Ce­ni­zas de Fi­del en ca­ra­va­na a San­tia­go

Cor­te­jo fú­ne­bre fue des­pe­di­do por mi­les de cu­ba­nos que sa­lie­ron a las ca­lles a dar­le el úl­ti­mo adiós

Notitarde - - Internacional -

San­ta Cla­ra, no­viem­bre 30 (EFE).- Una ca­ra­va­na con los res­tos mor­ta­les de Fi­del Cas­tro em­pren­dió su re­co­rri­do de pun­ta a pun­ta de Cu­ba, evo­can­do a la in­ver­sa la “Ca­ra­va­na de la Li­ber­tad” que en 1959 le lle­vó triun­fan­te de San­tia­go a La Ha­ba­na.

Las ce­ni­zas de Fi­del Cas­tro par­tie­ron ayer pa­ra siem­pre de La Ha­ba­na, la ciu­dad des­de la que go­ber­nó Cu­ba por ca­si me­dio si­glo, en un cor­te­jo fú­ne­bre que fue des­pe­di­do por mi­les de cu­ba­nos que sa­lie­ron a las ca­lles a dar el úl­ti­mo adiós a su Co­man­dan­te en Je­fe de la Re­vo­lu­ción.

Fi­del na­ció en Bi­rán (pro­vin­cia orien­tal de Hol­guín) el 13 de agos­to de 1926 en una fin­ca fa­mi­liar ro­dea­do de ce­dros, y por eso sus res­tos cre­ma­dos re­po­sa­rán pa­ra siem­pre en una ur­na de ma­de­ra de ce­dro, que ayer em­pren­dió el úl­ti­mo via­je del co­man­dan­te, has­ta San­tia­go de Cu­ba, cu­na de la Re­vo­lu­ción.

Los res­tos mor­ta­les de Fi­del des­can­sa­ban en la sa­la Gran­ma del Mi­nis­te­rio de las Fuer­zas Ar­ma­das de la Re­vo­lu­ción (Min­far), de don­de sa­lió ayer miér­co­les la ur­na con las ce­ni­zas, en­vuel­ta con la ban­de­ra na­cio­nal, a ma­nos de dos mi­li­ta­res.

De ahí par­tió la co­mi­ti­va de una do­ce­na de vehícu­los, en­ca­be­za­da por un fur­gón en el que via­jan el mi­nis­tro de las Fuer­zas Ar­ma­das, el ge­ne­ral Leo­pol­do Cin­tra Frías, y los vi­ce­mi­nis­tros Ra­món Es­pi­no­sa y Joa­quín Quin­ta So­lá, que cus­to­dian un se­gun­do au­to que por­ta las ce­ni­zas de Fi­del.

Pa­ra dar el úl­ti­mo adiós a los res­tos mor­ta­les del lí­der, un cor­dón de gen­te es­ta­ba lis­to en los al­re­de­do­res de la Pla­za de la Re­vo­lu­ción, don­de ano­che se ce­le­bró un ac­to mul­ti­tu­di­na­rio de des­pe­di­da y mu­chas de las per­so­nas pa­sa­ron la no­che en vi­gi­lia pa­ra ver par­tir las ce­ni­zas.

En el res­to de la ciu­dad, una mul­ti­tud or­de­na­da y si­len­cio­sa aba­rro­tó las ca­lles por to­do el re­co­rri­do del cor­te­jo fú­ne­bre pa­ra ver por pri­me­ra vez las ce­ni­zas del co­man­dan­te, que has­ta ayer re­po­sa­ban en la se­de del Min­far, sin ac­ce­so pa­ra la po­bla­ción.

El si­len­cio fue se­pul­cral du­ran­te to­do el re­co­rri­do, pe­ro se rom­pió cuan­do la ca­ra­va­na gi­ró des­de la cén­tri­ca ca­lle 23, del ba­rrio de Ve­da­do, al em­ble­má­ti­co ma­le­cón ha­ba­ne­ro, don­de se es­cu­cha­ron gri­tos de “¡Vi­va Fi­del!” o “¡Yo soy Fi­del!”, mien­tras on­dea­ban ban­de­ras cu­ba­nas.

