Ma­nuel An­ci­zar y el Con­su­la­do de Co­lom­bia

Notitarde - - Opinión - Luis Cu­bi­llán Fon­se­ca

El do­min­go 4, del co­rrien­te el Ex­ce­len­tí­si­mo se­ñor Em­ba­ja­dor de la Re­pú­bli­ca de Co­lom­bia, Dr. Ri­car­do Lo­zano Fo­re­ro, vino a inau­gu­rar el nue­vo mag­ni­fi­co Con­su­la­do de la Re­pú­bli­ca de Co­lom­bia en Va­len­cia. Sa­lu­da­mos a Su Ex­ce­len­cia muy aten­ta­men­te, tam­bién al Ho­no­ra­ble Cón­sul Dr. Re­né Ale­jan­dro Duar­te Ga­la­vis, quien con una es­pe­cial per­cep­ción de las ca­rac­te­rís­ti­cas de nues­tra ciu­dad, hi­zo del pri­mer ac­to pú­bli­co del Con­su­la­do, una ex­po­si­ción de ar­te –pin­to­res y es­cul­to­res va­len­cia­nos–. Com­pren­dió el Ho­no­ra­ble Cón­sul, que pa­ra en­trar en Va­len­cia, buen pa­sa­por­te es el ar­te.

El pri­mer Ate­neo de Va­len­cia, – co­mo es­cri­be Fe­li­pe He­rre­ra Vial–, fue fun­da­do por el Dr. Ma­nuel An­cí­zar, en 1841, Va­len­cia tu­vo el pri­vi­le­gio de con­tar en aque­llos días con el pró­cer ci­vil neo­gra­na­dino de al­tí­si­mos mé­ri­tos, nom­bra­do Rec­tor del “Co­le­gio Na­cio­nal de Ca­ra­bo­bo” por el Ge­ne­ral Jo­sé An­to­nio Páez. An­cí­zar, ha­bía lle­ga­do a Caracas pro­ce­den­te de Cu­ba, don­de cur­só es­tu­dios uni­ver­si­ta­rios y fue ac­ti­vo par­ti­ci­pan­te en las cons­pi­ra­cio­nes con­tra el go­bierno es­pa­ñol. En Caracas, ha­bía fun­da­do El “Li­ceo Ve­ne­zo­lano”, uno de los gru­pos cul­tu­ra­les ve­ne­zo­la­nos más im­por­tan­tes de to­dos los tiem­pos, el pro­mo­tor y pre­si­den­te, fue el Dr. Ma­nuel An­cí­zar; vi­ce­pre­si­den­te, Don Cris­tó­bal Men­do­za, te­so­re­ro, Hi­la­rión Na­dal.

Una de las pri­me­ras ta­reas que se pro­pu­so el gru­po, fue la crea­ción de una Bi­blio­te­ca Pú­bli­ca, hoy “Bi­blio­te­ca Na­cio­nal de Ve­ne­zue­la”. Con ese fin, sa­lie­ron a re­co­ger do­na­ti­vos, el pri­mer gru­po lo in­te­gra­ron el Dr. Ma­nuel An­cí­zar, Ole­ga­rio Me­ne­ses, Cris­tó­bal Men­do­za, y J. J. Ague­rre­ve­re. El re­co­rri­do rin­dió fru­tos, en enero de 1841, la aso­cia­ción “Li­ceo Ve­ne­zo­lano” pu­so a dis­po­si­ción del go­bierno 2.000 pe­sos y otros tan­tos vo­lú­me­nes pa­ra fun­dar en Caracas la “Bi­blio­te­ca Pú­bli­ca” que se ha­bían pro­pues­to.

Los afa­nes edu­ca­ti­vos que tu­vie­ron des­de que se hi­zo pú­bli­ca la idea de fun­dar el “Li­ceo Ve­ne­zo­lano” en sep­tiem­bre de 1840, plan­tea­ron la ne­ce­si­dad de di­vul­gar las ideas que iban con­so­li­dan­do. En no­viem­bre de 1841, fun­da­ron un pe­rió­di­co y nom­bra­ron una co­mi­sión, com­pues­ta por Fermín To­ro, Cris­tó­bal Men­do­za, Ole­ga­rio Me­ne­ses, e Hi­la­rión Na­dal, pa­ra que re­dac­ta­ran di­cho pe­rió­di­co po­lí­ti­co, li­te­ra­rio y cien­tí­fi- co…” Ya pa­ra es­ta fe­cha, se en­con­tra­ba el Dr. An­cí­zar re­gen­tan­do el Co­le­gio Na­cio­nal de Ca­ra­bo­bo, en Va­len­cia don­de fun­dó el pri­mer “Ate­neo” lue­go Ate­neo de Va­len­cia.

Coin­ci­de la re­gia inau­gu­ra­ción del Con­su­la­do de Co­lom­bia, con el avan­ce de la ins­ta­la­ción de la ex­tra­or­di­na­ria obra del mun­dial­men­te re­nom­bra­do ar­tis­ta co­lom­biano Ed­gar Ne­gret (Po­pa­yán 1920-Bo­go­tá 2012). Fue ad­qui­ri­da por Pa­co Ca­bre­ra, y su­ce­si­vos al­cal­des la aban­do­na­ron, has­ta que el Al­cal­de Mi­guel Coc­chio­la, la res­ca­tó y la lle­vó a ocu­par el lu­gar que me­re­ce. Va­len­cia y su Ate­neo, le agra­de­cen al Al­cal­de Coc­chio­la, el res­ca­te de es­ta va­lio­sí­si­ma obra de ar­te pa­ra el pa­tri­mo­nio de la ciu­dad.

Lue­go de fe­li­ci­tar al Ex­ce­len­tí­si­mo Em­ba­ja­dor de Co­lom­bia Dr. Ri­car­do Lo­zano Fo­re­ro, y al Ho­no­ra­ble Cón­sul Dr. Re­né Ale­jan­dro Duar­te Ga­la­vis, y a nues­tros her­ma­nos co­lom­bia­nos re­si­den­tes aquí, por las mag­ni­fi­cas ins­ta­la­cio­nes del con­su­la­do de­mos­tra­ti­vas de la aten­ción del Go­bierno co­lom­biano a sus na­tu­ra­les. Nos per­mi­ti­mos re­co­men­dar a las au­to­ri­da­des a que hu­bie­re lu­gar la de­no­mi­na­ción de “Ma­nuel An­cí­zar”, al mag­ní­fi­co sa­lón de ex­po­si­cio­nes ar­tís­ti­cas del Con­su­la­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.