2017, un año de re­tos

Notitarde - - Ciudad - Gio­van­ni Na­ni

No es un se­cre­to lo di­fí­cil que fue el 2016, sin du­da, un año de aná­li­sis com­ple­jo tan­to en ma­te­ria fi­nan­cie­ra co­mo po­lí­ti­ca en el cual fui­mos víc­ti­mas de una gue­rra eco­nó­mi­ca sin pre­ce­den­te, la cual tu­vo alia­dos in­ter­nos y ex­ter­nos que hi­cie­ron to­do lo po­si­ble por oca­sio­nar un es­ta­lli­do so­cial que pu­die­ra dar­les en­tra­da al po­der a tra­vés del caos, co­mo han in­ten­tan­do en el pa­sa­do, cuan­do se en­con­tra­ron que ese mis­mo pue­blo al que pre­ten­die­ron do­ble­gar, se con­vir­tió en el es­cu­do que re­pe­lió sus mez­qui­nos pla­nes.

So­bre­vi­vi­mos a las ma­fias de los ba­cha­que­ros, de quie­nes pre­ten­die­ron ha­cer un mer­ca­do ne­gro has­ta del efec­ti­vo, a los de­lin­cuen­tes de Dó­lar To­day, las caí­da de pre­cio del ba­rril de pe­tró­leo, las con­ju­ras in­ter­na­cio­na­les, en fin, que año pa­sa­do tan cruel, pe­ro aquí es­ta­mos.

Es por ello que es­te año que co­mien­za no se­rá na­da fá­cil, ya el dis­cur­so desa­ti­na­do y en­ga­ño­so de Ju­lio Bor­ges al ins­ta­lar­se co­mo Pre­si­den­te de la Asam­blea Na­cio­nal, nos mues­tra cual se­rá nue­va­men­te el ma­pa de ru­ta de la opo­si­ción, el que siem­pre ha si­do, en­ga­ñar a sus se­gui­do­res con pro­pues­tas po­lí­ti­cas irrea­li­za­bles mien­tras azu­zan a sus ra­di­ca­les man­te­nién­do­los con­ten­tos con can­ta­le­tas in­cen­dia­rias al me­jor es­ti­lo de Ra­mos Allup que al fi­nal lo que se tra­du­ce es en más frus­tra­ción pa­ra el opo­si­tor, lo cual es de su­mo cui­da­do, por de­cir lo me­nos.

Aun­que el pa­no­ra­ma de pri­me­ra mano pa­re­cie­ra nu­bla­do, ten­go la fir­me con­vic­ción que de­be­mos man­te­ner­nos op­ti­mis­tas, ce­rrar fi­las en fun­ción que aho­ra y siem­pre per­ma­nez­ca las ins­ti­tu­cio­na­li­dad, pe­ro so­bre to­do dar la ba­ta­lla a cual­quier in­ten­to que pu­die­ran te­ner al­guno de la per­tur­bar la paz que rei­na ac­tual­men­te a lo lar­go y an­cho del país.

Creo pro­fun­da­men­te que es­te año tam­bién de­be ser el ini­cio que to­dos ha­ga­mos vo­tos sin­ce­ros por­que es­te país pro­gre­se lo­gran­do que sea ca­da día me­jor.

Es­te men­sa­je lo di­ri­jo pa­ra mu­chos quie­nes se lle­nan la bo­ca so­bre cuan­to aman a Ve­ne­zue­la, po­nen la ban­de­ra has­ta de cu­bre­ca­mas y llo­ran con las cur­si­le­rías cho­vi­nis­tas que abun­dan en vi­deos y ca­de­nas que inun­dan las re­des so­cia­les, pe­ro en lo más pro­fun­do de su co­ra­zón sue­ñan con el caos, con las sa­li­das vio­len­tas y en su ac­cio­nar dia­rio co­lo­can su gra­ni­to de are­na pa­ra que nos es­tan­que­mos en la dia­tri­ba y no avan­ce­mos co­mo so­cie­dad. Es­te año te­ne­mos que re­mar to­dos ha­cia el mis­mo des­tino, que no es otro que la paz, la ar­mo­nía y el bie­nes­tar so­cio­eco­nó­mi­co del país, re­me­mos to­dos, aún con nues­tras di­fe­ren­cias

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.