Las ce­ni­zas via­ja­rán por to­da la is­la du­ran­te cua­tro días en el tra­yec­to in­ver­so de la “Ca­ra­va­na de la Li­ber­tad”, el re­co­rri­do que los bar­bu­dos de Sie­rra Maes­tra, li­de­ra­dos por Fi­del, rea­li­za­ron en­tre el 1 y el 8 de enero de 1959 al triun­far la Re­vo­lu­ción.

Tras sa­lir de La Ha­ba­na, el cor­te­jo em­pren­de­rá ca­mino por la Ca­rre­te­ra Cen­tral -ar­te­ria prin­ci­pal del país en esa épo­ca- pa­ra pa­sar por to­dos los pue­blos en los que Cas­tro se dio un ba­ño de ma­sas y aren­gó a la po­bla­ción ca­si 58 años atrás.

Des­pués de de­jar atrás la ciu­dad de Ma­tan­zas y otros pue­blos me­no­res co­mo Cár­de­nas, Jo­ve­lla­nos o Co­lón, la ca­ra­va­na lle­ga­rá y per­noc­ta­rá en San­ta Cla­ra, ciu­dad que al­ber­ga el mau­so­leo de Er­nes­to “Che” Gue­va­ra.

Ese mo­nu­men­to lo man­dó cons- truir el pro­pio Fi­del en 1997 pa­ra al­ber­gar los res­tos mor­ta­les de su ami­go ar­gen­tino ha­lla­dos por una ex­pe­di­ción de es­pe­leó­lo­gos que él mis­mo en­vió a Bo­li­via cuan­do se cum­plie­ron 30 años de la muer­te del gue­rri­lle­ro de Ro­sa­rio.

An­tes de ini­ciar su úl­ti­mo via­je, los cu­ba­nos en La Ha­ba­na han ve­la­do du­ran­te dos días al lí­der cu­bano en el me­mo­rial Jo­sé Mar­tí de la Pla­za de la Re­vo­lu­ción, an­te una es­pe­cie de al­tar con una ima­gen su­ya de los tiem­pos de la in­su­rrec­ción en la Sie­rra Maes­tra, co­ro­nas de flo­res blan­cas y ré­pli­cas de sus con­de­co­ra­cio­nes mi­li­ta­res.

Al­ta­res si­mi­la­res se han des­ple­ga­do por to­do el país, don­de más de seis mi­llo­nes de cu­ba­nos le han ren­di­do tri­bu­to y han ju­ra­do leal­tad al “con­cep­to de Re­vo­lu­ción” que el lí­der cu­bano sin­te­ti­zó en el año 2000.

El cor­te­jo fú­ne­bre cru­za­rá el país ca­si de pun­ta a pun­ta du­ran­te cua­tro días has­ta lle­gar, el sá­ba­do 3 de di­ciem­bre, a San­tia­go de Cu­ba, don­de se ce­le­bra­rá el en­tie­rro del co­man­dan­te en el ce­men­te­rio de San­ta Ifi­ge­nia.

Allí des­can­san los res­tos del ins­pi­ra­dor de su obra, el pró­cer in­de­pen­den­tis­ta y hé­roe na­cio­nal Jo­sé Mar­tí, “au­tor in­te­lec­tual” de la Re­vo­lu­ción que ini­ció Fi­del con el fa­lli­do asal­to al cuar­tel Mon­ca­da de San­tia­go el 26 de ju­lio de 1953, año del cen­te­na­rio del na­ci­mien­to de Mar­tí.

Ce­ni­zas del fa­lle­ci­do lí­der de la re­vo­lu­ción cu­ba­na Fi­del Cas­tro fue­ron tras­la­da­das en ca­ra­va­na a San­tia­go de Cu­ba.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.