Pis­to­le­ro asesinó a “Pi­ru­lo” en ave­ni­da de Los Gua­yos

Notitarde - - Sucesos -

Va­len­cia, enero 17 (Kat­he­ri­ne Os­pino Or­tiz).- A Wilson Ale­jan­dro Martínez (26), me­jor co­no­ci­do co­mo “Pi­ru­lo”, lo asesinó de múl­ti­ples dis­pa­ros un hom­bre con el que pre­sun­ta­men­te ha­bría te­ni­do una dis­cu­sión. El he­cho se re­gis­tró a eso de las 8:00 p.m. del lu­nes, en la ave­ni­da prin­ci­pal de la Vi­vien­da Po­pu­lar de Los Gua­yos, es­pe­cí­fi­ca­men­te en las ad­ya­cen­cias del elevado de la zo­na.

La her­ma­na de Martínez co­men­tó que él ven­día ju­gos y ade­más la­bo­ra­ba co­mo fis­cal en la pa­ra­da de au­to­bu­ses que fun­cio­na en la zo­na, con­tro­lan­do la lle­ga­da y sa­li­da de las uni­da­des que cu­bren las di­fe­ren­tes ru­tas.

Re­la­tó que al me­dio­día del lu­nes, su her­mano Wilson ha­bría te­ni­do una aca­lo­ra­da dis­cu­sión con un hom­bre, por ra­zo­nes que ella des­co­no­ce, pe­ro que és­te, an­tes de mar­char­se del si­tio, lo ame­na­zó de muer­te.

Al fi­nal del día, cuan­do Wilson re­co­gía los im­ple­men­tos de su pues­to de tra­ba­jo, lo abor­da­ron dos hom­bres en mo­to (en­tre ellos el in­di­vi­duo que lo ha­bía ame­na­za­do) y sin me­diar pa­la­bras, le dis­pa­ró en reite­ra­das opor­tu­ni­da­des.

Co­mo la pa­ra­da don­de la­bo­ra­ba “Pi­ru­lo” es muy con­cu­rri­da, al mo­men­to de los dis­pa­ros quie­nes se en­con­tra­ban en el si­tio co­rrie­ron en di­fe­ren­tes di­rec­cio­nes pa­ra res­guar­dar­se, mien­tras que los ho­mi­ci­das huían y el cuer­po de la víc­ti­ma caía so­bre el pa­vi­men­to.

De­bi­do a las he­ri­das de gra­ve- dad con las que re­sul­tó, Martínez fue tras­la­da­do al cen­tro mé­di­co más cer­cano, pe­ro fa­lle­ció pos­te­rior a su in­gre­so.

Efectivos del Cuer­po de In­ves­ti­ga­cio­nes Cien­tí­fi­cas, Pe­na­les y Cri­mi­na­lís­ti­cas (Cicpc) inicia­ron las pesquisas co­rres­pon­dien­tes y lue­go in­gre­sa­ron el ca­dá­ver en el De­par­ta­men­to de Pa­to­lo­gía Fo­ren­se de la Ciu­dad Hos­pi­ta­la­ria “Dr. En­ri­que Te­je­ra” (Chet), pa­ra que se le efec­tua­ra la au­top­sia de ley.

Se su­po que Wilson Martínez te­nía 10 años la­bo­ran­do en las ad­ya­cen­cias de la con­cu­rri­da pa­ra­da de trans­por­te y de­jó tres hi­jos en la or­fan­dad.

El ca­dá­ver de “Pi­ru­lo” fue tras­la­da­do a la mor­gue de la Chet.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.