Em­ba­ja­dor ru­so en Tur­quía fue ase­si­na­do por terrorista

Se­gún el Al­cal­de de An­ka­ra, el au­tor fue un agen­te de las fuer­zas an­ti­dis­tur­bios

Notitarde - - Portada -

Jo­ven tur­co le dis­pa­ró por la es­pal­da, cuan­do inau­gu­ra­ba una mues­tra fo­to­grá­fi­ca de Ru­sia en una ga­le­ría de An­ka­ra.

Moscú, di­ciem­bre 19 ( EFE).El em­ba­ja­dor ru­so en Tur­quía, An­dréi Kar­lov, mu­rió ayer de­bi­do a las he­ri­das re­ci­bi­das por un ata­can­te quien lo hi­rió mor­tal­men­te en una ga­le­ría de ar­te en An­ka­ra, se­gún in­for­mó la Can­ci­lle­ría ru­sa.

El em­ba­ja­dor ru­so, Kar­lov, te­nía 62 años, es­ta­ba des­ti­na­do en Tur­quía des­de 2013 y era un ex­pe­ri­men­ta­do di­plo­má­ti­co con más de 35 años de ca­rre­ra.

Kar­lov es­ta­ba ca­sa­do, te­nía un hi­jo y en su lar­ga ca­rre­ra co­mo em­ba­ja­dor es­tu­vo tam­bién des­ti­na­do en Co­rea del Nor­te y en Co­rea del Sur.

El di­plo­má­ti­co ru­so fue he­ri­do por la es­pal­da en una ga­le­ría de ar­te, du­ran­te la vi­si­ta a una ex­po­si­ción fo­to­grá­fi­ca de­di­ca­da a Ru­sia; fue aten­di­do en el mis­mo lu­gar del ata­que tras ser al­can­za­do por los dis­pa­ros efec­tua­dos por Me­vlüt Mert Al­tin­tas, un agen­te de Po­li­cía tur­co de 22 años, quien for­ma­ba par­te de las fuer­zas an­ti­dis­tur­bios, se­gún el al­cal­de de An­ka­ra, Me­lih Gok­cek.

Tras dis­pa­rar va­rias ve­ces con­tra el di­plo­má­ti­co, el aba­ti­do au­tor del aten­ta­do, na­ci­do en 1994 en la ciu­dad de So­ke, en la pro­vin­cia de Ay­din, en la par­te oc­ci­den­tal del país, ex­cla­mó: “¡No se ol­vi­den de Ale­po, no se ol­vi­den de Si­ria! A me­nos que no­so­tros es­te­mos to­dos se­gu­ros, us­te­des tam­po­co sen­ti­rán se­gu­ri­dad. ¡Vuel­van, vuel­van! To­dos aque­llos que com­par­tan es­ta opre­sión y tor­tu­ra pa­ga­rán por ello”. “So- lo la muer­te me lle­va­rá de aquí”, con­clu­yó el hom­bre en tur­co, des­pués de gri­tar va­rias ve­ces “Alahu Ak­bar!” (¡Dios es gran­de!), así co­mo otras frases en ára­be.

Los tes­ti­gos pre­sen­tes en el aten­ta­do in­di­ca­ron a di­fe­ren­tes me­dios tur­cos que el ata­can­te ac­tuó so­lo y que sa­bía que no iba a sa­lir vi­vo del edi­fi­cio.

Bahar Ba­kir, una pe­rio­dis­ta que cu­bría el ac­to en el que Kar­lov dio un breve dis­cur­so pa­ra pre­sen­tar una ex­po­si­ción fo­to­grá­fi­ca so­bre Ru­sia, lla­ma­da “De Ka­li­nin­grad a Kam­chat­ka”, con­fir­mó que el ata­can­te se ha­lla­ba detrás del Em­ba­ja­dor y le dis­pa­ró por la es­pal­da, tal y co­mo mues­tra un ví­deo di­fun­di­do en los me­dios so­cia­les.

Un fotógrafo del dia­rio Hü­rri­yet, Ha­sim Ki­liç, quien se ha­lla­ba en la sa­la, ex­pli­có a su dia­rio que el ata­can­te se hi­zo pa­sar por un guar­dia en­car­ga­do de pro­te­ger al pro­pio Em­ba­ja­dor, o al me­nos da­ba la im­pre­sión de ser­lo.

“Nor­mal­men­te, el Em­ba­ja­dor ru­so no tie­ne pro­tec­ción po­li­cial, vino sin es­col­ta, só­lo con un asis­ten­te y un tra­duc­tor”, di­jo Ki­liç.

El pre­si­den­te de Tur­quía, Re­cep Tay­yip Erdogan, lla­mó por te­lé­fono a su ho­mó­lo­go ru­so, Vla­di­mir Putin, pa­ra dar­le de­ta­lles so­bre el aten­ta­do que aca­bó ayer con la vi­da del Em­ba­ja­dor ru­so en An­ka­ra, di­jo el por­ta­voz pre­si­den­cial Ibrahim Ka­lin, se­gún re­co­ge la agen­cia de no­ti­cias Ana­do­lu.

El su­pues­to ata­can­te, Me­vlüt Mert Al­tin­tas, per­ma­ne­ce ar­ma­do jun­to al cuer­po sin vi­da del em­ba­ja­dor ru­so en Tur­quía, An­dréi Kar­lov.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.