Unir­se fren­te al caos

Notitarde - - Opinión - Ju­lio Bor­ges bor­ges­ju­lio2015@gmail.com

La ines­ta­bi­li­dad so­cial que vi­vi­mos en los días re­cien­tes en nueve es­ta­dos del país y con ma­yor én­fa­sis la gra­ve cri­sis vi­vi­da en Ciu­dad Bo­lí­var que de­ri­vó en 350 ne­go­cios sa­quea­dos fren­te a la me­di­da de sa­car de cir­cu­la­ción la mitad de los bi­lle­tes sin ha­ber co­lo­ca­do los nue­vos bi­lle­tes, y su res­ti­tu­ción pos­te­rior e In­via­ble has­ta el 2 de Enero, no so­lo de­mues­tra lo ab­sur­do de la mis­ma y agra­va ex­tre­ma­da­men­te la cri­sis que día a día es­tán vi­vien­do los ve­ne­zo­la­nos.

De­mues­tra la in­sis­ten­cia del go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro en la to­ma de de­ci­sio­nes que en na­da con­tri­bu­yen al bie­nes­tar y a la tran­qui­li­dad de to­dos. El 30% de la po­bla­ción ve­ne­zo­la­na no tie­ne cuen­ta ban­ca­ria, los que me­nos tie­nen se­rán los más afec­ta­dos por es­ta me­di­da im­pro­vi­sa­da. No las gran­des ma­fias ima­gi­na­rias que se­ña­la el go­bierno.

La im­po­si­bi­li­dad de pa­gos de los ve­ne­zo­la­nos an­te la es­ca­sez de di­ne­ro y el co­lap­so del sis­te­ma de pun­tos de ven­ta se su­ma a la al­ta in­fla­ción y a la es­ca­sez de ali­men­tos y me­di­ci­nas a la que nos so­me­te el Par­ti­do So- cia­lis­ta Uni­do de Ve­ne­zue­la.

Pa­ra su­pe­rar la cri­sis ne­ce­si­ta­mos dis­ci­pli­na fiscal, re­glas cla­ras, generación de con­fian­za en­tre los pro­duc­to­res na­cio­na­les pa­ra pro­du­cir aquí lo que com­pra­mos afue­ra y una lu­cha fron­tal con­tra la co­rrup­ción. De ca­da 100 dó­la­res que en­tran al país, 97 vie­nen por la vía del pe­tró­leo. Si los pre­cios del pe­tró­leo es­tán muy ba­jos y pro­du­ci­mos ca­da vez me­nos, es­ta­mos con­de­na­dos a su­frir, a me­nos que di­ver­si­fi­que­mos la eco­no­mía y atrai­ga­mos in­ver­sión ex­tran­je­ra al país. Nin­gu­na de esas me­di­das es­tá en la agen­da de Ma­du­ro, de­di­ca­do, co­mo su an­te­ce­sor, a des­truir nues­tras in­dus­trias, em­pre­sas y ge­ne­rar caos con sus tor­pes de­ci­sio­nes.

Fren­te a la peor cri­sis de la his­to­ria, la Uni­dad no pue­de ser des­trui­da sino re­lan­za­da. Los ve­ne­zo­la­nos que cree­mos en la De­mo­cra­cia y en el Pro­gre­so de­be­mos pre­ser­var la Uni­dad y ser ga­ran­tes de ella, de su va­lor y es por ello que con­vo­ca­mos a los fac­to­res que ha­cen vi­da en la Me­sa de la Uni­dad De­mo­crá­ti­ca pa­ra for­ta­le­cer­nos, de­be­mos co­lo­car in­me­dia­ta­men­te la po­lí­ti­ca al ser­vi­cio de to­dos los ve­ne­zo­la­nos y no de pro­yec­tos par­ti­cu­la­res.

La Me­sa de Uni­dad De­mo­crá­ti­ca sin du­da al­gu­na de­be ser re­vi­sa­da pa­ra cam­biar lo que sea ne­ce­sa­rio, es­ta­ble­cer re­glas cla­ras y dar res­pues­tas efec­ti­vas al pue- blo ve­ne­zo­lano quien no so­lo exi­ge, ne­ce­si­ta ur­gen­te­men­te un cam­bio an­te la gra­ve cri­sis del país.

De­be­mos re­lan­zar a la Uni­dad De­mo­crá­ti­ca so­bre la ba­se de una ins­tan­cia que nos per­mi­ta unir fuer­zas y lo­grar cons­truir una ru­ta cla­ra pa­ra que el pue­blo ve­ne­zo­lano de­ci­da con su vo­to un cam­bio po­lí­ti­co pa­ra su­pe­rar la cri­sis y en­rum­bar al país ha­cia una Eco­no­mía fuer­te y una De­mo­cra­cia só­li­da donde to­dos ten­gan opor­tu­ni­da­des pa­ra pro­gre­sar en paz. Fren­te al au­to­ri­ta­ris­mo: Uni­dad. Fren­te a la im­pro­vi­sa­ción: una ru­ta de cam­bio po­lí­ti­co cla­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.