In­cen­dios de ve­ge­ta­ción des­tru­yen flo­ra y fau­na

En los Par­ques Na­cio­na­les San Es­te­ban y Hen­ri Pit­tier

Notitarde - - Ciudad /7 -

Va­len­cia, enero 3 ( Ma­ría Quin­te­ro).- En es­ta épo­ca del año son muy fre­cuen­tes los in­cen­dios de ve­ge­ta­ción en los Par­ques Na­cio­na­les co­mo lo son: Hen­ri Pit­tier en el es­ta­do Ara­gua y el San Es­te­ban de Ca­ra­bo­bo, así co­mo en el Ce­rro El Ca­fé en Va­len­cia. Pa­ra co­no­cer las cau­sas por las cua­les se ori­gi­na un in­cen­dio de ve­ge­ta­ción, el equi­po re­por­te­ril de es­ta ca­sa edi­to­ra en­tre­vis­tó vía te­le­fó­ni­ca a Ja­co­bo Vi­dar­te Do­nai­re, coor­di­na­dor ge­ne­ral del Ins­ti­tu­to de Bús­que­da y Sal­va­men­to (I-SAR).

El experto in­di­có que más del 90% de los in­cen­dios fo­res­ta­les que ocu­rren en el mun­do son de ori­gen an­tró­pi­co y por otras cau­sas en­tre las que fi­gu­ran ex­cur­sio­nis­tas que ob­vian pro­ce­di­mien­tos de se­gu­ri­dad con las fo­ga­tas y co­nu­que­ros que uti­li­zan el fue­go pa­ra “des­pe­jar” te­rre­nos pa­ra su pos­te­rior uti­li­za­ción.

Otro de los orí­ge­nes de los in­cen­dios fo­res­ta­les es la ac­ción de ca­za­do­res fur­ti­vos que uti­li­zan el fue­go pa­ra ha­cer mi­grar sus pre­sas a sec­to­res don­de pue­dan lo­grar su co­me­ti­do; tam­bién los pi­ro­ma­nía­cos o ines­cru­pu­lo­sos.

Por otro la­do, Vi­dar­te des­ta­có que las cau­sas na­tu­ra­les que pue­den dar ori­gen a un in­cen­dio son bá­si­ca­men­te la caí­da de ra­yos en zo­nas bos­co­sas y erup­cio­nes vol­cá­ni­cas, es­to úl­ti­mo no apli­ca en Venezuela.

Épo­ca de in­cen­dios fo­res­ta­les

El experto re­cor­dó que la tem­po­ra­da de in­cen­dios fo­res­ta­les co­mien­za en la zo­na nor­te del país en­tre los me­ses de no­viem­bre y abril, tiem­po en el cual ge­ne­ral­men­te exis­ten al­tas tem­pe­ra­tu­ras, vien­tos cons­tan­tes, po­ca o nin­gu­na pre­ci­pi­ta­ción y hu­me­dad re­la­ti­va li­ge­ra­men­te al­ta.

“Los in­cen­dios fo­res­ta­les po­seen ca­rac­te­rís­ti­cas que los di­fe­ren­cian no­ta­ble­men­te de otros ti­pos de in­cen­dio, por ejem­plo, en un in­cen­dio fo­res­tal se pue­den apre­ciar tres cla­ses de in­cen­dios que po­pu­lar­men­te se co­no­cen co­mo: in­cen­dio sub­te­rrá­neo, el cual se pro­pa­ga de­ba­jo de la ca­pa su­per­fi­cial; in­cen­dio de su­per­fi­cie, el cual pue­de ser vi­sua­li­za­do; e in­cen­dio de copa, in­cen­dio aé­reo o de co­ro­na, és­te se pre­sen­ta en las co­pas de los ár­bo­les”, di­jo Vi­dar­te.

Fuer­te de­te­rio­ro a la na­tu­ra­le­za

A jui­cio del en­tre­vis­ta­do, los in­cen­dios fo­res­ta­les cau­san un fuer­te de­te­rio­ro a la na­tu­ra­le­za, mi­gra­ción y afec­ta­ción de flo­ra y fau­na, ero­sión, de­bi­li­ta­mien­to de la ca­pa ve­ge­tal, lo que pro­pi­cia­rá un des­la­ve en ca­so de llu­via y afec­ta­ción a per­so­nas en áreas ad­ya­cen­tes, en­tre otras.

