Los Fal­sos Aban­do­nos y las Ma­nos Mo­ja­das

Notitarde - - Ciudad - César Bur­gue­ra Y ésa es la ver­dad.

La fal­sa re­ti­ra­da

Lle­ga­ba el 6D, la fe­cha pa­ra eva­luar los sig­ni­fi­ca­ti­vos avan­ces que ha lo­gra­do al­can­zar el diá­lo­go na­cio­nal, don­de ac­ti­va­men­te par­ti­ci­pan el Go­bierno Na­cio­nal y la MUD, que se arro­ga la ex­clu­si­va re­pre­sen­ta­ción del sec­tor opo­si­tor. Igual­men­te, lle­ga­ban di­rec­ta­men­te des­de el Va­ti­cano las es­tric­tas ins­truc­cio­nes del San­to Pa­dre Fran­cis­co, quien en un noc­turno re­co­rri­do por la pla­za de San Pe­dro im­par­tie­ra ve­ne­ra­bles re­co­men­da­cio­nes al Mon­se­ñor Clau­dio Ce­lli pa­ra que con­ti­nua­ra en su pe­re­gri­nar pa­ra con­so­li­dar el re­en­cuen­tro y re­con­ci­lia­ción en­tre los di­fe­ren­tes sec­to­res de nues­tro país. Lue­go de lar­gas ho­ras de en­cuen­tros y reunio­nes, apa­re­cía so­lem­ne­men­te el Mon­se­ñor Ce­lli con una inequí­vo­ca mirada de se­re­ni­dad y sa­tis­fac­ción pa­ra fe­li­ci­tar al Go­bierno Na­cio­nal y a la MUD por ha­ber ex­pre­sa­do su in­que­bran­ta­ble com­pro­mi­so con el diá­lo­go y la paz. Sin em­bar­go, un mis­te­rio­so sor­ti­le­gio re­co­rre los pa­si­llos del ho­tel don­de se desa­rro­llan los en­cuen­tros e in­du­da­bles acer­ca­mien­tos, ya que al­gu­nos di­ri­gen­tes de la MUD es­par­cie­ron a tra­vés de sus re­des so­cia­les, la fin­gi­da es­pe­cie de que ha­bían aban­do­na­do la con­sa­gra­da y un­gi­da me­sa, to­do con el áni­mo de apa­ci­guar la in­tem­pe­ran­cia de aque­llos que de­no­mi­nan co­mo “in­có­mo­dos

ra­di­ca­les”. Es­ta fa­ri­sea vo­ca­ción de se­guir le­van­tan­do fal­sos tes­ti­mo­nios o el con­ti­nuo en­ga­ño a sus fie­les e in­ge­nuos se­gui­do­res lle­gan a com­pro­me­ter las sa­cra­men­ta­les pa­la­bras pro­nun­cia­das, mi­nu­tos an­tes, por el mi­sio­ne­ro del Va­ti­cano, Clau­dio Ce­lli. Al día si­guien­te se reunían de ma­ne­ra di­ná­mi­ca las 4 me­sas de tra­ba­jo que fue­ron cons­ti­tui­das den­tro del am­plio diá­lo­go pa­ra abor­dar los me­du­la­res te­mas. Ti­mo­teo Zam­brano y Car­los Oca­riz lle­ga­ban pre­su­ro­sos al des­pun­tar el al­ba y has­ta lle­ga­ron a que­jar­se por la tar­dan­za de los de­más miem­bros de las efi­cien­tes me­sas.

