Un “Chi­co del Rue­do” con sus bri­llan­tes 96 años…

Notitarde - - Deportivo -

*Y, así, Juan Flo­res, con la sen­ci­llez y el tra­to res­pe­tuo­so que siem­pre lo ha ca­rac­te­ri­za­do, ha lle­ga­do a los (96) al­ma­na­ques en­tre el ca­lor de la vi­da y el ro­jo pal­pi­tan­te de la no­ble fra­gua fa­mi­liar. Una pla­za fue el cen­tro de con­cen­tra­ción para ele­var es­pe­ran­zas de ale­gría para quien co­mo to­re­ro se apo­dó, ini­cial­men­te, “Chi­co del Rue­do” para lue­go cam­biar­lo por el de “Bri­llan­te Ne­gro”. Lú­ci­do, fir­me de voz, ami­go re­cio y vi­vaz.

*AL maes­tro Juan, le he­mos de­di­ca­do va­rios es­pa­cios. Tal co­mo lo ha­ce la afi­ción del mun­do tau­rino con su gen­te, so­bre to­do, México. ¿Cuán­tas ve­ces pre­sen­cia­mos de pri­mer plano los plu­ra­les ho­me­na­jes a sus to­re­ros den­tro y fue­ra de la pla­za? Al­go ine­na­rra­ble y lar­go de co­men­tar.

Un hom­bre con cu­ños de ro­ble

*PUES, es­te ser, de pa­la­bra so­bre el ta­piz del ho­nor, na­ció el miér­co­les (24) de no­viem­bre de 1920, lue­go de sus ac­tua­cio­nes en Ve­ne­zue­la, des­per­tó mu­cho in­te­rés en su tie­rra na­tal has­ta el pun­to de crear­se una pe­ña tau­ri­na en su ho­nor, la “Chi­co del Rue­do”. Re­ci­bió la al­ter­na­ti­va en Hues­ca, al pie de los Pi­ri­neos, en la pla­za de to­ros de Bar­bas­tro el (8) de sep­tiem­bre de 1950 de ma­nos de Ra­fael Llo­ren­te y ates­ti­guan­do Ma­no­lo Car­mo­na, to­ro de nom­bre “Co­lo­rín” de la afa­ma­da ga­na­de­ría de Pío Ta­ber­ne­ro, con­vir­tién­do­se en el pri­mer to­re­ro en re­ci­bir el gra­do ma­yor en esa are­na. Dies­tro de en­tre­ga y mu­cho va­lor. Ca­be des­ta­car, co­mo no­ta re­sal­tan­te, que don Juan, for­mó par­te de aque­lla es­te­la to­re­ros que acu­die­ron a tie­rra ibé­ri­ca para ha­cer cam­pa­ña co- mo Sa­na­nes, Men­do­za, “Dia­man­te Ne­gro”, An­tich, Alí Gó­mez, Flo­res, Os­car Martínez….por su­pues­to, al tiem­po, los Gi­rón y tan­tos más.

Un poe­ma del Rue­do”…

*RES­CA­TA­DO ha que­da­do de las re­pi­sas de la me­mo­ria y los am­plios es­pa­cios de ma­de­ra unas letras que fue­ron –y son-de­di­ca­das a Juan Flo­res “Bri­llan­te Ne­gro” en co­rres­pon­den­cia afi­cio­na­da.

*Y se lla­ma Juan Flo­res/el va­lien­te de Va­len­cia/y an­te el to­ro sin te­mo­res/se arro­ja en la de­cen­cia/dis­pues­to, en­tre­ga­do y co­ra­ju­do/en­tre el pu­ña­do de cla­ve­les/y sin li­mas con em­bu­dos/se vis­te de se­da y

para

“Chi­co cai­re­les/cuan­do el pa­so­do­ble emo­cio­na/ “Chi­co del Rue­do” se va por na­tu­ra­les/su tem­ple aco­ge y con­tor­sio­na/en­tre vo­ces, vo­ces, vo­ces co­mo ma­nan­tia­les/ ¡ha lle­ga­do la igua­la­da/arries­ga­do en­con­tro­na­zo/la gen­te aplau­de de pie/lue­go del es­to­co­na­zo..!/y se lo lle­van a hom­bros/an­te jar­di­nes de ver­gel/mu­chas loas al to­re­ro/a hom­bros has­ta el ho­tel.

Co­ji­nes y Flo­res

*COJINAZO…”DE es­tri­den­te” pre­ten­dió ca­li­fi­car un tex­to nues­tro, ha­ce me­ses, un asa­la­ria­do de las em­pre­sas tau­ri­nas, a quien por nom­bre y ape­lli­do lo men­cio­né an­te­rior­men­te-por­que pre­ten­do adi­vi- nar que otras ha­bi­li­da­des no lo ador­nan me­nos lo dis­tin­guen- lí­neas, que, en an­gus­tio­sa ne­ce­si­dad, so­li­ci­ta­ban, muy res­pe­tuo­sa­men­te, “la co­la­bo­ra­ción ur­gen­te de to­dos los gre­mios tau­ri­nos para que con­tra­rres­ta­ran la gra­ve si­tua­ción tau­ri­na en el país “…y ya ven, la no­vi­lla­da de San Cris­tó­bal, has­ta los mo­men­tos, va a ce­le­brar­se-por­que no iba- con la co­la­bo­ra­ción de esos es­ta­men­tos se­ña­la­dos. Y, es que, por ve­ces, te­ne­mos que re­cor­dar aquel vie­jo afo­ris­mo… ¡A quien se le co­me el pan se le re­za el Pa­dre Nues­tro! *AMI­GO Fer­nan­do Jo­sé, el ído­lo “Dia­man­te Ne­gro”, na­ció en (1927), por lo tan­to, no es ma­yor que el maes­tro Juan Flo­res (1920). *Y, pre­gun­ta­ron en la ter­tu­lia… - ¿Cuán­tos ca­po­tes tie­ne el To­reo?... y, res­pon­die­ron, pues, dos, el de ha­cer el pa­seí­llo y el de to­rear. -Bue­nos, ami­gos, no, se han equi­vo­ca­do, aho­ra, son ¡ Cin­co los ca­po­tes, los dos que us­te­des han di­cho y de­ben su­mar­le los de Ra­fael de Pau­la, Cu­rro Ro­me­ro y el de Mo­ran­te de la Pue­bla!... so­lo se vie­ron los ros­tros. *EL CAR­TEL de Re­su­rrec­ción se­vi­llano es­ta­ría com­pues­to por Mo­ran­te y Ro­ca Rey. *IN­TERE­SAN­TE ar­tícu­lo de Vi­lla­su­so en “Aplau­sos” so­bre El Duen­de, don­de lo di­fe­ren­cia de la Mu­sa…”el Duen­de no es dos ve­ces, nun­ca se re­pi­te ni se co­pia…una ola del mar no es co­mo la otra. El Duen­de no vie­ne. Está o no está. No tie­ne ho­ra”. *VEIN­TE años te­nía sin li­diar­se en La México la di­vi­sa de don Jo­sé Julián LLa­guno. A lo me­jor la lá­mi­na, las de­fen­sas ofen­si­vas, la edad, no aco­pla­ban con el de­ses­pe­ran­te be­ce­rris­mo ca­pi­tal. Cé­sar Dao Co­li­na

Juan Flo­res, en su épo­ca en rue­do es­pa­ñol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.