Ju­lio ‘‘Men­ti­ras’’ Bor­ges

Notitarde - - Opinión - Dip. Saúl Or­te­ga

El dis­cur­so del nue­vo je­fe de la opo­si­ción de la Asam­blea Na­cio­nal fue de­cep­cio­nan­te, car­ga­do de men­ti­ras, ame­na­zas, se­di­cio­so, irres­pon­sa­ble y opor­tu­nis­ta, car­ga­do de una gran co­bar­día, pro­fun­da­men­te an­ti­de­mo­crá­ti­co, el se­ñor Bor­ges es el vo­ce­ro de los vio­len­tos, con­jun­ta­men­te con Ca­pri­les y Leo­pol­do Ló­pez, co­mo fue de men­ti­ro­so en su dis­cur­so al de­cir que la re­vo­lu­ción le ro­bó el de­re­cho del vo­to al ve­ne­zo­lano, ol­vi­dan­do olím­pi­ca­men­te que en es­tos 17 años han ha­bi­do 20 pro­ce­sos elec­to­ra­les, no hay dé­fi­cit de­mo­crá­ti­co en Ve­ne­zue­la, ol­vi­da es­te se­ñor que en sus go­bier­nos pun­to­fi­jis­tas so­lo se vo­ta­ba ca­da 5 años y el ac­ta ma­ta­ba vo­tos; fue ame­na­zan­te e irres­pe­tuo­so a los de­más po­de­res, so­bre to­do an­ti­de­mo­crá­ti­co al con­ti­nuar la ame­na­za de sa­lir de la fi­gu­ra pre­si­den­cial por vías no de­mo­crá­ti­cas, lo de­mos­tra­ron con el ri­dícu­lo con­cep­to del aban­dono del car­go.

Hoy en día no hay un so­lo ve­ne­zo­lano que pien­se que el pre­si­den­te Ma­du­ro ha aban­do­na­do sus res­pon­sa­bi­li­da­des, to­do lo con­tra­rio, se ha afir­ma­do en­fren­tan­do las di­fi­cul­ta­des más te­rri­bles co­mo el pro­ble­ma eléc­tri­co, el pro­ble­ma del abas­te­ci­mien­to, y mu­chos te­mas que tie­nen que ver con la jus­ti­cia so­cial en Ve­ne­zue­la, tam­bién fue irres­pon­sa­ble en man­te­ner un po­der del Es­ta­do en si­tua­ción de desaca­to, fue se­di­cio­so y co­bar­de al in­ten­tar ha­cer lla­ma­dos a un sec­tor se­gu­ra­men­te mi­no­ri­ta­rio de la Fuer­za Ar­ma­da Na­cio­nal que a lo me­jor le han ofre­ci­do al­gu­nas co­sas con lo­grar el ob­je­ti­vo de que sa­que al pre­si­den­te Ma­du­ro por la vía gol­pis­ta, ja­más la co­bar­día se ha­bía pre­sen­ta­do con tan­to des­ca­ro al pe­dir­le a otros ha­cer lo que por co­bar­día él mis­mo no se atre­ve a asu­mir, ellos no se atre­ven a arries­gar, en su dis­cur­so es­tá cla­ro el de­li­to de lla­ma­do a la re­be­lión, ti­pi­fi- can­do co­mo de­li­to mi­li­tar, con an­te­ce­den­te de jui­cio a par­la­men­ta­rios en el gobierno de Ró­mu­lo Betancourt, es­te plan que es­ta­mos ob­ser­van­do es la con­ti­nui­dad de la vio­len­cia pla­ni­fi­ca­da co­mo la vi­vi­mos en to­do el año 2016, pe­ro la de­rro­ta­mos por la vo­lun­tad pa­ci­fis­ta de la ma­yo­ría de nues­tro pue­blo y fun­da­men­tal­men­te por la vo­lun­tad po­lí­ti­ca del gobierno re­vo­lu­cio­na­rio de Ni­co­lás Ma­du­ro, quien pro­mo­vió la me­sa de diá­lo­go con el acom­pa­ña­mien­to de re­pre­sen­tan­tes del Papa, Mon­se­ñor Ce­llis, y ex­pre­si­den­tes co­mo Za­pa­te­ro, Fer­nán­dez y To­rri­jo, es­ta me­sa de diá­lo­go ha si­do pa­tea­da por es­te sec­tor vio­len­to de la opo­si­ción con el apo­yo cóm­pli­ce del gobierno nor­te­ame­ri­cano y la­men­ta­ble­men­te de la Cú­pu­la de la con­fe­ren­cia epis­co­pal que le ha da­do la es­pal­da al Papa Fran­cis­co, en­tre las men­ti­ras del se­ñor Bor­ges di­ce que res­pe­ta la cons­ti­tu­ción pe­ro ol­vi­da que nues­tro pue­blo ob­ser­vó có­mo el año 2000 en­tró al par­la­men- to con un co­chino en el he­mi­ci­clo pro­to­co­lar y en ese mis­mo año que­mó la cons­ti­tu­ción y la ley de tie­rras; si enu­me­ra­mos más de sus men­ti­ras tam­bién pro­me­tió le­yes de pro­te­ger a los tra­ba­ja­do­res y és­ta es una ofer­ta frau­du­len­ta por­que ol­vi­da que él re­pre­sen­ta los pa­tro­nos ca­pi­ta­lis­tas y que el pun­to­fi­jis­mo de­jó in­tac­tos los pri­vi­le­gios de los po­de­ro­sos en la ley del tra­ba­jo del Dr. Cal­de­ra, y en­tre los po­cos be­ne­fi­cios que ella con­tem­pla­ba pa­ra los tra­ba­ja­do­res fue fle­xi­bi­li­za­da y re­la­ja­da has­ta su nu­li­dad, ejem­plo las pres­ta­cio­nes so­cia­les, to­dos es­tos de­re­chos fue­ron res­ca­ta­dos por la re­vo­lu­ción y el co­man­dan­te Chá­vez em­po­de­ró a la cla­se obre­ra con la nue­va Ley Or­gá­ni­ca de los Tra­ba­ja­do­res y Tra­ba­ja­do­ras.