Henry el per­ver­so

Henry el per­ver­so. Se acer­ca el 5E y trae con­si­go la fe­cha de la re­no­va­ción de las au­to­ri­da­des, se ago­tan los días pa­ra que Henry Ra­mos con­ti­núe ejer­cien­do la pre­si­den­cia de la AN y en­tre­gar el pre­cia­do car­go a la es­truc­tu­ra par­ti­dis­ta que se ha cons­ti­tui­do en su más en­co­na­do y na­tu­ral ad­ver­sa­rio en la lu­cha can­di­da­tu­ral co­mo lo re­pre­sen­ta PJ, quien a tra­vés de Ju­lio Bor­ges as­pi­ra los mis­mos privilegios y be­ne­fi­cios que con­lle­va la ta­rea de di­ri­gir el par­la­men­to. A Ra­mos lo ace­chan ló­gi­ca­men­te los te­mo­res, cal­cu­la un in­mi­nen­te des­plo­me en to­dos los es­tu­dios de opi­nión. En un mo­men­to de lu­ci­dez lo­gra con­ce­bir su ela­bo­ra­da tre­ta al pro­cla­mar el abier­to desaca­to de la AN con­tra la ins­ti­tu­cio­na­li­dad de­mo­crá­ti­ca y au­daz­men­te lo­grar que el ac­to de ins­ta­la­ción co­mo la de­sig­na­ción de la nue­va jun­ta di­rec­ti­va del par­la­men­to no ten­gan al­gu­na va­li­dez, que os­ten­ten la irre­me­dia­ble con­di­ción de ser con­si­de­ra­dos co­mo nu­los. El da­ño es­tá he­cho y un so­li­ta­rio Ju­lio Bor­ges exi­ge a la ac­tual di­rec­ti­va que ce­se su ac­ti­tud de en­va­len­to­na­dos fo­ra­ji­dos y aban­do­nen el es­ce­na­rio de pre­me­di­ta­do desaca­to.

El 13E

El ela­bo­ra­do ar­did de Henry Ra­mos tu­vo co­mo cóm­pli­ces a miem­bros de la MUD que se en­cuen­tran de­li­be­ran­do en la me­sa de diá­lo­go, ya que fue­ron pre­ci- sa­men­te los re­pre­sen­tan­tes opo­si­to­res quie­nes en­ca­re­ci­da­men­te le so­li­ci­ta­ron al pre­la­do Clau­dio Ce­lli que co­lo­ca­ra co­mo fe­cha del pró­xi­mo en­cuen­tro el día 13 de enero, ale­gan­do que la MUD se en­con­tra­ba en preo­cu­pan­te pro­ce­so de de­te­rio­ro, que la frag­men­ta­ción era no­to­ria, que ha­bría que bus­car cal­ma y pon­de­ra­ción en­tre los di­fe­ren­tes sec­to­res que ha­cen vi­da en el sec­tor opo­si­tor. Con su ben­di­ción el Mon­se­ñor acep­tó la sú­pli­ca y ase­gu­ró que el 13E es­ta­rá cum­plien­do con su ce­les­tial fun­ción de me­dia­dor en­via­do por el Pa­pa Fran­cis­co. Mien­tras tan­to el 5E es­ta­rá sig­na­do por ac­tos de ins­ta­la­cio­nes nu­las y jun­tas di­rec­ti­vas sin nin­gún ras­go de va­li­dez.

AD-VP

Ad­ver­tía­mos que la vi­si­ta de Henry Ra­mos a nues­tro es­ta­do tu­vo co­mo úni­co ob­je­ti­vo se­llar el pac­to, ce­rrar la alian­za en­tre los par­ti­dos AD y VP, pre­sen­tan­do quie­nes se­rían los aban­de­ra­dos de la uni­dad tan­to pa­ra la Go­ber­na­ción de Ca­ra­bo­bo, co­mo la ca­pi­ta­li­na Al­cal­día de Va­len­cia. Ra­mos con la en­cues­ta Ivad co­mo res­pon­sa­ble aval, con­for­ma­ba el bi­no­mio en­tre Ale­jan­dro Feo la Cruz y Ru­bén Li­mas. En días pa­sa­dos se pro­du­jo el pri­me­ro de los lo­gros de la alian­za AD-VP, cuan­do la Cá­ma­ra Mu­ni­ci­pal de Na­gua­na­gua pro­ce­dió a ele­gir su jun­ta di­rec­ti­va, Gus­ta­vo Mer­ca­do, asi­duo a la po­pu­lar vo­lun­tad, fue re­elec­to en la pre­si­den­cia, mien­tras que Freddy Mi­llán, des­ta­ca­do di­ri­gen­te de la tol­da blan­ca asu­mía la vi­ce­pre­si­den­cia. En el de­sa­rro­llo de la se­sión se pro­du­je­ron es­fuer­zos rea­li­za­dos por fo­rá­neas y blan­cas edi­les con la in­ten­ción de en­tor­pe­cer la juramentación; sin em­bar­go, una lla­ma­da te­le­fó­ni­ca que traía con­si­go una se­ve­ra re­pri­men­da y que fue­se rea­li­za­da des­de el pa­la­cio fe­de­ral le­gis­la­ti­vo, re­pe­lió cual­quier con­duc­ta que pu­sie­ra en ries­go la es­ta­bi­li­dad del con­su­ma­do tra­to en­tre AD y VP. Apla­ca­dos los áni­mos, el Co­rre­lón y el trau­ma­tó­lo­go ga­leno se fo­to­gra­fia­ban son­rien­tes con la nue­va di­rec­ti­va mu­ni­ci­pal de Na­gua­na­gua.

