Un muer­to y un de­te­ni­do en La Ya­gua­ra

Notitarde - - Sucesos -

Li­ber­ta­dor, di­ciem­bre 29 (Ana M. Ra­mos Ló­pez).- Un aba­ti­do y un de­te­ni­do fue el sal­do de un pre­sun­to en­fren­ta­mien­to en­tre fun­cio­na­rios de la Po­li­cía de Li­ber­ta­dor y dos su­pues­tos de­lin­cuen­tes, ocu­rri­do a las 8 de la ma­ña­na del jue­ves, en el sec­tor seis de la hacienda San­ta Isa­bel de La Ya­gua­ra.

La in­for­ma­ción fue su­mi­nis­tra­da por el co­mi­sio­na­do Ru­bén Maldonado, di­rec­tor del cuer­po de se­gu­ri­dad lo­cal. El fa­lle­ci­do que­dó iden­ti­fi­ca­do co­mo Ju­nior José Mu­ji­ca Fer­nán­dez, co­no­ci­do co­mo “El Pla­ta­no­te”, mien­tras que el aprehen­di­do es Kei­ver Je­sús Lo­ve­ra Mar­tí­nez de 23 años.

La pa­re­ja ge­ne­ra­ba zo­zo­bra en la pa­rro­quia In­de­pen­den­cia. Co­me­tían ro­bos en es­ta­ble­ci­mien­tos co­mer­cia­les y atra­ca­ban a quie­nes re­ti­ra­ban efec­ti­vo de las en­ti­da­des ban­ca­rias, ade­más so­me­tían a los tran­seún­tes pa­ra des­po­jar­los de sus per­te­nen­cias.

El co­mi­sio­na­do pre­ci­só que Ju­nior Mu­ji­ca do­mi­na­ba la zo­na de­bi­do a los de­li­tos que co­me­tía, co­mo ex­tor­sión, se­cues­tro y ro­bo de au­tos y mo­tos. Ade­más es­ta­ba fu­ga­do del Cen­tro Pe­ni­ten­cia­rio de Ara­gua, co­no­ci­do co­mo pe­nal de To­co­rón.

“El Pla­ta­no­te” es­ta­ba sien­do in­ves­ti­ga­do por ser el pre­sun­to ho­mi­ci­da de An­der­son Ja­vier Acos­ta, de 24 años, a quien le efec­tua­ron más de 10 ti­ros, en he­cho ocu­rri­do el 22 de es­te mes en la ca­lle Amor Pa­trio del sec­tor Ba­rre­ra, pa­rro­quia In­de­pen­den­cia del mu­ni­ci­pio Li­ber­ta­dor.

El cri­men es­tá en ave­ri­gua­ción por par­te del Eje de Ho­mi­ci­dios del Cicpc, ba­se La Flo­ri­da.

El he­cho

Ju­nior Mu­ji­ca y su com­pa­ñe­ro Kei­ver Lo­ve­ra ro­ba­ron a ve­ci­nos del sec­tor la no­che del miér­co­les y, la ma­ña­na del jue­ves, se en­con­tra­ban ar­ma­dos me­ro­dean­do la zo­na en una mo­to azul, mar­ca Em­pi­re, mo­de­lo Hor­se, an­te es­ta si­tua­ción irre­gu­lar, ha­bi­tan­tes se co­mu­ni­ca­ron con el co­man­do a tra­vés del 0800-LI­BER­TA (5423782).

Una co­mi­sión de pa­tru­lla­je mo­to­ri­za­do lle­gó al lu­gar, en don­de ob­ser­va­ron a los hombres, les die- ron la voz de al­to, pe­ro ig­no­ra­ron el lla­ma­do, arro­ja­ron la mo­to e in­ten­ta­ron huir ha­cia una in­va­sión, en don­de los agen­tes cap­tu­ra­ron a Kei­ver, mien­tras que su com­pa­ñe­ro co­men­zó a ac­cio­nar una arma con­tra los fun­cio­na­rios, lo que ge­ne­ró un in­ter­cam­bio de dis­pa­ros, en don­de re­sul­tó he­ri­do Mu­ji­ca. Fue tras­la­da­do por los po­li­cías has­ta un cen­tro mé­di­co cer­cano, don­de fa­lle­ció. Du­ran­te el pro­ce­di­mien­to los agen­tes re­cu­pe­ra­ron del aba­ti­do un re­vól­ver ca­li­bre 38, mar­ca Tau­rus, ade­más de la mo­to que se en­cuen­tra so­li­ci­ta­da por ro­bo, es­te vehícu­lo au­to­mo­tor tie­ne co­mo ca­rac­te­rís­ti­ca una eti­que­ta en la que se lee “Dj Tom Maes­tro”.

