Yu­niesky y Ke­vin son los úl­ti­mos cu­ba­nos sin vi­sa en pi­sar EE.UU.

Mi­les han que­da­do a la “de­ri­va” en Cen­tro y Su­da­mé­ri­ca

Notitarde - - Internacional -

Mia­mi, enero 13.- Yu­niesky Mar­cos Ro­que, de 32 años de edad, y su hi­jo Ke­vin, de 7 años, fue­ron los úl­ti­mos cu­ba­nos que en­tra­ron sin vi­sa por tie­rra, a tra­vés del cru­ce de fron­te­ras en­tre Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos, tras la eli­mi­na­ción de la po­lí­ti­ca “pies se­cos pies mo­ja­dos”.

Ro­que, quien se mos­tró des­con­cer­ta­do por ser el úl­ti­mo cu­bano que pu­do ac­ce­der a Nor­tea­mé­ri­ca, ase­gu­ró que un agen­te de la Pa­tru­lla Fron­te­ri­za le di­jo que él y su hi­jo eran los úl­ti­mos is­le­ños en en­trar al país.

El in­ge­nie­ro eléc­tri­co to­mó la de­ci­sión de ir en bus­ca del sue­ño ame­ri­cano pa­ra dar­le un me­jor fu­tu­ro a su pe­que­ño hi­jo.

“Es­toy muy emo­cio­na­do en es­te mo­men­to. Yo vi­ne por él, pa­ra que pue­da te­ner un me­jor fu­tu­ro. Es­toy ali­via­do de que lo lo­gra­mos, pe­ro tris­te por los otros que es­tán es­pe­ran­do en el puen­te”, ex­pre­só.

Yu­niesky Mar­cos Ro­que y Ke­vin, cru­za­ron la fron­te­ra en el puer­to de in­mi­gra­ción de La­de­ro en Te­xas.

La me­di­da to­ma­da por el pre­si­den­te de los Es­ta­dos Uni­dos el pa­sa­do jue­ves 12 de enero, de co­lo­car fin a la po­lí­ti­ca que otor­ga­ba es­ta­tus de re­si­den­cia le­gal a los cu­ba­nos que lle­ga­ran a la na­ción por mar o tie­rra des­de 1995, afec­ta a mi­les de ciu­da­da­nos que han que­da­do en trán­si­to y a la “de­ri­va” en Cen­tro y Su­da­mé­ri­ca.

La afor­tu­na­da reali­dad que con­cre­tó la úl­ti­ma fa­mi­lia en pa­sar, no acom­pa­ña­rá a los mi­les de cu­ba­nos que sa­lie­ron de la is­la y es­tán va­ra­dos en Pa­na­má, Cos­ta Ri­ca, Ni­ca­ra­gua, Hon­du­ras, Gua­te­ma­la y Mé­xi­co, quie­nes te­nían la es­pe­ran­za de lle­gar a EE.UU.

Tal es el ca­so de Ga­briel Ma­rín y de su es­po­sa, les to­mó tres me­ses, en­tre sus­tos y an­gus­tias, arri­bar has­ta un al­ber­gue en Pa­na­má. Aban­do- na­ron su ca­sa en el orien­te de Cu­ba con la es­pe­ran­za de cru­zar y con­ver­tir­se en re­si­den­tes le­ga­les, pe­ro ese sue­ño co­men­zó a des­va­ne­cer­se.

Có­mo lo­grar el sue­ño ame­ri­cano

Pa­ra que los cu­ba­nos pue­dan es­ta­ble­cer­se de for­ma le­gal en EE.UU. de­ben con­se­guir la vi­sa, al igual que el res­to de los ex­tran­je­ros que apues­tan a una me­jor vi­da en ese país.

Sin em­bar­go, la Ley de Ajus­te Cu­bano de 1966 si­gue vi­gen­te, pe­ro pa­ra po­der be­ne­fi­ciar­se con ella tie­nen que per­ma­ne­cer fí­si­ca­men­te en los Es­ta­dos Uni­dos du­ran­te al me­nos 1 año y un día. So­lo en ese mo­men­to pue­den so­li­ci­tar que­dar­se. Otro ca­mino es ser ad­mi­ti­dos y ad­mi­si­bles co­mo in­mi­gran­tes.

El pro­gra­ma de Reuni­fi­ca­ción Fa­mi­liar de Cu­ba­nos tam­bién es­tá ac­ti­vo y per­mi­te so­li­ci­tar la vi­sa por me­dio de fa­mi­lia­res. El asi­lo po­lí­ti­co es otra op­ción.

Se ig­no­ra cuán­tos cu­ba­nos mu­rie­ron tra­tan­do de al­can­zar el te­rri­to­rio es­ta­dou­ni­den­se des­de 1959. Las ci­fras va­rían de acuer­do a las fuen­tes. Se­gún el dia­rio Nue­vo He­rald al me­nos 18 mil is­le­ños fa­lle­cie­ron has­ta 2014 en la pe­li­gro­sa tra­ve­sía, pe­ro la ONG Cu­ba Ar­chi­ve sos­tie­ne que son 964 las per­so­nas que per­die­ron la vi­da al in­ten­tar sa­lir del país por vía ma­rí­ti­ma has­ta ese año, mien­tras que el in­ves­ti­ga­dor Gui­ller­mo Mo­ra­les Ca­tá, ci­fró en 2015, 77 mil víc­ti­mas.

Mar­cos Ro­que, de 32 años de edad, y su hi­jo Ke­vin, de 7 años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.