¿Y dón­de es­tá el Go­bierno?

Notitarde - - Ciudad - Ru­bén Li­mas Te­lles @ru­ben­li­mas

Es ce­le­bre aque­lla ex­pre­sión de Car­los Marx, en el 18 Bru­ma­rio de Luis Bo­na­par­te, en don­de afir­ma que “to­dos los gran­des he­chos y per­so­na­jes de la his­to­ria uni­ver­sal apa­re­cen, co­mo si di­jé­ra­mos, dos ve­ces (…) una vez co­mo tra­ge­dia y otra vez co­mo co­me­dia”. Si da­mos cré­di­to a esa fra­se ten­dría­mos que ad­mi­tir que en la ac­tua­li­dad ve­ne­zo­la­na ha ocu­rri­do lo mis­mo.

Pa­ra no­so­tros es un he­cho que Ni­co­lás Ma­du­ro aban­do­nó el car­go y de­bi­da­men­te la Asam­blea Na­cio­nal así lo de­cla­ró en con­for­mi­dad con la Cons­ti­tu­ción.

El ar­tícu­lo 236 de la Cons­ti­tu­ción es­ta­ble­ce las com­pe­ten­cias del Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, allí se nos di­ce en su nu­me­ral 1 que es­te fun­cio­na­rio de­be “cum­plir y ha­cer cum­plir es­ta Cons­ti­tu­ción”. Pues, el pre­si­den­te Ni­co­lás Ma­du­ro le dio la es­pal­da al de­re­cho de los ve­ne­zo­la­nos a re­vo­car su man­da­to y pre­sio­nó ile­gí­ti­ma­men­te al po­der elec­to­ral pa­ra ma­tar el Re­vo­ca­to­rio. Asi­mis­mo, des­co­no­ce a la Asam­blea Na­cio­nal y al pue­blo que la eli­gió. Es ob­vio que no la ha­ce cum­plir.

Pe­ro mas allá de la pu­ra dia­tri­ba po­lí­ti­ca y de las con­se­cuen­cias que de­ri­van de es­tas ac­tua­cio­nes, la ac­tua­li­dad del ve­ne­zo­lano es tra­gi-có­mi­ca: Es­ca­sez, in­fla­ción, al­tí­si­mo cos­to de la vi­da, in­se­gu­ri­dad, de­te­rio­ro de los ser­vi­cios pú­bli­cos, que ha­cen in­vi­vi­ble el país, y por lo cual cer­ca del 70% de nues­tros mu­cha­chos quie­ren ir­se.

Al Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca le co­rres­pon­de la fun­ción de “Ad­mi­nis­trar la Ha­cien­da Pú­bli­ca Na­cio­nal” (Ar­tícu­lo 236) y des­de ha­ce 3 años la mi­se­ria, la po­bre­za y la in­di­gen­cia vienen cre­cien­do en el país. És­ta es otra de­mos­tra­ción del aban­dono del car­go por par­te del Pre­si­den­te, y pa­ra agre­gar otra per­la al co­llar, el Pre­si­den­te no pre­sen­ta el Pre­su­pues­to Na­cio­nal de 2017 pa­ra su con­si­de­ra­ción y apro­ba­ción an­te la AN.

¿En­ton­ces? ¿Hay Go­bierno? ¿Es­ta­mos aban­do­na­dos los ve­ne­zo­la­nos? El país se cae a pe­da­zos y el pre­si­den­te so­lo sa­le en ca­de­nas gri­tan­do y ame­na­zan­do. Ya la AN dio su dic­ta­men, co­mo le co­rres­pon­de en sus atri­bu­cio­nes. Tam­bién sa­be­mos que si tu­vié­se­mos po­de­res pú­bli­cos y Fuer­zas Ar­ma­das au­tó­no­mas e in­de­pen­dien­tes otro gallo can­ta­ría. Nos co­rres­pon­de en­ton­ces “Re­sis­ten­cia” pa­ra sa­lir de es­ta pe­sa­di­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.