Ma­nos mo­ja­das

Una mues­tra de la ac­tual cri­sis que aque­ja al sec­tor opo­si­tor lo cons­ti­tu­ye las re­cien­tes ase­ve­ra­cio­nes rea­li­za­das por el fa­mé­li­co y otro­ra exa­ban­de­ra­do pre­si­den­cial, Hen­ri­que Ca­pri­les, cuan­do afir­ma­ba que “hay que es­ta­ble­cer un pro­fun­do pro­ce­so de de­pu­ra­ción, ya que hay di­ri­gen­tes de la opo­si­ción que ne­go­cian tras bas­ti­do­res, que tie­nen ac­ti­tu­des in­mo­ra­les y ex­tra­ñas con el Go­bierno y su­cum­ben an­te el so­borno. Va­mos a pre­sen­tar la lis­ta con nom­bres y ape­lli­dos de es­tos nu­me­ro­sos in­de­cen­tes que ejer­cen ba­jo la tu­te­la de la opo­si­ción la su­cia po­lí­ti­ca”, sen­ten­cia­ba eu­fó­ri­co un de­te­rio­ra­do Ca­pri­les. An­te la lacerante acu­sa­ción, los prin­ci­pa­les di­ri­gen­tes no es­con­dían su in­dig­na­ción, co­mo el ca­so de Sta­lin Gon­zá­lez, quien re­cla­ma­ba: “De­be­ría sa­ber­se quié­nes son y de­be in­ves­ti­gar­se el ca­so, mien­tras el di­ri­gen­te de PJ no di­vul­gue los nom­bres to­dos es­ta­ría­mos in­vo­lu­cra­dos en so­bor­nos”, afir­ma­ba un con­tra­ria­do dipu­tado Gon­zá­lez. Pe­ro an­te el anun­cio de la pu­bli­ca­ción de la “lis­ta de los in

de­cen­tes”, des­de nues­tra re­gión sa­lie­ron el dipu­tado “Mea­pi

las” y “Ma­men­guá” en di­rec­ción a la ciu­dad ca­pi­tal, se de­tu­vie­ron bre­ve­men­te en Gua­ca­ra, por asun­tos de ín­do­le con­san­guí­neos. Al arri­bar a Ca­ra­cas sos­tu­vie­ron una ex­ten­sa reu­nión con el acu­sa­dor don­de le so­li­ci­ta­ron en nom­bre de la dis­ci­pli­na y so­li­da­ri­dad par­ti­dis­ta, que in­clu­ye­ra en la in­mo­ral lis­ta de sobornados a Feo la Cruz, el Co­rre­lón, quien ha se­pul­ta­do cual­quier as­pi­ra­ción de “Mea­pi­las” y “Ma­men­guá”, cap­tan­do la pre­fe­ren­cia de la mi­li­tan­cia de PJ. Igual­men­te le fue re­que­ri­da a Ca­pri­les la in­clu­sión en el im­pú­di­co lis­ta­do de An­to­nio Eca­rri, vi­ce­pre­si­den­te na­cio­nal de AD, quien ha fun­gi­do co­mo há­bil ope­ra­dor pa­ra la con­cre­ción de la can­di­da­tu­ra del Co­rre­lón y ar­tí­fi­ce de la alian­za en­tre AD y VP. “Hay que eli­mi­nar­los, Hen­ri­que, son los ver­da­de­ros obs­tácu­los”, lle­ga­ba a ex­cla

mar el “Mea­pi­las”, aún ba­jo los in­so­por­ta­bles do­lo­res de la obli­ga­da au­to­fla­ge­la­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.