Mi­la­gros Fi­gue­roa: El ar­te es la me­jor te­ra­pia de re­la­ja­ción que se tie­ne

Ejem­plo de mu­jer car­lo­sar­ve­len­se

Notitarde - - Regiones -

Güi­güe, di­ciem­bre 29 ( Je­ni­ree Se­que­da Mo­reno).- Des­de los 10 años de edad Mi­la­gros Her­mi­nia Fi­gue­roa Or­te­ga des­cu­brió su amor por la pin­tu­ra, ta­len­to que em­pe­zó a plas­mar en cua­dros alu­si­vos a los per­so­na­jes de Dis­ney que por mu­chos años de­co­ra­ron las pa­re­des de su ha­bi­ta­ción, en la hu­mil­de vi­vien­da don­de re­si­de en la ur­ba­ni­za­ción An­drés Be­llo.

Na­ci­da y cria­da en la pa­rro­quia Güi­güe del mu­ni­ci­pio Carlos Ar­ve­lo, con sus obras ar­tís­ti­cas Mi­la­gros se ha ga­na­do el ca­ri­ño y ad­mi­ra­ción de los car­lo­sar­ve­len­ses, quie­nes con­ti­nua­men­te le ha­cen en­car­gos.

Su amor por la pin­tu­ra la lle­vó a crear un pro­gra­ma de reciclaje a tra­vés del cual -ase­gu­ra­con­tri­bu­ye con el me­dio am­bien­te, re­co­gien­do bo­te­llas de vi­drio que con­vier­te en ver­da­de­ras obras de ar­te.

Cien­tos de bo­te­llas de­co­ra­das ador­nan su vi­vien­da, don­de pa­sa los días jun­to a su es­po­so Ma­rio Pé­rez, sus hi­jos Mi­guel y Ma­lón Pé­rez y su ma­dre Isa­bel Or­te­ga, quien des­de ha­ce mu­chos años se con­vir­tió en su mano de­re­cha, ayu­dán­do­la a se­lec­cio­nar y la­var las bo­te­llas que uti­li­za pa­ra plas­mar sus pin­tu­ras.

Es­ta em­pren­de­do­ra mu­jer, sobreviviente de cán­cer, ade­más de­mues­tra su ha­bi­li­dad a tra­vés de pin­tu­ras en cua­dros y ce­rá­mi­cas, mu­chas de las cua­les lu­cen col­ga­das en ca­da es- pa­cio de su casa.

Uno de los tra­ba­jos que con­si­de­ra más em­ble­má­ti­co, es un cua­dro estilo co­lla­ge que reali­zó ha­ce va­rios años con cien­tos de pá­gi­nas de la re­vis­ta Le­tra In­ver­sa de es­ta casa edi­to­rial.

“Mi es­po­so es asi­duo lec­tor del dia­rio No­ti­tar­de y siem­pre me han cau­ti­va­do las pin­tu­ras y obras de ar­te que sa­len pu­bli­ca­das en la sec­ción de cul­tu­ra Le­tra In­ver­sa, en­ton­ces un día de­ci­dí que era bue­na idea co­lec­cio­nar­las y rea­li­zar un co­lla­ge”, di­jo.

Lue­go de ba­ta­llar con la du­ra en­fer­me­dad, Mi­la­gros Her­mi­nia vio en la pin­tu­ra un alia­do pa­ra su­pe­rar su eta­pa de­pre­si­va y des­de en­ton­ces su amor por el ar­te es ma­yor, pues con­si­de­ra que es és­ta la me­jor te­ra­pia de re­la­ja­ción que tie­ne pa­ra ol­vi­dar to­do lo pa­sa­do.

Ar­tis­ta y do­cen­te

Ade­más de su ta­len­to pa­ra pin­tar, Mi­la­gros se des­ta­ca co­mo do­cen­te en la Uni­dad Edu­ca­ti­va Lino de Cle­men­te, don­de es re­co­no­ci­da no so­lo por su pro­fe­sio­na­lis­mo y ma­ne­ra de en­se­ñar, sino por sus obras de ar­te.

En­tre la pin­tu­ra y la edu­ca­ción, es­ta mu­jer car­lo­sar­ve­len­se pa­sa sus días en el ho­gar que la vio na­cer y lu­char con­tra duras ba­ta­llas que con fe y op­ti­mis­mo ha lo­gra­do ven­cer, de­mos­tran­do a sus hi­jos y fa­mi­lia que “el que­rer es po­der”.

Mi­la­gros es­tá ro­dea­da de bo­te­llas y cua­dros en los que ha plas­ma­do su ta­len­to pa­ra la pin­tu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.