Ro­jas: MUD no de­be ge­ne­rar fal­sas ex­pec­ta­ti­vas ni crear más de­silu­sión

Ase­sor po­lí­ti­co de la Uni­dad en Ca­ra­bo­bo

Notitarde - - Ciudad -

Va­len­cia, enero 8 ( Es­pe­cial).El ase­sor po­lí­ti­co y res­pon­sa­ble de co­mu­ni­ca­cio­nes de la Me­sa de la Uni­dad De­mo­crá­ti­ca ( MUD) en Ca­ra­bo­bo, Ar­tu­ro Ro­jas, ma­ni­fes­tó que la uni­dad no de­be su­cum­bir an­te la de­ses­pe­ra­ción de la cri­sis pues se re­quie­re sen­sa­tez y cor­du­ra. Con­si­de­ra que “no es ne­ce­sa­rio ge­ne­rar fal­sas ex­pec­ta­ti­vas que creen más desilu­ción y de­s­es­pe­ran­za a un pue­blo que re­quie­re ca­be­za fría en sus de­ci­sio­nes”.

Re­fi­rió que “la ex­pe­rien­cia que se vi­vió el año pa­sa­do con el re­fe­ren­do re­vo­ca­to­rio nos de­ja cla­ro a los ve­ne­zo­la­nos que an­te el ac­tual Go­bierno lo ló­gi­co es re­con­quis­tar el de­re­cho al vo­to co­mo he­rra­mien­ta fun­da­men­tal y esa ru­ta es a tra­vés de las elec­cio­nes re­gio­na­les”.

Ro­jas con­si­de­ra que quie­nes hoy ha­cen gra­cia en las re­des so­cia­les de su­pues­to li­de­raz­go de­be­rían apor­tar la sin­dé­re­sis ne­ce­sa­ria al ca­so. “To­do lo de­más fue­ra de las (elec­cio­nes) re­gio­na­les, por cier­to ya ven­ci­das, no es otra co­sas que can­tos de si­re­na”.

El abo­ga­do ase­gu­ró que el Go­bierno Na­cio­nal ha da­do se­ña­les cla­ras de pre­pa­ra­ti­vos pa­ra di­chas elec­cio­nes re­gio­na­les y se­ña­ló que el reaco­mo­do mi­nis­te­rial no es sino otra prue­ba de ello.

“La Uni­dad se ha con­ver­ti­do en una alian­za po­lí­ti­co es­tra­té­gi­ca pa­ra en­fren­tar elec­to­ral­men­te al Go­bierno, só­lo eso, y no po­de­mos per­mi­tir que el po­pu­lis­mo elec­to­re­ro pre­ten­da chan­ta­jear­nos con de­ci­sio­nes erra­das y de pa­tas cor­tas”.

“Si al­go po­dría res­ca­tar la cre­di­bi­li­dad de nues­tra alian­za Me­sa de la Uni­dad De­mo­crá­ti­ca no es una re­es­truc­tu­ra­ción ope­ra­cio­nal, sino un pa­so de se­rie­dad y des­pren­di­mien­to, de aque­llos hoy pre­can­di­da­tos pre­si­den­cia­les y re­ti­rar sus pre­can­di­da­tu­ras, demostrando así que su pri­mer in­te­rés no es su as­pi­ra­ción per­so­nal sino la re­con­quis­ta del vo­to pa­ra lo­grar los cam­bios re­que­ri­dos”.

Por otra par­te in­di­có que es­pe­ra que en el año 2017 que re­cién ini­cia los ve­ne­zo­la­nos pue­dan en­con­trar puntos de en­cuen­tro, más allá de las di­fe­ren­cias.

“Es mo­men­to de ac­tuar con des­pren­di­mien­to, exal­tar los va­lo­res fun­da­men­ta­les y aban­do­nar los pa­ra­dig­mas que nos as­fi­xian en la pre­ca­rie­dad del egoís­mo. Es im­pres­cin­di­ble que im­pe­re el cri­te­rio, la com­pren­sión por el en­ten­di­mien­to y el res­pe­to al se­me­jan­te”, di­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.