Re­cor­dó que en los Par­ques Na­cio­na­les Hen­ri Pit­tier y San Es­te­ban se pier­den más de 4 mil hec­tá­reas ca­da tem­po­ra­da de in­cen­dios; sin em­bar­go, ase­gu­ra que la ci­fra pue­de dis­mi­nuir si to­das las per­so­nas co­la­bo­ra­mos con el am­bien­te.

Me­di­das de pre­ven­ción

El experto en aten­ción de emer­gen­cia agre­gó que las per­so­nas de­ben pro­pi­ciar el cui­do y sen­ti­do de pro­pie­dad de los re­cur­sos na­tu­ra­les, con pro­gra­mas de edu­ca­ción, siem­bra y sis­te­mas co­mu­ni­ta­rios de mo­ni­to­reo.

De igual for­ma, el per­so­nal es­pe­cia­li­za­do co­mo Bom­be­ros Fo­res­ta­les, Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Par­ques (In­par­ques) y gru­pos vo­lun­ta­rios con­ser­va­cio­nis­tas pue­den ase­so­rar a las co­mu­ni­da­des en ma­te­ria de ela­bo­ra­ción y man­te­ni- mien­to de cor­ta­fue­gos o zan­jas, en ca­so de ser ne­ce­sa­rios.

Asi­mis­mo al ob­ser­var un in­cen­dio fo­res­tal de­be ser re­por­ta­do al nú­me­ro 911 o al 0-800-AM­BIEN­TE (26243683); am­bos nú­me­ros po­seen co­ber­tu­ra na­cio­nal y ope­ra­do­res las 24 ho­ras. “De es­ta ma­ne­ra se ga­ran­ti­za­rá pron­ta aten­ción pa­ra dis­mi­nuir da­ños en su pro­pa­ga­ción”, aco­tó Vi­dar­te.

Có­mo com­ba­tir un in­cen­dio de ve­ge­ta­ción

Ja­co­bo Vi­dar­te ex­pli­có que el com­ba­tien­te de­be te­ner unas ex­ce­len­tes con­di­cio­nes fí­si­cas pa­ra ca­mi­nar has­ta la zo­na con una va­rie­dad de equi­pos ta­les co­mo: ra­dio, ba­ti­dor, ras­tri­llos, pa­las, bi­no­cu­la­res, as­per­so­res ti­po mo­chi­la, ma­le­tín de aten­ción mé­di­ca, ha­chas, equi­po de pro­tec­ción per­so­nal.

Asi­mis­mo cuan­do se tra­ta de in­cen­dio de gran­des pro­por­cio­nes se uti­li­zan en las zo­nas im­pac­ta­das vehícu­los con sis­te­ma de do­ble trac­ción y tan­ques de agua con bom­bas es­pe­cia­les pa­ra ga­ran­ti­zar efec­ti­vi­dad.

“Tam­bién exis­te una bol­sa pa­ra car­gar más de 500 li­tros de agua des­de un la­go o pis­ci­na, ge­ne­ral­men­te es de co­lor na­ran­ja y de ma­te­rial sin­té­ti­co que se car­ga des­de un he­li­cóp­te­ro. Es un sis­te­ma ver­sá­til di­se­ña­do es­pe­cí­fi­ca­men­te pa­ra arro­jar gran­des can­ti­da­des de agua en zo­nas es­pe­cí­fi­cas, de di­fí­cil ac­ce­so y es fre­cuen­te­men­te uti­li­za­da en Venezuela ba­jo el nom­bre de “Operación Llo­viz­na”.

Fi­nal­men­te hi­zo un lla­ma­do de con­cien­cia­ción a las per­so­nas pa­ra evi­tar la pro­pa­ga­ción de in­cen­dios de ve­ge­ta­ción y así con­tri­buir a man­te­ner la flo­ra y la fau­na de los re­ser­vo­rios na­tu­ra­les.

La épo­ca don­de se ge­ne­ran los in­cen­dios de ve­ge­ta­ción es en­tre no­viem­bre y abril, al cul­mi­nar el pe­río­do de llu­vias.

Ja­co­bo Vi­dar­te, experto en bús­que­da y sal­va­men­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.