Lin­cha­dos tres de­lin­cuen­tes en Va­len­cia

Notitarde - - Sucesos - (Si­gue en la pá­gi­na 38)

Va­len­cia, no­viem­bre 28 ( Kat­he­ri­ne Os­pino Or­tiz/ Ga­brie­la Shi­layly Pé­rez).- Tres pre­sun­tos de­lin­cuen­tes que se en­con­tra­ban efec­tuan­do un ro­bo en las in­va­sio­nes Al­tos de Ca­ra­bo­bo, sur de Va­len­cia, fue­ron lin­cha­dos en ho­ras de la ma­ña­na de ayer lue­go que los ha­bi­tan­tes de la co­mu­ni­dad los sor­pren­die­ra, de­ci­die­ra to­mar jus­ti­cia por sus ma­nos y con pa­los y ma­che­tes los gol­pea­ran sal­va­je­men­te.

Que­da­ron iden­ti­fi­ca­dos co­mo Luis Al­ber­to Ro­drí­guez Car­mo­na de 25 años de edad, quien re­si­día en el sec­tor ve­cino de­no­mi­na­do Sa­gra­do Co­ra­zón; Ernesto Ra­fael Pe­rei­ra Salazar ( 20), ha­bi­tan­te del ba­rrio Los Man­gos y Erick­son Pé­rez ( 28).

Los cuer­pos de Ro­drí­guez Car­mo­na y Pe­rei­ra Salazar que­da­ron ten­di­dos en el ca­lle­jón La Luz, con he­ri­das en di­ver­sas par­tes del cuer­po y la ca­be­za, mien­tras que Pé­rez, quien ago­ni­za­ba en el sue­lo de la ave­ni­da prin­ci­pal, fue tras­la­da­do por sus fa­mi­lia­res, has­ta la Ciu­dad Hos­pi­ta­la­ria “Dr. En­ri­que Te­je­ra” ( Chet), don­de mu­rió lue­go de su in­gre­so.

Efec­ti­vos del Cuer­po de In­ves­ti­ga­cio­nes Cien­tí­fi­cas, Pe­na­les y Cri­mi­na­lís­ti­cas (Cicpc), tras­la­da­ron los ca­dá­ve­res al De­par­ta­men­to de Pa­to­lo­gía Fo­ren­se de la Chet pa­ra que se les prac­ti­ca­ra la au­top­sia de ley.

Ve­ci­nos de la zo­na in­di­ca­ron que des­de la ma­dru­ga­da tres hom­bres y una mu­jer lle­ga­ron al sec­tor, ingresaron a una vi­vien­da im­pro­vi­sa­da y lue­go fue­ron sor­pren­di­dos cuan­do car­ga­ban con par­te del ca­blea­do eléc­tri­co del si­tio.

A los hom­bres los gol­pea­ron, pe­ro la mu­jer fue de­te­ni­da.

En otra ver­sión de lo ocu­rri­do, pre­sun­ta­men­te los tres hom­bres y la mu­jer ha­brían ro­ba­do den­tro de una uni­dad de trans­por­te pú­bli­co y al des­cen­der de la mis­ma, co­rrie­ron has­ta el sec­tor Al­tos de Ca­ra­bo­bo pa­ra re­fu­giar­se.

Los mal­he­cho­res fue­ron cap­tu­ra­dos por un gru­po de ve­ci­nos, quie­nes pos­te­rior­men­te los gol­pea­ron has­ta oca­sio­nar­les la muer­te, co­mo mo­do de ad­ver­ten­cia pa­ra los la­dro­nes que cons­tan­te­men­te acu­den al sec­tor pa­ra co­me­ter di­ver­sos de­li­tos.

La mu­jer ha­bría si­do de­te­ni­da por efec­ti­vos cas­tren­ses que lle­ga­ron al lu­gar, pe­ro se des­co­no­cen ma­yo­res de­ta­lles.

Fa­mi­lia­res de Luis Al­ber­to Ro- drí­guez la­men­ta­ron que el jo­ven ha­ya per­di­do la vi­da por an­dar en “ma­los pa­sos” y de­ja­ra en la or­fan­dad a su pe­que­ña hi­ja. Mien­tras que los pa­rien­tes de Ernesto Ra­fael Pe­rei­ra pre­ci­sa­ron que ac­tual­men­te el mu­cha­cho no la­bo­ra­ba, pe­ro es­tu­dia­ba en la Mi­sión Ri­bas.

Asi­mis­mo, co­men­ta­ron que és­te sa­lió muy tem­prano de su re­si­den­cia y le di­jo a su pa­dre que sal­dría a rea­li­zar unos ne­go­cios que le de­ja­rían di­ne­ro pa­ra las fies­tas de­cem­bri­nas.

Los re­si­den­tes de Al­tos de Ca­ra­bo­bo de­nun­cia­ron que de­bi­do a la fal­ta de pa­tru­lla­je po­li­cial los an­ti­so­cia­les in­gre­san a las ca­sas y car- gan con to­das las pro­pie­da­des de las fa­mi­lias, ro­ban a quie­nes ca­mi­nan por las ca­lles, tam­bién vehícu­los y co­me­ten di­ver­si­dad de de­li­tos sin nin­gún ti­po de preo­cu­pa­ción, sien­do la ra­zón que los obli­gó a to­mar la jus­ti­cia por sus ma­nos de aho­ra en ade­lan­te.

Ase­si­nan a co­mer­cian­te den­tro de su ca­sa en Va­len­cia

Roi­fer Da­vid Domínguez, de 32 años de edad, quien la­bo­ra­ba co­mo co­mer­cian­te, fue ase­si­na­do por un trío de an­ti­so­cia­les que in­gre­só a su re­si­den­cia ubi­ca­da en la ca­lle Dios es mi For­ta­le­za de las in­va­sio­nes 27 de Mar­zo, pa­rro­quia “Mi­guel Pe­ña” del sur de Va­len­cia, en ho­ras de la ma­ña­na del do­min­go.

Fa­mi­lia­res co­men­ta­ron que Domínguez se en­con­tra­ba en su cuar­to con sus hi­jos, cuan­do tres an­ti­so­cia­les vio­len­ta­ron la puer­ta prin­ci­pal, ingresaron y le dis­pa­ra­ron en reite­ra­das opor­tu­ni­da­des pa­ra lue­go car­gar con ar­tícu­los de la bo­de­ga que fun­cio­na­ba en la re­si­den­cia y huir sin de­jar ras­tros.

Domínguez de­jó cin­co hi­jos en la or­fan­dad y ade­más de te­ner una bo­de­ga en su ca­sa, la­bo­ra­ba ven­dien­do ver­du­ras en el Mer­ca­do de Ma­yo­ris­tas del mu­ni­ci­pio Li­ber­ta­dor.

Dos de los tres pre­sun­tos de­lin­cuen­tes mu­rie­ron en el sec­tor. Otro pe­re­ció en la Chet tras su in­gre­so y una mu­jer fue de­te­ni­da por la GNB.

Efec­ti­vos del Cicpc tras­la­da­ron los ca­dá­ve­res al De­par­ta­men­to de Pa­to­lo­gía Fo­ren­se de la Chet pa­ra que se les prac­ti­ca­ra la au­top­sia de ley.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.