¿Fin del cri­men del oro blan­co?

Notitarde - - Internacional - Bea­triz de Ma­jo C.

La bue­na no­ti­cia da­ta de ha­ce po­cos días y es que el go­bierno chino de­ci­dió el 30 de di­ciem­bre prohi­bir to­do el co­mer­cio de mar­fil y ma­te­ria­li­zar su fir­me de­ter­mi­na­ción pa­ra fi­nes del año 2017.

Cer­ca del 70% de to­do el mar­fil que se ex­trae de los ele­fan­tes afri­ca­nos va a pa­rar en sue­lo chino, pri­mer im­por­ta­dor mun­dial. No es de ex­tra­ñar, pues, que la po­bla­ción de pa­qui­der­mos se ha­ya re­du­ci­do en un ter­cio en los úl­ti­mos 7 años. Des­de en­ton­ces se tie­ne per­fec­ta con­cien­cia mun­dial de que la su­per­vi­ven­cia de es­tos ani­ma­les se en­cuen­tra en ma­nos de los chi­nos.

Na­cio­nes Uni­das emi­tió ha­ce un par de años una prohi­bi­ción ge­ne­ral en con­tra del co­mer­cio ile­gal, pe­ro po­co fue el re­sul­ta­do cuan­do la li­bra de es­tos col­mi­llos, co­no­ci­do co­mo el “oro blan­co”, se se­guía ven­dien­do a ra­zón de $1.300 al en­trar en sue­lo chino. So­lo a la de­man­da de los pro­ce­sa­do­res de lo que se ha da­do en lla­mar la “jo­ya or­gá­ni­ca” es atri­bui­ble la des­apa­ri­ción de más de 100.000 ani­ma­les en los úl­ti­mos años.

Es­ta de­ter­mi­nan­te de­ci­sión del Pre­si­den­te chino en fa­vor de la de­fen­sa de una cau­sa pla­ne­ta­ria es la con­se­cuen­cia de un con­ve­ni­mien­to en­tre los Pre­si­den­tes de Chi­na y de Es­ta­dos Uni­dos en el en­cuen­tro de al­to ni­vel que tu­vo lu­gar es­te año. Lo más sig­ni­fi­ca­ti­vo es que ella va uni­da a un plan que se­gu­ra­men­te le­van­ta­rá olas en el país chino por la for­ta­le­za de la in­dus­tria, pe­ro ella es de­mos­tra­ti­va del com­pro­mi­so que los go­ber­nan­tes han asu­mi­do de ca­ra a la hu­ma­ni­dad.

Un pri­mer e im­por­tan­te ges­to ha acom­pa­ña­do la to­ma de con­cien­cia y la ra­di­cal de­ci­sión de las au­to­ri­da­des chi­nas y fue así co­mo se pu­do ob­ser­var en la pren­sa el so­lem­ne y de­ter­mi­nan­te ac­to de la incineración de las ins­ta­la­cio­nes in­dus­tria­les de quie­nes se han de­di­ca­do, de ma­ne­ra sub­te­rrá­nea, al lu­cra­ti­vo pro­ce­sa­mien­to, ta­lla y co­mer­cio de los dien­tes de ele­fan­tes.

Es­te pri­mer y bi­la­te­ral he­cho de­be ser res­pal­da­do por to­da la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal, ya que úni­ca­men­te si se pro­du­ce un cie­rre de­fi­ni­ti­vo de la ac­ti­vi­dad co­mer­cial en Chi­na po­drá re­ver­tir­se la ten­den­cia ha­cia la ex­tin­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.