Co­lap­so de los me­dios de pa­go

Notitarde - - Economía - Do­min­go Si­fon­tes* *dsi­fon­tes@uc.edu.ve Twit­ter:@dsi­fon­tes

Si al­go le ha­cíaa fal­ta al país era que el Go­bierno le arrui­na­rá las na­vi­da­des. Co­mo las co­sas es­tán tan bien de­ci­die­ron de una ma­ne­ra in­com­pren­si­ble co­lap­sar los me­dios de pa­go me­dian­te el re­ti­ro de cir­cu­la­ción del bi­lle­te de ma­yor de­no­mi­na­ción, to­do un de­ta­lle.

En un nue­vo arre­ba­to el pre­si­den­te Ma­du­ro in­ten­tó re­co­ger los bi­lle­tes de Bs. 100 a co­mo die­ra lu­gar, dán­do­se cuen­ta des­pués de una se­rie de si­tua­cio­nes irre­gu­la­res en di­fe­ren­tes es­ta­dos del país que “por aho­ra la me­ta no po­día ser cum­pli­da” y tu­vo que de­jar sin efec­to la de­ci­sión, al me­nos has­ta el 2 de enero.

La pe­cu­liar de­ci­sión de re­ti­rar de cir­cu­la­ción los bi­lle­tes de Bs. 100 de la peor ma­ne­ra po­si­ble tra­jo un co­lap­so de los me­dios de pa­go por­que mu­cha gen­te se que­dó sin efec­ti­vo. La pla­ta­for­ma de pa­go elec­tró­ni­ca co­lap­só co­mo su­ce­dió ha­ce me­nos de un mes y rea­li­zar al­go tan sen­ci­llo co­mo com­prar y pa­gar se con­vir­tió en un cal­va­rio. Es­to ge­ne­ró que las trans­fe­ren­cias vía in­ter­net au­men­ta­ran y mu­chos por­ta­les web de los ban­cos no pres­ta­rán el ser­vi­cio de ma­ne­ra ade­cua­da.

Na­da jus­ti­fi­ca se­me­jan­te de­ci­sión, al­go tan re­la­ti­va­men­te sen­ci­llo co­mo in­tro­du­cir un nue­vo cono mo­ne­ta­rio ha si­do mal ma­ne­ja­do. Se to­mó la de­ci­sión sin te­ner los nue­vos bi­lle­tes y las con­se­cuen­cias las es­tá pa­gan­do la gen­te, prin­ci­pal­men­te la de me­no­res re­cur­sos y que no es­tá ban­ca­ri­za­da. Es­ta se­ma­na ha si­do de hu­mi­lla­ción pa­ra to­do el país. A los pen­sio­na­dos les ha ido muy mal con to­do es­to, es una bur­la lo que es­tá su­ce­dien­do y to­do por no ha­cer las co­sas de la ma­ne­ra co­rrec­ta. Jus­ti­fi­car es­te con­jun­to de de­ci­sio­nes es una irres­pon­sa­bi­li­dad y un error por par­te de los se­gui­do­res del go­bierno por­que lo de­ci­di­do no tie­ne ni pie ni ca­be­za. Lo peor de to­do es que en el al­to go­bierno es­tán con­ven­ci­dos que esa es la vía pa­ra re­sol­ver el pro­ble­ma de la es­ca­sez de bi­lle­tes y la vo­la­ti­li­dad del ti­po de cam­bio. Ese es el prin­ci­pal pro­ble­ma: creer que lo es­tán ha­cien­do bien, cuan­do la ver­dad es que no pue­den sus­ti­tuir los bi­lle­tes por­que ge­ne­ran caos. Así es­tán acos­tum­bra­dos a tra­ba­jar mien­tras la gen­te pa­sa más tra­ba­jo del que ya ve­nía pa­san­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.