Ins­truc­cio­nes en­ga­ño­sas

Notitarde - - Tangente - Ar­nal­do Ro­jas

Por esa ma­la cos­tum­bre de dar las co­sas por so­bre­en­ten­di­das, no so­le­mos leer las ins­truc­cio­nes se­ña­la­das en avisos, eti­que­tas, em­pa­ques o ma­nua­les de los pro­duc­tos que con­su­mi­mos o lo ha­ce­mos des­pués, al ser re­bo­ta­dos por las con­se­cuen­cias ca­tas­tró­fi­cas. Sin em­bar­go, de­be­mos te­ner en cuen­ta que mu­chos de es­tos ins­truc­ti­vos tam­po­co ayu­dan con su lec­tu­ra. A con­ti­nua­ción, to­ma­mos al­gu­nos de ellos co­mo ejem­plo.

*En un en­va­se desecha­ble de ju­go. Agí­te­se an­tes de usar. (¿Quién? ¿El usua­rio o el en­va­se?).

*En la ca­ja de una plan­cha re­cién com­pra­da. Aten­ción: No plan­char con la ro­pa pues­ta. (Sin co­men­ta­rios).

*En el ma­nual de un te­cla­do para compu­tado­ras. Si su te­cla­do no fun­cio­na, es­crí­ba­nos un email (¿Có­mo car… les es­cri­bi­mos? ¿Con se­ña­les de hu­mo?).

*En el em­pa­que de un pa­ra­caí­das. Im­por­tan­te: Só­lo pro­bar en caí­da li­bre. Si no abre, le de­vol­ve­mos su di­ne­ro. (¿A quién? ¿A los deu­dos?).

*En un pro­tec­tor de sol para el pa­ra­bri­sas del ca­rro. Pre­cau­ción: No ma­ne­je con el pro­tec­tor pues­to. (¿Dón­de en el pa­ra­bri­sas o en el cho­fer?).

*En una ca­ja de ja­bón. Uti­li­zar co­mo ja­bón nor­mal. (¿Có­mo se usan los ja­bo­nes anor­ma­les?).

* En al­gu­nas co­mi­das con­ge­la­das. Su­ge­ren­cia: Para ser­vir se re­co­mien­da des­con­ge­lar pri­me­ro. (¡Que su­ge­ren­cia tan su­ges­ti­va!).

*En un po­te gran­de de he­la­do. Re­co­men­da­ción im­pre­sa en la par­te de aba­jo: No dar la vuel­ta al en­va­se. (Cuan­do nos da­mos cuen­ta ya es de­ma­sia­do tar­de ¡Y aquel re­gue­ro!).

*En un ja­ra­be para la tos, pe­diá­tri­co. No con­duz­ca au­to­mó­vi­les ni ma­ne­je ma­qui­na­ria pe­sa­da des­pués de usar es­te me­di­ca­men­to. (Sa­be­mos que los ni­ños de és­ta épo­ca son más pre­co­ces ¡Pe­ro no es para tan­to!).

*En un cu­chi­llo de co­ci­na eléc­tri­co (Ma­de in Tai­wan). Im­por­tan­te: Man­te­ner fue­ra del al­can­ce de los ni­ños y las mas­co­tas. (¿A qué ti­po de mas­co­tas se re­fie­ren?).

*En la ca­ja de un te­le­vi­sor nue­vo. An­tes de mi­rar un pro­gra­ma, en­chu­fe y lue­go en­cien­da el apa­ra­to. (Cla­ro, es TV por ca­ble).

*En la ca­ja de una ex­ten­sión de lu­ces de Na­vi­dad (Ma­de in Chi­na). Ex­clu­si­va­men­te para uso ex­ten­si­vo y ex­terno. (¿Error de tra­duc­ción?).

*En un pa­que­te de fru­tas con­fi­ta­das. Ins­truc­cio­nes: Abrir el pa­que­te, co­mer las fru­tas se­cas (¿La re­co­men­da­ción se­rá para tiem­pos de llu­via?).

*En la ca­ja de una sie­rra eléc­tri­ca. Ad­ver­ten­cia: No in­ten­te de­te­ner la sie­rra con las ma­nos o los pies. (Se­ría una in­ten­to­na gol­pis­ta).

*En la ca­ja de un se­ca­dor de pe­lo. Re­co­men­da­ción im­por­tan­te: Una vez en­chu­fa­do no ha­ga con­tac­to con su­per­fi­cies hú­me­das ni su­mer­ja en el agua. (Se­gún la pri­me­ra in­di­ca­ción es para ca­be­llo se­co y la otra, por si lo con­fun­den con un mo­tor de lancha).

