El cul­to a los erro­res

Notitarde - - Opinión - @sau­lor­te­gap­suv

Dip. Saúl Or­te­ga

El pue­blo ve­ne­zo­lano ha si­do víc­ti­ma de la más te­rri­ble e in­fa­me cam­pa­ña pa­ra que­brar su vo­lun­tad po­lí­ti­ca de ser li­bre, in­de­pen­dien­te y so­be­ra­na, son mu­chas las ac­cio­nes pa­ra que su­bor­di­ne su so­be­ra­nía y per­mi­ta el sa­queo de sus ri­que­zas por los amos del mun­do, el im­pe­ria­lis­mo y las fuer­zas reac­cio­na­rias que bus­can im­po­ner su he­ge­mo­nía en el mun­do so­me­tien­do a los pue­blos. En nues­tro país son la­ca­yos y alia­dos a es­tos in­tere­ses la fuer­za po­lí­ti­ca opo­si­to­ra agru­pa­das en la coa­li­ción MUD.

Sus ac­cio­nes se re­du­cen a una co­la­bo­ra­ción cóm­pli­ce con es­tos in­tere­ses, es así co­mo des­de el ex­te­rior se pri­vi­le­gia el es­ce­na­rio vio­len­to pa­ra ha­cer­se del po­der e im­po­ner un go­bierno tí­te­re pro­fun­da­men­te an­ti­po­pu­lar y an­ti­de­mo­crá­ti­co.

El 2016 ha si­do du­ro, di­fí­cil y com­ple­jo pa­ra las fuer­zas re­vo­lu­cio­na­rias y pa­ra to­do el pue­blo, nos han im­pues­to un es­que­ma de gue­rra no con­ven­cio­nal ha­cien­do én­fa­sis en so­me­ter por ham­bre a nues­tra gen­te, obli­gán­do­la a vi­vir un con­jun­to de si­tua­cio­nes di­fí­ci­les, com­ple­jas com­bi­nan­do el blo­queo eco­nó­mi­co, la gue­rra fi­nan­cie­ra, la gue­rra di­plo­má­ti­ca, y una cam­pa­ña sis­te­má­ti­ca con­tra las ins­ti­tu­cio­nes de­mo­crá­ti­cas pa­ra des­es­ta­bi­li­zar el sis­te­ma po­lí­ti­co, así co­mo ac­cio­nes te­rro­ris­tas pa­ra im­plan­tar la vio­len­cia en el cuer­po so­cial y des­truir las or­ga­ni­za­cio­nes po­pu­la­res pa­ra po­der fa­ci­li­tar la in­ter­ven­ción ex­tran­je­ra y la cam­pa­ña psi­co­ló­gi­ca que pa­re­cen ino­cen­tes pe­ro no lo son.

De­trás de la bur­la por ejem­plo y ci­to sus ex­pre­sio­nes “te­ne­mos pa­tria pe­ro no hay pa­pel hi­gié­ni­co”, se tra­ta de aso­ciar una ne­ce­si­dad in­sa­tis­fe­cha crea­da por ellos, que de for­ma ne­ga­ti­va se asocia con el con­cep­to de pa­tria, se bus­ca ba­na­li­zar, des­mo­ra­li­zar a nues­tro pue­blo, pa­ra que no lu­che y no de­fien­da su pa­tria en un es­ce­na­rio al mo­men­to de una in­ter­ven­ción mi­li­tar nor­te­ame­ri­ca­na, así co­mo ocu­rrió en el ca­so de Irak y Li­bia. Es­tos es­ce­na­rios pla­ni­fi­ca­dos des­de el ex­tran­je­ro con la co­la­bo­ra­ción de la vo­ce­ría opo­si­to­ra ve­ne­zo­la­na ha si­do de­rro­ta­da es­te año.

Ca­be des­ta­car que lo afir­ma­do por los vo­ce­ros de es­tos gru­pos han re­co­no­ci­do que no pu­die­ron lo­grar su ob­je­ti­vo de de­rro­car al go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro en los pri­me­ros seis me­ses, pe­ro han ra­ti­fi­ca­do que no asis­ti­rán al diá­lo­go el pró­xi­mo 13 de Enero, de nue­vo den­tro de la coa­li­ción opo­si­to­ra a triun­fa­do el con­cep­to de la vio­len­cia irra­cio­nal, prác­ti­cas que han si­do di­ri­gi­das y ex­hi­bi­das por el se­ñor Ca­pri­les y Ló­pez, la sociedad de­mo­crá­ti­ca de­be cons­truir con­sen­so pa­ra en­fren­tar tan­to las ac­cio­nes di­so­cia­do­ras y las prác­ti­cas te­rro­ris­tas de fac­to­res neo­fas­cis­tas por el pe­li­gro que re­pre­sen­tan pa­ra la Paz y el bie­nes­tar co­lec­ti­vo de to­dos los ve­ne­zo­la­nos.

Pa­ra es­tos sec­to­res que han re­cha­za­do el diá­lo­go y ha­cen cul­to a la vio­len­cia es muy di­fí­cil un vi­ra­je po­lí­ti­co, una rec­ti­fi­ca­ción a pe­sar de que pue­dan re­co­no­cer su de­rro­ta, no son ca­pa­ces de una au­to­crí­ti­ca, pues sus amos es­pe­ran re­sul­ta­dos de lo que han fi­nan­cia­do y es so­bre un ba­ño de san­gre en nues­tro sue­lo don­de es­pe­ran re­sul­ta­dos po­lí­ti­cos.

Es de ahí que el pri­mer tri­mes­tre del 2017 no ten­dre­mos de es­tos sec­to­res otra co­sa que un nue­vo desafío an­ti­de­mo­crá­ti­co que de­be­mos ven­cer con mu­cha fir­me­za, con la cons­ti­tu­ción y la ley en la mano, pa­ra el pue­blo y las fuer­zas re­vo­lu­cio­na­rias de­ben man­te­ner los más am­plios es­pa­cios de dia­lo­go, cons­truir nue­vos es­ce­na­rios don­de apa­rez­can nue­vos ac­to­res en el cam­po opo­si­tor con le­gi­ti­mi­dad que su­peren las ac­cio­nes de los gru­pos neo­fas­cis­tas.

Sin em­bar­go, pe­se a es­tas ex­pec­ta­ti­vas na­da ha­la­ga­do­ras no­so­tros es­ta­mos obli­ga­dos a cons­truir la fe­li­ci­dad del pue­blo ve­ne­zo­lano, a cons­truir es­pa­cios de par­ti­ci­pa­ción po­lí­ti­ca, eco­nó­mi­ca y so­cial que nos per­mi­ta de­rro­tar la de­sigual­dad y abrir una es­pe­ran­za pa­ra to­dos, ra­ti­fi­cán­do­les nues­tro com­pro­mi­so que el año 2017 se­rá un año prós­pe­ro, de éxi­to pa­ra los com­pa­trio­tas, ¡¡¡Fe­liz Año!!!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.