El país pue­de sa­lir de la cri­sis con la do­la­ri­za­ción o jun­ta mo­ne­ta­ria

Han­ke: Mo­to­res no so­lu­cio­na­rán si­tua­ción de Ve­ne­zue­la

Notitarde - - Ciudad -

Va­len­cia, enero 20 (Mar­le­ne Cas­te­lla­nos).- Ve­ne­zue­la tie­ne dos op­cio­nes pa­ra eli­mi­nar por com­ple­to la hi­per­in­fla­ción y me­jo­rar la eco­no­mía del país.

La pri­me­ra sa­li­da que per­mi­ti­ría ele­var la pro­duc­ción y re­cu­pe­rar la ca­li­dad de vi­da de los ciu­da­da­nos es la do­la­ri­za­ción; po­lí­ti­ca im­ple­men­ta­da por 33 na­cio­nes, en­tre ellas Ecua­dor, cu­yo desa­rro­llo ac­tual es fuer­te.

De acuer­do al co­di­rec­tor del Ins­ti­tu­to de Eco­no­mía Apli­ca­da de la Uni­ver­si­dad Johns Hop­kins de Bal­ti­mo­re, Mary­land, EE.UU., y pa­dre de es­ta me­di­da, Ste­ven Han­ke, es­te úl­ti­mo país su­r­ame­ri­cano tu­vo du­ran­te dos dé­ca­das una in­fla­ción de dos dí­gi­tos y lue­go de apli­car di­cha es­tra­te­gia pu­do ba­jar­la a uno.

Han­ke, quien ha­bló con es­te ro­ta­ti­vo, se­ña­ló que la eco­no­mía de Ve­ne­zue­la es­tá en una es­pi­ral ha­cia la muer­te y no po­drá sa­lir de allí a tra­vés de los 15 mo­to­res im­ple­men­ta­dos por el Go­bierno Na­cio­nal. Es­ta po­lí­ti­ca no ge­ne­ra­rá nin­gún re­sul­ta­do. Pro­pues­tas si­mi­la­res han si­do aplicadas en otros paí­ses y no han fun­cio­na­do.

La in­fla­ción, se­gún sus cálcu­los con la di­vi­sa li­bre, es­tu­vo el año pa­sa­do en 290 por cien­to y hoy se ubi­ca en 337 por cien­to. La eli­mi­na­ción del bolívar y la adop­ción del dó­lar co­mo mo­ne­da per­mi­ti­ría re­du­cir sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te es­ta ci­fra.

El pro­ce­so de apli­ca­ción tar­da­ría apro­xi­ma­da­men­te un mes y al­gu­nos días, por­que hay que mo­di­fi­car las le- yes pa­ra ini­ciar el cam­bio, la me­jo­ra en la eco­no­mía se­ría in­me­dia­ta.

“La po­bla­ción no se sen­ti­rá más po­bre con la do­la­ri­za­ción, sino al con­tra­rio, ya que sus in­gre­sos se­rían en mo­ne­da ex­tran­je­ra y hoy en día ca­si na­die tie­ne es­ta de­no­mi­na­ción en su car­te­ra. Si se rea­li­za­ra una en­cues­ta a los ve­ne­zo­la­nos so­bre qué pre­fe­ri­rían, van a de­cir dó­la­res”.

Sis­te­ma de jun­ta mo­ne­ta­ria

La se­gun­da so­lu­ción es la im­ple­men­ta­ción de un sis­te­ma de jun­ta mo­ne­ta­ria o ca­ja de con­ver­sión, que ha exis­ti­do en más de 70 paí­ses, en­tre ellos Bul­ga­ria. Se man­tie­ne el bolívar en un can­je si­mi­lar al dó­lar.

El me­ca­nis­mo con­sis­te en con­ver­tir la mo­ne­da na­cio­nal en un clon de la di­vi­sa, con una ta­sa de cam­bio fi­ja. Es ne­ce­sa­rio te­ner una re­ser­va igual al 100 por cien­to.

Han­ke ma­ni­fes­tó que cual­quier otra me­di­da se­rían so­lo teo­rías, pues las dos ideas men­cio­na­das han ge­ne­ra­do re­sul­ta­dos po­si­ti­vos en las na­cio­nes don­de fue­ron aplicadas.

No obs­tan­te, ma­ni­fes­tó que si no se to­man los co­rrec­ti­vos a tiem­po, la eco­no­mía se­gui­rá en de­cli­ve, ha­brá ma­yor cie­rre de em­pre­sas y des­em­pleo. “El país irá al caos”.

Ca­be se­ña­lar que el aca­dé­mi­co es­ta­dou­ni­den­se Ste­ven Han­ke fue el con­se­je­ro del je­fe de fi­nan­zas del Go­bierno de Ecua­dor cuan­do se apli­có la do­la­ri­za­ción y ase­sor del Pre­si­den­te de Bul­ga­ria, ade­más con­sul­tor del ex­man­da­ta­rio Ra­fael Cal­de­ra en 1995.

El eco­no­mis­ta es­tá dis­pues­to a ve­nir a Ve­ne­zue­la a ex­pli­car cuá­les son las mo­di­fi­ca­cio­nes que de­ben ha­cer­se a los ins­tru­men­tos le­ga­les pa­ra que al­gu­na de es­tas dos po­lí­ti­cas se apli­que lo más rá­pi­do po­si­ble, por­que el país es­tá ubi­ca­do en el ren­glón nú­me­ro 57 de hi­per­in­fla­ción y es ne­ce­sa­rio sa­car­lo de allí.

Ste­ven Han­ke, eco­no­mis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.