Aho­ra los pa­tro­nes ex­plo­ta­do­res tie­nen la pro­me­sa del Se­ñor Bor­ges de re­la­jar y de ha­cer­la in­efi­caz e in­efi­cien­te, fi­nal­men­te de­no­ta un opor­tu­nis­mo ram­plón al usar el es­ce­na­rio de la asam­blea na­cio­nal pa­ra pre­sen- tar­se co­mo can­di­da­to pre­si­den­cia­ble, sin nin­gu­na cre­den­cial al no ser el de gol­pis­ta, que lo he­mos ob­ser­va­do en el pa­sa­do re­cien­te, se fue a apa­re­cer en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción pa­ra apo­yar el gol­pe de Car­mo­na, jun­to a Leo­pol­do Ló­pez, Ge­rar­do Bla­de y otros neo­fas­cis­tas de la de­re­cha ve­ne­zo­la­na, fren­te a es­te desafío vio­len­to y an­ti­de­mo­crá­ti­co las fuer­zas so­cia­lis­tas y re­vo­lu­cio­na­rias de­ben to­mar la ini­cia­ti­va del de­ba­te po­lí­ti­co , for­ta­le­cer la con­cien­cia de nues­tro pue­blo, mo­vi­li­zar y or­ga­ni­zar la res­pues­ta de to­do un pue­blo que quie­re Paz, so­be­ra­nía, de­mo­cra­cia e igual­dad de opor­tu­ni­da­des fren­te a la mez­quin­dad y las pre­ten­sio­nes de los ca­pi­ta­lis­tas y sus tí­te­res agru­pa­dos en la mo­ri­bun­da MUD, pa­ra no­so­tros el men­sa­je del co­man­dan­te de Uni­dad, Lu­cha, Ba­ta­lla y Vic­to­ria! No so­lo es un camino, es la úni­ca opor­tu­ni­dad de sa­lir a en­fren­tar y de­rro­tar es­ta aso­na­da an­ti­de­mo­crá­ti­ca que ya el pre­si­den­te Ni­co­lás Ma­du­ro ha ac­ti­va­do con el Co­man­do An­ti­gol­pe co­mo el co­man­do que de­be de­rro­tar en to­do es­te año las ga­nas de es­ta de­re­cha irres­pon­sa­ble y sus amos nor­te­ame­ri­ca­nos de tum­bar a Ma­du­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.