co se­gún su con­ve­nien­cia.

Ca­ri­bear. Apa­bu­llar, abu­sar de al­go o al­guien por su con­di­ción vul­ne­ra­ble.

Cas­qui­lle­ro. Ci­za­ñe­ro, pon­zo­ño­so, dí­ce­se de aquel que me­te chis­mes pa­ra en­fren­tar a dos o más per­so­nas o mal­po­ner a al­guien.

Char­le­ro. Su­je­to que se va­le de una la­bia pa­ra mar­ti­llar a los de­más.

Chim­bo. Ma­lo, en mal es­ta­do. De con­tra­ban­do.

Chi­vo. Per­so­na con in­fluen­cias po­lí­ti­cas, so­cia­les o eco­nó­mi­cas, ge­ne­ral­men­te con un car­go re­le­van­te que pue­de ayu­dar a mon­tar un gui­so.

Cho­ro. La­drón sim­ple y vul­gar, a di­fe­ren­cia del clep­tó­mano.

Chu­pa me­dias. Si­nó­ni­mo de adu­lan­te, ja­la­me­ca­te, arri­bis­ta.

Cla­ri­ne­te. Re­co­men­da­ción pre­ci­sa de un co­rrup­to so­bre có­mo apro­ve­char­se de un gui­so. “Si per­de­mos las elec­cio­nes ras­pa­mos la olla, ¿Es­tá cla­ri­ne­te?”

Clep­tó­mano. La­drón ri­co, Cho­ro de cue­llo blan­co. Co­ba. Men­ti­ra, em­bus­te Co­lear. Sal­tar­se el or­den le­gal de una fi­la, me­ter­se sin per­mi­so.(en una co­la de ban­co, de ofi­ci­na pú­bli­ca, de una pa­ra­da, etc.)

Con­chúo. Sin­ver­güen­za. Ca­ra­du­ra. An­ti­pa­ra­bó­li­co.

Co­no­ci­do. Con­tac­to bueno pa­ra un gui­so. “Ten­go un co­no­ci­do en el go­bierno que me fa­ci­li­ta el re­bus­que”.

Com­pe­ti­dor. Re­bus­cón que desea lo mis- mo que otro re­bus­cón.

Con­cien­cia. Es­ta­do al­te­ra­do del ce­re­bro que afec­ta el es­tó­ma­go y pro­du­ce con­fu­sión men­tal en el co­rrup­to.

Co­proc­tal­gia. En­fer­me­dad avan­za­da del co­rrup­to.

Co­ro­na­ción. Pre­mio ob­te­ni­do por me­dio de la co­rrup­te­la. Co­rrup­to que lo­gra ocu­par un car­go de pro­ve­cho. “Co­ro­né con ese pues­to que me die­ron en la fron­te­ra co­lom­bia­na”.

Co­rrup­ción. Es­ta­do mór­bi­do, des­com­po­si­ción mo­ral y es­pi­ri­tual. Per­ver­si­dad que ha­ce sen­tir bien al que ac­túa mal. Co­rrup­to. Que pa­de­ce de co­rrup­te­la. Cra­pu­lo­so. Per­so­na ma­fio­sa, acos­tum­bra­da a los ma­ne­jos irre­gu­la­res.

Cua­drar. Po­ner­se de acuer­do con sus cóm­pli­ces pa­ra mon­tar un gui­so.

Cu­le­bra. Pro­ble­ma, ma­len­ten­di­do o dis­cu­sión en­tre ma­fio­sos que pue­de de­ri­var en agre­sión fí­si­ca.

Cul­pa. Es­ta­do del que mon­ta un gui­so y es des­cu­bier­to, has­ta que apren­de a no de­ja pis­tas.

Cho­co­la­ti­co. Pe­que­ño so­borno uti­li­za­do­pa­ra ob­te­ner un fa­vor en una ofi­ci­na pú­bli­ca, ofi­ci­na ban­ca­ria, etc. (tam­bién pue­de ser ga­lle­ti­ca, ca­fe­ci­to)

Da­te­ro. In­for­man­te, ge­ne­ral­men­te de com­pli­ci­dad in­ter­na, que se pres­ta pa­ra un he­cho de­lic­ti­vo.

En­ca­le­tar. Guar­dar­se al­go, re­ser­var, es­con­der al­go de pro­ve­cho co­lec­ti­vo pa­ra be­ne­fi­cio par­ti­cu­lar.

En­ca­na­do. Pre­so, per­so­na pri­va­da de li­ber­tad.

Gua­bi­no­so. In­de­ci­so, sin opi­nión pro­pia, as­pi­ran­te a Can­gu­ro.

Gua­ya. Ca­de­na de oro, pla­ta etc. muy grue­sa, de mu­cho va­lor, os­ten­to­sa, muy apre­cia­da por ma­lan­dros, in­fun­cio­na­rios y po­lí­ti­cos nue­vos ri­cos.

Gui­so Ne­go­cio tur­bio y sos­pe­cho­so. Transac­ción ile­gal. Lan­dro. Abre­via­ción de ma­lan­dro. Mar­ti­llar. Re­bus­car­se di­ne­ro sin tra­ba­jar. Man­guan­gua. Al­go fá­cil, sen­ci­llo, que no re­quie­re ma­yor es­fuer­zo.

Man­gua­rear. Per­der el tiem­po ocio­sa­men­te.

Mas­ca­da. Bo­tin ob­te­ni­do en una ope­ra­ción frau­du­len­ta. Ma­tra­quear. Pe­dir un so­borno. Pa­lan­ca. Ayu­da, fa­vor, re­co­men­da­ción. Per­so­na re­co­men­da­da, tam­bién se lla­ma pa­lan­quea­do.

Pa´ los fres­cos. For­ma fi­gu­ra­da de pe­dir un so­borno. “Me pue­des dar al­go ahí pa ´los fres­cos”.

Ra­que­ta. Co­bro. (Pa­sar ra­que­ta: co­brar com­ple­to)

Raya´o. Per­so­na que tie­ne ma­la repu­tación.

Re­bus­cón. Per­so­na que vi­ve de la co­rrup­te­la. Sa­po. De­la­tor, so­plón. Trá­ca­la. Es­ta­fa, ne­go­cio du­do­so o con po­si­bi­li­dad de frau­de, en­ga­ño, apli­que.

Tra­ca­le­ro. Es­ta­fa­dor, per­so­na que en­ga­ña en un ne­go­cio. Al­guien de du­do­sa con­fian­za.

Tre­pa­dor (a). Re­bus­cón (a) con ini­cia­ti­va.

Zan­ca­di­lla. Ma­la ju­ga­da, tram­pa, chis­me, in­fun­dio cu­yo fin es sa­car a al­guien del ca­mino. Muy uti­li­za­da en po­lí­ti­ca y otros am­bien­tes tó­xi­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.