Ro­dol­fo Ci­ba­nik: En Ve­ne­zue­la el diá­lo­go es in­dis­pen­sa­ble

“Al­gu­nos di­ri­gen­tes han pa­sa­do a re­pre­sen­tar­se a sí mis­mos”

Notitarde - - Ciudad -

Va­len­cia, di­ciem­bre 28 (Ca­ro­li­na Cam­pos).- Pa­ra el pre­si­den­te de Fe­dein­dus­trias Ca­ra­bo­bo, Ro­dol­fo Ci­ba­nik, es in­dis­pen­sa­ble que en Ve­ne­zue­la el diá­lo­go se man­ten­ga, de otra for­ma los sec­to­res po­lí­ti­cos y eco­nó­mi­cos no po­drán di­ri­mir sus di­fe­ren­cias y es­ta­ble­cer ese ca­mino de “su­pera­ción y con­sen­so que la po­bla­ción es­pe­ra tan­to re­co­rrer”.

“El diá­lo­go es una obli­ga­ción pa­ra to­dos los ve­ne­zo­la­nos, no exis­te po­si­bi­li­dad de sa­lir ade­lan­te y su­pe­rar los gra­ves pro­ble­mas que tie­ne el país si no nos po­ne­mos de acuer­do (...) par­te de la ba­se que tie­nes que con­ver­sar con gen­te que no te cae bien”.

Las com­pli­ca­cio­nes que has­ta aho­ra ha apre­cia­do Ci­ba­nik en cuan­to a és­te tie­nen que ver con los fac­to­res que han par­ti­ci­pa­do, “a ve­ces creo que los di­ri­gen­tes en ge­ne­ral han pa­sa­do a re­pre­sen­tar­se a sí mis­mos y no a la gen­te que se­gún las en­cues­tas es la que apo­ya es­tas plá­ti­cas”.

Sin em­bar­go, es un in­con­ve­nien­te que asu­me pue­da so­lu­cio­nar­se si se im­ple­men­ta­ra un me­ca­nis­mo que per­mi­tie­ra a los gru­pos que no es­tán com­pro­me­ti­dos con la po­lí­ti­ca, par­ti­ci­par ac­ti­va­men­te en las me­sas de con­ver­sa­cio­nes que man­te­nían par­ti­dos pro go­bierno y opo­si­ción.

“Me pa­re­ce cohe­ren­te y co­rrec­to que se pue­dan in­cor­po­rar al diá­lo­go los sec­to­res de la eco­no­mía pro­duc­ti­va y de los ser­vi­cios, por­que uno de los pro­ble­mas esen­cia­les que tie­ne la Re­pú­bli­ca tie­ne que ver pre­ci­sa- men­te con el ám­bi­to fi­nan­cie­ro”, ase­gu­ró.

Vi­sión de in­dus­tria­les

Las ex­pec­ta­ti­vas que Fe­dein­dus­tria tie­ne pa­ra el pró­xi­mo año son óp­ti­mas, al me­nos pa­ra el pre­si­den­te del gre­mio en la re­gión, los in­dus­tria­les se­gui­rán ade­lan­te por­que su esen­cia es: El tra­ba­jo, la pro­duc­ción y el bie­nes­tar ge­ne­ral de sus usua­rios. “Los paí­ses no quie­bran, en mo­men­tos de cri­sis se ge­ne­ran mu­chí­si­mas opor­tu­ni­da­des. Así co­mo hay gen­te que le ha ido mal, le ha ido bien a quie­nes la­bo­ran”, des­ta­có.

Cier­ta­men­te, se­gún Ci­ba­nik el mo­de­lo em­pre­sa­rial ha ido cam­bian­do; el sec­tor in­dus­trial de­be ge­ne­rar sus pro­pias di­vi­sas y re­cur­sos pa­ra man­te­ner­se de pie, “por­que ésa es la res­pon­sa­bi­li­dad que se tie­ne con la fa­mi­lia, los tra­ba­ja­do­res y el país”.

Pre­si­den­te de Fe­dein­dus­trias Ca­ra­bo­bo, Ro­dol­fo Ci­ba­nik, es­pe­ra que en la me­sa de dis­cu­sio­nes se in­cor­po­re tam­bién al sec­tor em­pre­sa­rial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.