Cin­co muer­tos de­ja la úl­ti­ma ola de vio­len­cia en cár­cel de Ma­naos

Van más de 100 fa­lle­ci­dos en lo que va de año en Bra­sil

Notitarde - - Internacional -

Ma­naos ( Bra­sil), enero 8 (DPA).- Al menos cin­co per­so­nas mu­rie­ron ayer en una nue­va re­vuel­ta en una cár­cel de Ma­naos en la Ama­zo­nía bra­si­le­ña, la úl­ti­ma de una ola de vio­len­cia que ha de­ja­do ca­si un cen­te­nar de muer­tos en menos de una se­ma­na, se­gún in­for­ma­ron las au­to­ri­da­des.

El mo­tín tu­vo lu­gar en la cár­cel pú­bli­ca De­sem­bar­ga­dor Rai­mun­do Vidal Pes­soa, ci­tó el por­tal de no­ti­cias “Glo­bo” al se­cre­ta­rio de Se­gu­ri­dad Pe­ni­ten­cia­ria del es­ta­do de Ama­zo­nas, Pe­dro Flo­ren­cio.

En un prin­ci­pio se ha­bía di­cho que los muer­tos eran cua­tro. Sin em­bar­go, el pre­si­den­te de la Co­mi­sión de De­re­chos Hu­ma­nos de la Or­den de los Abo­ga­dos de Bra­sil, Epi­tá­cio Almeida, con­fir­mó que se ha­lló lue­go un cuer­po más. Hay cin­co pre­sos, ade­más, que es­tán des­apa­re­ci­dos.

La re­vuel­ta tu­vo lu­gar al­re­de­dor de las 3: 00 de la ma­ña­na ( ho­ra de Ama­zo­nas, 7:00 GMT). La si­tua­ción es­tá ya ba­jo con­trol, se­gún “Glo­bo”.

Al pe­nal Vidal Pes­soa, ubi­ca­do en el cen­tro de Ma­naos, ha­bían si­do tras­la­da­dos la se­ma­na pa­sa­da más de 200 pre­sos tras la ma­sa­cre de 56 per­so­nas ocu­rri­da en otro pe­nal de la ciu­dad en­tre el día de año nue­vo y el 2 de enero.

Va­rios re­clu­sos ha­bían pro­tes­ta­do en los días pre­vios por la ma­las con­di­cio­nes de la cár­cel, que fue rea- bier­ta es­pe­cial­men­te pa­ra re­ci­bir­los. Los pre­sos fue­ron tras­la­da­dos de al menos otros tres pe­na­les de Ma­naos por te­mor a nue­vos mo­ti­nes.

Bra­sil vi­ve una cri­sis pe­ni­ten­cia­ria sin pre­ce­den­tes a co­mien­zos de 2017. Des­pués de la ma­sa­cre de 56 per­so­nas per­pe­tra­da en el Com­ple­jo Pe­ni­ten­cia­rio Aní­sio Jo­bim (Com­paj) de Ma­naos, otros 33 pre­sos fue­ron ase­si­na­dos el vier­nes en un pe­nal de Boa Vis­ta, en el nor­te­ño es­ta­do de Ro­rai­ma. En Ma­naos hu­bo tam­bién cua­tro muer­tos en una re­vuel­ta pa­ra­le­la a la del Com­paj.

Los mo­ti­nes son atri­bui­dos a en­fren­ta­mien­tos en­tre ban­das cri­mi­na­les que con­tro­lan los pre­si­dios, y que po­drían ser par­te de una dispu­ta mu­cho ma­yor por el con­trol del nar­co­trá­fi­co en el país sud­ame­ri­cano.

Las pri­sio­nes de Bra­sil, que tie­ne la cuar­ta po­bla­ción car­ce­la­ria más gran­de del mun­do, son co­no­ci­das des­de ha­ce tiem­po por el con­trol que ejer­cen gru­pos del cri­men or­ga­ni­za­do den­tro de ellas y por las con­di­cio­nes de ha­ci­na­mien­to en las que vi­ven los pre­sos.

El mi­nis­tro de Jus­ti­cia, Ale­xan­dre de Mo­raes, au­to­ri­zó el en­vío de fuer­zas fe­de­ra­les pa­ra afrontar la cri­sis car­ce­la­ria en los es­ta­dos de Ama­zo­nas (no­roes­te), Ron­do­nia y Ma­to Gros­so (cen­tro-oeste del país).

El Go­bierno de Mi­chel Te­mer anun­ció la se­ma­na pa­sa­da un nue­vo Plan Na­cio­nal de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca pa­ra ha­cer fren­te a la si­tua­ción.

Fo­to re­fe­ren­cial de las per­so­nas que es­pe­ra­ban co­no­cer la suer­te de sus fa­mi­lia­res tras otro mo­tín en la cár­cel de Ma­naos en Bra­sil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.