Dos hur­tos su­ce­si­vos se co­me­tie­ron en el On­co­ló­gi­co de Na­gua­na­gua

Du­ran­te el pa­sa­do fin de se­ma­na

Notitarde - - Ciudad -

Valencia, di­ciem­bre 19 (Ma­ria­ne­la Ro­drí­guez).- Du­ran­te el pa­sa­do fin de se­ma­na las ins­ta­la­cio­nes del Hos­pi­tal On­co­ló­gi­co Dr. Mi­guel Pé­rez Ca­rre­ño ubi­ca­do en el mu­ni­ci­pio Na­gua­na­gua, fue­ron vio­len­ta­das por de­lin­cuen­tes quie­nes hur­ta­ron va­rias uni­da­des de fár­ma­cos uti­li­za­dos pa­ra el tra­ta­mien­to de pa­cien­tes con cán­cer de­nun­cia­ron Jo­se­fi­na Sam­brano, pre­si­den­ta de la Fun­da­ción Mu­jer Sa­na, y Fran­cis­co To­var, del ser­vi­cio de Ser­vi­cio So­cial del ci­ta­do cen­tro de sa­lud.

Re­la­ta­ron que los hur­tos se re­gis­tra­ron de for­ma su­ce­si­vos en ho­ras de la no­che del sá­ba­do y el do­min­go. Du­ran­te el pri­mer he­cho de­lic­ti­vo los la­dro­nes sa­ca­ron de la pa­red un apa­ra­to de ai­re acon­di­cio­na­do, se me­tie­ron y se lle­va­ron 53 am­po­llas de Ke­ta­mi­na que es una dro­ga di­so­cia­ti­va con po­ten­cial alu­ci­nó­geno, uti­li­za­da en me­di­ci­na por sus pro­pie­da­des se­dan­tes, anal­gé­si­cas y so­bre to­do anes­té­si­cas. Tam­bién se car­ga­ron con dos fras­cos de Iso­flu­rano, un éter ha­lo­ge­na­do usa­do co­mo anes­té­si­co in­ha­la­to­rio.

Es­pe­cia­lis­tas con­sul­ta­dos in­for­ma­ron que des­de ha­ce va­rios meses la Ke­ta­mi­na ha des­apa­re­ci­do del mer­ca­do y se sos­pe­cha que es uti­li­za­da por adic­tos con la in­ten­ción de dro­gar­se.

Al­gu­nos em­plea­dos del on­co­ló­gi­co les lla­ma la aten­ción el he­cho que los ham­po­nes de lle­va­ron la Ke­ta­mi­na y de­ja­ron unas 800 am­po­llas de mor­fi­na que se en­con­tra­ban en el mis­mo es­tan­te.

El se­gun­do ro­bo ocu­rrió el do­min­go el la no­che. En es­ta oca­sión rom­pie­ron un vi­drio del área de qui­mio­te­ra­pia, vio­len­ta­ron una puer­ta y se di­ri­gie­ron di­rec­ta­men­te al lu­gar donde se en­con­tra­ban otras 10 am­po­llas del mis­mo fár­ma­co que ha­bían ro­ba­do la no­che an­te­rior.

El anes­té­si­co se en­con­tra­ba en el área de tra­ta­mien­to clínica del do­lor y en es­ta opor­tu­ni­dad tam­bién de­ja­ron a un la­do las am­po­llas de mor­fi­na que es­ta­ban en el lu­gar. De es­te ser­vi­cio tam­bién se lle­va­ron dos te­le­vi­so­res de 21 pul­ga­das.

Los de­nun­cian­tes sos­pe­chan que exis­te com­pli­ci­dad in­ter­na y coin­ci­den en afir­mar que se ne­ce­si­ta que al­guien sea co­no­ce­dor de la ac­ti­vi­dad in­ter­na de es­te cen­tro de sa­lud pa­ra sa­ber con pre­ci­sión el lu­gar donde es­tá ca­da ser­vi­cio así co­mo los fár­ma­cos.

Ex­pu­sie­ron que las ins­ta­la­cio­nes no cuen­tan con bue­na ilu­mi­na­ción y la ma­le­za es­tá tan al­ta que ca­si cu­bre la es­truc­tu­ra. A es­ta si­tua­ción se su­man los ro­bos que, se­gún afir­ma­ron, se han in­cre­men­ta­do en los úl­ti­mos meses lo que afec­ta el fun­cio­na­mien­to del hos­pi­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.