*En las ca­je­ti­llas de ci­ga­rri­llos. Ad­ver­ten­cia: Es­te pro­duc­to con­tie­ne va­rias sus­tan­cias al­ta­men­te tó­xi­cas y can­ce­rí­ge­nas. No exis­te fil­tro se­gu­ro para su con­su­mo. (Es­to es­cri­to en letras mi­li­mé­tri­cas. Por su­pues­to, la ad­ver­ten­cia se vuel­ve hu­mo).

*En una ca­ja de pre­ser­va­ti­vos. Ga­ran­ti­za­mos la pro­tec­ción no las con­se­cuen­cias (¿En­ton­ces son glo­bos de en­sa­yo?).

*En el ma­nual de un equi­po de sol­da­du­ra. Ad­ver­ten­cia: No usar es­ta he­rra­mien­ta co­mo se­ca­dor de pe­lo. (A me­nos que quie­ra ha­cer chi­cha­rro­nes).

*En la ca­ja de un jue­go de pe­da­les. Ma­ni­pu­le so­lo con los pies. (Se­ría me­jor “Pa­ti­pu­le” con los pies).

*En los en­va­ses de be­bi­das al­cohó­li­cas. Se ha de­ter­mi­na­do que el con­su­mo ex­ce­si­vo de es­te pro­duc­to pro­du­ce gra­ves al­te­ra­cio­nes fí­si­cas y psí­qui­cas. No nos ha­ce­mos res­pon­sa­bles. (No es­pe­ci­fi­can qué can­ti­dad se con­si­de­ra ex­ce­si­va y, por su­pues­to, na­die se ha­ce res­pon­sa­ble de su bo­rra­che­ra).

*En una ca­ji­ta de tor­ni­llos y tuer­cas de re­pues­to. Im­por­tan­te: Si le fal­ta un tor­ni­llo no se con­si­de­ra mo­ti­vo de re­cla­mo. (Las que­jas son para su psi­quia­tra)

*En una ca­ja de cáp­su­las se­dan­tes. Im­por­tan­te: Tó­me­las con calma, no usar mien­tras duer­me. (¿Usar­la en sue­ños pro­du­ce efec­tos se­cun­da­rios?).

*En la eti­que­ta de una bi­ci­cle­ta es­tá­ti­ca para ejer­ci­cios. Es­te pro­duc­to se mue­ve al ser usa­do. (Cual­quie­ra rue­da con la du­da).

*En un pa­que­te de sá­ba­nas. No se use para la na­ve­ga­ción. (Bueno, usar­las co­mo al­fom­bras vo­la­do­ras se­ría un em­bar­que).

*En la eti­que­ta de un horno. El equi­po se va a ca­len­tar al ser ex­pues­to al ca­lor. (Por si aca­so al­guien se le ocu­rre usar­lo co­mo ne­ve­ra).

*En el en­vol­to­rio de una pa­rri­lle­ra. Pe­li­gro: Ries­go de in­cen­dio. Ma­ni­pu­le con cui­da­do cuan­do es­té pren­di­do. (Mosca con un pa­rri­lle­ro ebrio).

*En la ca­ja de un co­che­ci­to por­tá­til para be­bés. Aten­ción. Re­ti­re al ni­ño an­tes de do­blar. (A me­nos que el pe­que­ño for­me par­te de un cir­co en un show de con­tor­sio­nis­tas).

* En la eti­que­ta de un pro­duc­to al­ta­men­te in­fla­ma­ble. Pre­cau­ción: Si us­ted no pue­de en­ten­der, no pue­de leer to­das las ins­truc­cio­nes, pre­cau­cio­nes o ad­ver­ten­cias, me­jor no use es­te pro­duc­to. ( De­be­rían co­lo­car es­te avi­so en to­dos los cen­tros elec­to­ra­les).

* En una ca­ja de me­di­ca­men­tos psi­co­tró­pi­cos. Ad­ver­ten­cia: Pro­duc­to de uso de­li­ca­do que so­lo de­be ser ad­mi­nis­tra­do ba­jo es­tric­ta pres­crip­ción fa­cul­ta­ti­va. ( Muy re­co­men­da­ble para los adic­tos a los no­ti­cie­ros, ru­mo­res, bu­los y chis­mo­rreos en las re­des so­cia­les y que re­pi­ten co­mo lo­ros to­do lo que les dicen).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.