Na­vi­dad para la fa­mi­lia

Notitarde - - Naguanagua-La Entrada-San Diego - Ale­jan­dro Feo La Cruz Twit­ter: @afeo­la­cruz

Las tra­di­cio­nes son un re­fle­jo de la iden­ti­dad de ca­da pue­blo. Por eso en Na­gua­na­gua, des­de nues­tra ges­tión de go­bierno, he­mos si­do fie­les de­fen­so­res de esas cos­tum­bres que nos ayu­dan a cul­ti­var las raí­ces.

En ba­se a es­ta pre­mi­sa es que he­mos de­ci­di­do ofre­cer, una vez más, la po­si­bi­li­dad a nues­tros ve­ci­nos y a quie­nes nos vi­si­tan, de ce­le­brar la épo­ca na­vi­de­ña co­mo la fa­mi­lia uni­da que so­mos.

So­mos cons­cien­tes de la de­li­ca­da si­tua­ción so­cial y eco­nó­mi­ca que el país atra­vie­sa. Sin em­bar­go, tam­bién es­ta­mos al tan­to de la ne­ce­si­dad que te­ne­mos de un sano es­par­ci­mien­to que nos per­mi­ta, de una for­ma u otra, dis­traer­nos aun­que sea por un ra­to de la cruel co­ti­dia­ni­dad.

Sin lu­jos ni de­rro­che de re­cur­sos, en es­ta opor­tu­ni­dad or­ga­ni­za­mos una pro­gra­ma­ción que in­clu­ye lo más tra­di­cio­nal de nues­tra mú­si­ca de pa­rran­da lo­cal y lo más re­pre­sen­ta­ti­vo de la celebración de­cem­bri­na ve­ne­zo­la­na, co­mo son las gai­tas y el so­ni­do de Bi­llo`s Ca­ra­cas Boys.

Co­mo ya es cos­tum­bre, el pró­xi­mo dos de di­ciem­bre ten­dre­mos el en­cen­di­do del Sa­mán de la Na­vi­dad, en el par­que La Zo­na, es­pa­cio que fue re­cu­pe­ra­do para el dis­fru­te de los ciu­da­da­nos y que ya se ha con­ver­ti­do en una re­fe­ren­cia para los ca­ra­bo­be­ños.

En es­ta opor­tu­ni­dad ten­dre­mos a dis­po­si­ción el an­fi­tea­tro al ai­re li­bre ubi­ca­do en el mis­mo par­que, el cual se­rá es­ce­na­rio de las di­ver­sas ex­pre­sio­nes ar­tís­ti­cas dis­pues­tas para el pú­bli­co.

Las mi­sas de agui­nal­dos, las atrac­cio­nes in­fan­ti­les, la ex­po­si­ción de nues­tras ami­gas del pro­gra­ma Ca­sa de la Ale­gría y la ven­ta de be­bi­das y co­mi­da tí­pi­ca igual­men­te tie­nen su es­pa­cio den­tro del cro­no­gra­ma.

La in­ten­ción no es com­pe­tir con otros con res­pec­to a la can­ti­dad de ac­ti­vi­da­des ni en cos­tos. Nues­tra in­ten­ción es man­te­ner vi­va la he­ren­cia que nos de­ja­ron nues­tros pre­de­ce­so­res a lo lar­go de la his­to­ria. Esa hue­lla que con el pa­sar de los años nos ha iden­ti­fi­ca­do co­mo na­gua­na­güen­ses.

Des­de Na­gua­na­gua en Ca­ra­bo­bo, la es­pe­ran­za se sien­te !

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.