Le­van­té­mo­nos y edi­fi­que­mos

“El Evan­ge­lio Cam­bia”

Notitarde - - Ciudad - Pas­tor Javier Ber­tuc­ci @JAVIERBERTUCCI

Por un tiem­po, tal vez, ten­dre­mos que bre­gar con las vo­ces de gen­te sin es­pe­ran­za, pro­duc­to de las cir­cuns­tan­cias que acon­te­cen a nues­tro al­re­de­dor, de las que no so­mos aje­nos, pues sa­be­mos que lo que ocu­rra en nues­tro país nos afec­ta a to­dos. Por tan­to, so­mos res­pon­sa­bles por nues­tra na­ción. De­be­mos orar y en­ten­der los tiem­pos, sa­lir y dar­le es­pe­ran­za a la gen­te, te­ner res­pon­sa­bi­li­dad. Es im­por­tan­te sa­ber lo que su­ce­de y es­tar in­for­ma­dos so­bre la reali­dad, pe­ro pa­ra cam­biar­la, sa­bien­do que la fe no nie­ga la reali­dad, so­lo la cam­bia.

So­mos ve­ne­zo­la­nos, so­mos cris­tia­nos, y no po­de­mos ne­gar nin­gu­na de las dos con­no­ta­cio­nes; an­te am­bas de­bo ser res­pon­sa­ble. Co­mo ve­ne­zo­lano, la na­ción me exi­ge un rol, y co­mo cris­tiano, otro rol. El asun­to es ser cohe­ren­te con am­bas de­cla­ra­cio­nes de mi bo­ca: “Soy ve­ne­zo­lano”, res­pon­de­ré a la ne­ce­si­dad del mo­men­to his­tó­ri­co que vi­ve mi país; “soy cris­tiano”, res­pon­de­ré con­for­me a los va­lo­res y prin­ci­pios de Jesús en mi co­ra­zón. Es­tas dos po­si- cio­nes cla­ras desa­rro­llan en mí una res­pues­ta enér­gi­ca, ca­te­gó­ri­ca y dig­na en un mo­men­to co­mo es­te. Bus­car cul­pa­bles de las cir­cuns­tan­cias que po­da­mos es­tar pa­san­do es un error, y de­be­mos en­ten­der que la so­lu­ción au­tén­ti­ca no es­tá en de­ter­mi­na­das po­lí­ti­cas.

¿Qué va­mos a ha­cer an­te las cir­cuns­tan­cias? ¿Que­jar­nos y frus­trar­nos? ¡No! Va­mos a le­van­tar­nos y a edi­fi­car. Tie­ne que ve­nir una in­fluen­cia di­fe­ren­te y nue­va, ali­nea­da a va­lo­res que an­clen al país a un desa­rro­llo in­te­gral y ge­nuino, no a los an­ti va­lo­res que bus­can de­pre­dar a un país por sa­tis­fa­cer in­tere­ses par­ti­cu­la­res. Tam­po­co po­de­mos que­dar­nos pen­san­do en el pa­sa­do y que­jar­nos por lo que no se hi­zo. ¡Te­ne­mos que le­van­tar­nos a edi­fi­car!

Aho­ra es tiem­po de ac­cio­nar la fe y mos­trar­la en so­li­da­ri­dad, que es una ra­ma que vie­ne del amor. Te­ne­mos que sen­si­bi­li­zar­nos y en­ten­der la ne­ce­si­dad que hay en nues­tra so­cie­dad ac­tual­men­te. Te­ne­mos que ac­cio­nar los va­lo­res de Jesús que nos lle­ven a ir más allá por nues­tro país, lle­van­do el men­sa­je de Jesús, y mos­tran­do de ma­ne­ra prác­ti­ca su amor en so­li­da­ri­dad. ¡Va­mos a le­van­tar­nos y a edi­fi­car, jun­tos nues­tro país!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.