La MUD dio un adiós a la po­lí­ti­ca

Notitarde - - Opinión - Dip. Saúl Or­te­ga @sau­lor­te­gap­suv

El año 2016 fue un año du­ro y com­ple­jo en ma­te­ria eco­nó­mi­ca y so­cial, pe­ro es muy im­por­tan­te por­que tam­bién en lo po­lí­ti­co fue un año de de­fi­ni­cio­nes, pa­ra la re­vo­lu­ción fue una gran prue­ba de su ca­pa­ci­dad de resistencia a la agre­sión a nues­tra eco­no­mía que em­pu­jó a nues­tro pue­blo a su­frir gran­des pe­na­li­da­des, al ver­se pri­va­do de bie­nes fun­da­men­ta­les co­mo ali­men­tos y me­di­ci­nas, to­do pa­ra ju­gar a un es­ta­lli­do so­cial que era la agen­da de nues­tros ad­ver­sa­rios, pe­ro la con­cien­cia po­lí­ti­ca de nues­tro pue­blo con­jun­ta­men­te con la unidad de la van­guar­dia revolucionaria ga­ran­ti­zo la paz so­cial y po­lí­ti­ca.

A pe­sar de to­dos los es­fuer­zos de la con­tra­rre­vo­lu­ción que pu­so el acento en estimular la vio­len­cia, es im­por­tan­te des­ta­car que en el úl­ti­mo tri­mes­tre fue con­vo­ca­da una mar­cha in­su­rrec­cio­nal el 1ro de sep­tiem­bre y otra a to­mar Mi­ra­flo­res el 3 de no­viem­bre to­do en el mar­co de un cli­ma de vio­len­cia se­di­cio­so, cli­ma este que fue de­rro­ta­do por la po­lí­ti­ca de diá­lo­go por la ini­cia­ti­va del Pre­si­den­te Ni­co­lás Ma­du­ro que ins­ta­ló exi­to­sa­men­te con el acom­pa­ña­mien­to in­ter­na­cio­nal.

Los pri­me­ros re­sul­ta­dos de es­ta me­sa de­mos­tra­ron que si es po­si­ble el en­ten­di­mien­to en­tre los ve­ne­zo­la­nos, que si po­de­mos cons­truir una agen­da pa­ra di­ri­mir nues­tras di­fe­ren­cias en Paz y en de­mo­cra­cia res­pe­tan­do la Cons­ti­tu­ción y las le­yes, sin em­bar­go, la de­bi­li­dad en el li­de­raz­go opo­si­tor no ha per­mi­ti­do ma­te­ria­li­zar es­tos avan­ces. Es­ta de­bi­li­dad fue apro­ve­cha­da por los fac­to­res ne­ga­ti­vos, los lí­de­res de la vio­len­cia y el gol­pis­mo, con la ca­ra del se­ñor Leo­pol­do López y Hen­ri­que Ca­pri­les quie­nes chan­ta­jea­ron a la MUD y le im­pu­sie­ron aban­do­nar el diá­lo­go y abra­zar el ca­mino de la aven­tu­ra se­di­cio­sa y sub­ver­si­va, es la­men­ta­ble es­ta si­tua­ción, ya que nues­tra de­mo­cra­cia ne­ce­si­ta co­mo con­tra­pe­so una opo­si­ción res­pon­sa­ble de­mó­cra­ta y leal a la cons­ti­tu­ción, ja­más en la his­to­ria po­lí­ti­ca re­pu­bli­ca­na ha­bía­mos vis­to una éli­te que nie­gue un es­pa­cio y una opor­tu­ni­dad a la po­lí­ti­ca co­mo cien­cia ca­paz de cons­truir po­si­bi­li­da­des de en­cuen­tros pa­ra abrir ca­mi­nos a la so­lu­ción de los con­flic­tos por la vía pa­cí­fi­ca, es­ta mis­ma éli­te tie­ne pos­tra­do a un po­der fun­da­men­tal del es­ta­do, co­mo es la Asam­blea Na­cio­nal que es el es­pa­cio del de­ba­te po­lí­ti­co que aún se man­tie­ne en desacato por irres­pon­sa­bi­li­dad de quie­nes la han di­ri­gi­do, este desacato es fren­te a de­ci­sio­nes im­por­tan­tes del TSJ, que es el órgano res­pon­sa­ble del con­trol cons­ti­tu­cio­nal, de la ac­tua­ción de los in­di­vi­duos y de los po­de­res del es­ta­do, la ne­ga­ción al dia­lo­go, so­lo nos trae­rá más do­lor, muer­te y luto a las fa­mi­lias ve­ne­zo­la­nas, el es­ta­do fren­te a es­to de­be im­po­ner la PAZ con la Cons­ti­tu­ción en la mano jun­to a nues­tro pue­blo, el go­bierno de­be en­rum­bar­nos a su­pe­rar este mo­men­to amar­go y po­nien­do la es­pe­ran­za en que otros ac­to­res den­tro de la opo­si­ción ha­gan su apa­ri­ción en el es­ce­na­rio po­lí­ti­co en re­pre­sen­ta­ción de esa par­te del pue­blo opo­si­tor que pue­den ser los in­ter­lo­cu­to­res de sus de­man­das pa­ra que sean es­cu­cha­das y abrir ca­mi­nos de en­ten­di­mien­to en­tre los ve­ne­zo­la­nos, el se­ñor López y Ca­pri­les re­pre­sen­tan sus mez­qui­nos in­tere­ses y de paí­ses ex­tran­je­ros que tie­nen en su agen­da a la su­bor­di­na­ción de nues­tra pa­tria por eso nos abra­za­mos al es­pí­ri­tu del 23 de enero, abrir más es­pa­cios de de­mo­cra­cia, de so­be­ra­nía e in­de­pen­den­cia, por allí de­be­mos re­co­rrer, por eso in­vi­to el 23 de enero a to­do el Pue­blo a que acom­pa­ñe­mos al lí­der de la unidad y la es­pe­ran­za me re­fie­ro a Fa­bri­cio Ojeda quien irá jus­ta­men­te al Pan­teón Na­cio­nal por­que ese si es el Pa­dre ver­da­de­ro de nues­tra De­mo­cra­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.