Di­ri­gen­tes de la MUD, son la Na­da

Notitarde - - Ciudad - Tha­ma­ra Al­ca­lá

Ca­da día los ve­ne­zo­la­nos en apo­yo a la su­pues­ta Me­sa de la Uni­dad De­mo­crá­ti­ca en Venezuela dis­mi­nu­yen en no­ta­bles nú­me­ros por­cen­tua­les; su gran de­cli­ve co­mien­za con la de­ci­sión ló­gi­ca de ini­ciar el pro­ce­so de diálogo con el Go­bierno Na­cio­nal, pe­ro de­bi­do a sus di­fe­ren­tes pos­tu­ras las cua­les es­tán ade­cua­das a los in­tere­ses par­ti­cu­la­res de ca­da fac­ción, no ter­mi­nan de dar­le una orien­ta­ción sen­sa­ta a sus se­gui­do­res.

Es no­ta­ble que quie­nes se des­pren­den ca­te­gó­ri­ca­men­te de la opo­si­ción en el día de hoy, pre­fie­ren ser in­de­pen­dien­tes, ya que su di­ri­gen­cia ha lo­gra­do trans­mi­tir­les una gran de­cep­ción, al ver y es­cu­char dia­ria­men­te las en­fren­ta­das de­cla­ra­cio­nes de quie­nes li­de­ran la opo­si­ción en Venezuela, pues sus se­gui­do­res es­pe­ra­ban cohe­ren­cia en sus dis­cur­sos y ac­cio­nes.

En tal di­ri­gen­cia, se ha vis­to una fal­ta de se­rie­dad ha­cia sus se­gui­do­res, pues le han ase­gu­ra­do ca­mi­nos ha­cia un cam­bio sin nin­gún plan y es allí don­de caen en una gran irres­pon­sa­bi­li­dad atro­pe­llan­do los po­de­res pú­bli­cos e irres­pe­tan­do la Cons­ti­tu­ción na­cio­nal a fin de al­can­zar sus in­tere­ses par­ti­cu­la­res y am­bi­ción de po­der a cual­quier cos­to.

En días pa­sa­dos el di­ri­gen­te opo­si­tor Hen­ri­que Ca­pri­les pro­pu­so un nue­vo re­lan­za­mien­to de la MUD con una pro­pues­ta uni­ta­ria para sa­lir de la cri­sis, pe­ro es sin du­da un buen mo­men­to para dar­le la lec­tu­ra ne­ce­sa­ria al fra­ca­so con­tun­den­te que he ve­ni­do re­se­ñan­do de di­chas alian­zas po­lí­ti­cas don­de so­lo se com­prue­ba el frau­de del su­pues­to cam­bio ofre­ci­do des­de ha­ce más de un año y con­tra­ria­men­te han ser­vi­do de ins­tru­men­to para ir en de­tri­men­to del bie­nes­tar de to­dos los ve­ne­zo­la­nos, in­clu­yen­do sus se­gui­do­res.

La MUD va pa­lo aba­jo y en sus dis­pa­ra­ta­das de­cla­ra­cio­nes lo de­jan ver cla­ra­men­te y hay quie­nes ase­gu­ran no que­rer ni sen­tar­se en la me­sa de diálogo, aún cuan­do sus com­pa­ñe­ros de la Uni­dad que in­te­gran di­cho pro­ce­so han in­for­ma­do que es­tán en la es­pe­ra de cum­pli­mien­tos.

Por otra par­te ve­mos 15 de los par­ti­dos de la opo­si­ción pi­dien­do la re­nun­cia del vo­ce­ro prin­ci­pal de la MUD “Chúo” To­rreal­ba, pues ade­más de ase­gu­rar que no que­rían ir al diálogo, por­que se­gún es­te G15 no es­ta­ban da­das las con­di­cio­nes, man­tie­nen que los res­pon­sa­bles del desas­tre in­terno de la de­re­cha ve­ne­zo­la­na lo tie­nen mon­ta­do los par­ti­dos Pri­me­ro Jus­ti­cia, Ac­ción De­mo­crá­ti­ca y Un Nue­vo Tiem­po y quie­nes por sobre to­das las co­sas no han po­di­do mos­trar una pos­tu­ra cla­ra sobre el te­ma del diálogo. Real­men­te son la NA­DA, son la ne­ga­ción de ellos mis­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.