Rin­den ho­me­na­je a Ri­car­do Mal­do­na­do

Uni­ver­si­ta­rios re­sal­tan su con­di­ción hu­ma­na y la en­tre­ga a la for­ma­ción aca­dé­mi­ca

Notitarde - - Ciudad -

Va­len­cia, di­ciem­bre 23 ( Daisy Li­na­res).- En me­dio de las lá­gri­mas de pe­sar de los fa­mi­lia­res y ami­gos, las au­to­ri­da­des rec­to­ra­les de la Uni­ver­si­dad de Ca­ra­bo­bo, UC, le rin­die­ron ho­me­na­je pós­tu­mo al ex rec­tor de la ca­sa de es­tu­dios Ri­car­do Mal­do­na­do, ayer en la tar­de, en la Fu­ne­ra­ria Cre­púscu­lo Nor­te, en Ma­ñon­go, Va­len­cia, don­de se es­cu­cha­ron pa­la­bras de ad­mi­ra­ción y res­pe­to a la con­di­ción hu­ma­na que siem­pre le ca­rac­te­ri­zó.

La rec­to­ra, Jessy Di­vo de Ro­me­ro; el vi­ce­rrec­tor ad­mi­nis­tra­ti­vo, Jo­sé Án­gel Fe­rrei­ra; el vi­ce­rrec­tor aca­dé­mi­co, Uli­ses Ro­jas; y el se­cre­ta­rio, Pa­blo Au­re, pre­si­die­ron el ac­to de guar­dia que fue pre­ce­di­do por los ex rec­to­res Aní­bal Rue­da, Gustavo Hi­dal­go y Elis Mer­ca­do.

El ac­to del se­pe­lio del ex rec­tor Mal­do­na­do, quien fa­lle­ció es­te jue­ves al cho­car su vehícu­lo des­pués de su­frir un in­far­to, se lle­va­rá a ca­bo es­te do­min­go cuan­do sea lle­va­do al an­dén de la vie­ja ca­so­na del Rec­to­ra­do don­de se ofi­cia­rá una misa en ho­ras de la ma­ña­na, an­tes del en­tie­rro que se­rá en el ce­men­te­rio Jar­di­nes del Re­cuer­do.

Nun­ca de­jó las au­las

La rec­to­ra de la Uni­ver­si­dad de Ca­ra­bo­bo, Jessy Di­vo, quien com­par­tió su tra­ba­jo por más de 30 años con el pro­fe­sor Mal­do­na­do, ex­pre­só que de­ja un le­ga­do de ejem­plo co­mo pro­fe­sio­nal. Nun­ca aban­do­nó su au­la de cla­ses a pe­sar de ser au­to­ri­dad. “Su par­ti­da fue muy tem­pra­na, era un hom­bre que te­nía mu­cho que dar, no so­lo co­mo aca­dé­mi­co, sino co­mo de­fen­sor de la de­mo­cra­cia”.

“En mi con­di­ción de au­to­ri­dad, la­men­to su par­ti­da y ex­pre­so mis pa­la­bras de so­li­da­ri­dad a su es­po­sa, Ma­ría Lui­sa; a sus hi­jos, Ri­car­do Jo­sé, Jor­ge Luis, Ju­lio Cé­sar y Juan Ri­car­do; y a sus de­más fa­mi­lia­res. Nos sor­pren­dió su muer­te, tem­pra­na; hoy le ren­di­mos ho­no­res co­mo co­rres­pon­de a su in­ves­ti­du­ra co­mo rec­tor de la UC”.

Una obra in­con­men­su­ra­ble

El pro­fe­sor An­to­nio Eca­rri afir­mó que a Ri­car­do Mal­do­na­do se le de­be la Ciu­dad Uni­ver­si­ta­ria, que jun­to a su es­po­sa, Ma­ría Lui- sa, tra­ba­jó de ma­ne­ra in­can­sa­ble y per­ma­nen­te sin otra re­tri­bu­ción que no fue­ra la sa­tis­fac­ción del de­ber cum­pli­do, pe­ro sin de­jar de des­ta­car su ca­li­dad hu­ma­na.

“De­jó una obra in­con­men­su­ra­ble en la uni­ver­si­dad. La la­bor que hi­zo en opo­si­ción a ca­si to­dos los go­bier­nos siem­pre con­si­guió su­mar a la ins­ti­tu­ción, por su te­són y so­li­da­ri­dad con la gen­te. Fue quien ini­ció la des­cen­tra­li­za­ción en la UC, siem­pre del la­do del pue­blo. Se nos fue un uni­ver­si­ta­rio in­te­gral”.

Pér­di­da irre­pa­ra­ble

El pro­fe­sor Elis Mer­ca­do des­ta­có que la pér­di­da del ex rec­tor Mal­do­na­do es la­men­ta­ble, por­que for­ma par­te de la his­to­ria de la uni­ver­si­dad. “Hom­bre tra­ba­ja­dor, lo que le ga­nó ami­gos, re­co­no­ci­do en el va­lor su­pre­mo de ser uni­ver­si­ta­rio. Pa­ra los pro­fe­so­res, los es­tu­dian­tes, los em­plea­dos y los obre­ros, és­ta es una pér­di­da irre­pa­ra­ble”.

Ade­más, Ri­car­do Mal­do­na­do nun­ca se ple­gó a los an­to­jos del Go­bierno. “Com­ba­tió en las ca­lles el ré­gi­men to­ta­li­ta­rio que te­ne­mos en el país. Paz a sus res­tos”.

A car­ta ca­bal

El ex vi­ce­rrec­tor aca­dé­mi­co de la UC Ro­lan­do Smith afir­mó que el pro­fe­sor Mal­do­na­do fue un ac­tor pro­ta­gó­ni­co de la re­no­va­ción uni­ver­si­ta­ria a fi­na­les de la dé­ca­da de los se­sen­ta y, a lo lar­go de su vi­da ins­ti­tu­cio­nal, un uni­ver­si­ta­rio de pri­mer or­den que asu­mió ta­reas y pro­yec­tos por una uni­ver­si­dad de ciu­da­da­nía y de res­pon­sa­bi­li­dad so­cial in­te­gral. “Se le re­cor­da­rá co­mo es­tu­dian­te ague­rri­do”.

Su in­fluen­cia con­ti­nua­rá

Jo­sé Bo­te­llo Wil­son, ex rec­tor aca­dé­mi­co de la UC, di­jo que la ins­ti­tu­ción per­dió una de las men­tes más cla­ras. “Fue rec­tor sin ser vi­ce­rrec­tor, tra­ba­ja­mos jun­tos, a pe­sar de que yo era de la fór­mu­la con­tra­ria a la su­ya; tra­ba­ja­mos en su obra que es evi­den­te, y na­die lo pue­de ne­gar, de­di­có to­da su vi­da a la uni­ver­si­dad, lo que ha­bla de lo bien que que­ría a la ins­ti­tu­ción uni­ver­si­ta­ria”, des­ta­có.

Pa­la­bras de ad­mi­ra­ción y res­pe­to ha­cia el pro­fe­sor Mal­do­na­do se es­cu­cha­ron en los ac­tos que en su ho­me­na­je ce­le­bra­ron ayer en Va­len­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.