Lo ma­ta­ron a gol­pes

A las 6 de la tar­de del 25 de di­ciem­bre, Ma­ca­rio Tri­gi­lio En­ri­que Váz­quez Ro­drí­guez, de 34 años, sa­lió de su casa en Be­llo Mon­te I, pa­rro­quia Ra­fael Ur­da­ne­ta, pe­ro no le di­jo a su es­po­sa cuál era su des­tino, so­lo se des­pi­dió y se lle­vó un bol­so con par­te de su ro­pa, ac­ción que no lla­mó la aten­ción de su com­pa­ñe­ra sen­ti­men­tal, ya que for­ma­ba par­te de sus cos­tum­bres, lle­var al­go de ves­ti­men­ta en su mo­rral.

Lle­gó la no­che, pe­ro Ma­ca­rio no apa­re­ció. La preo­cu­pa­ción co­men­zó a an­gus­tiar a los fa­mi­lia­res, quie­nes lla­ma­ban in­sis­ten­te­men­te a su te­lé­fono, la úni­ca res­pues­ta era la ope­ra­do­ra que in­di­ca­ba que el te­lé­fono es­ta­ba apa­ga­do.

Al día si­guien­te aún no te­nían no­ve­dad, pe­ro to­do cam­bió a las 10 de la no­che del 26, los pa­rien­tes re­ci­bie­ron una lla­ma­da del nú­me­ro de la víc­ti­ma, una per­so­na que nun­ca se iden­ti­fi­có les con­fir­mó lo que ya sos­pe­cha­ban, Váz­quez ha­bía si­do ase­si­na­do.

“La pe­sa­di­lla” no ter­mi­nó allí, pues de­bían bus­car el lu­gar don­de ha­bía si­do aban­do­na­do el ca­dá­ver, por ra­zo­nes que pre­fi­rie­ron omi­tir a la pren­sa, los fa­mi­lia­res lo­gran ha­llar el cuer­po la ma­ña­na del miér­co­les con la ayu­da de la po­li­cía, en un lu­gar en­mon­ta­do del sec­tor Bo­ca de Río, en la pa­rro­quia Ra­fael Ur­da­ne­ta de Va­len­cia, las ca­rac­te­rís­ti­cas del te­rreno im­pe­día ubi­car el cuer­po con ra­pi­dez.

La víc­ti­ma fue ha­lla­da des­ves­ti­da, su ro­pa la lo­ca­li­za­ron a unos 40 me­tros de dis­tan­cia. Fue que­ma­do de la cin­tu­ra ha­cia aba­jo y te­nía las mu­ñe­cas ma­nia­ta­das. Par­te de la den­ta­du­ra se la ha­bían ex­traí­do, lo mis­mo hi­cie­ron con sus ojos, su ros­tro pre­sen­ta­ba sig­nos de ha­ber si­do gol­pea­do, in­for­ma­ron los do­lien­tes, quie­nes des­co­no­cen cuál fue el móvil del cri­men, pe­ro de ma­ne­ra ex­tra­ofi­cial se co­no­ció que la ven­gan­za po­dría ser la cau­sa.

Los fun­cio­na­rios tras­la­da­ron los ca­dá­ve­res has­ta el De­par­ta­men­to Fo­ren­se del hos­pi­tal cen­tral.

El aprehen­di­do y la mo­to­ci­cle­ta re­cu­pe­ra­da por la Po­li­cía de Li­ber­ta­dor, tras el en­fren­ta­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.