TO­MAN­DO EL TÉ CON DO­ÑA LIN­DA

En­té­ra­te de los chis­me­ci­tos más HOT de la fa­rán­du­la

Ronda - - CONTENIDO - POR: DO­ÑA LIN­DA MA­TA DE RO­SAS

EL TIEM­PO LE DIO LA RA­ZÓN A RON­DA, QUE EN SU VERSIÓN WEB SOL­TÓ, EN EL MES DE OC­TU­BRE, EL CHIS­ME DE LA SE­PA­RA­CIÓN DE CHINO Y NACHO.

AQUÍ abrien­do y ven­ti­lan­do el Tea Room. Mo­vien­do las energías: es­to pa’ acá y aque­llo pa’ allá. Es que na­da an­qui­lo­sa­do es bueno, y me­nos en es­te sa­lón don­de se mue­ve la co­ti­lla; y, pen­san­do en ella, la ver­dad es que po­cos le dan va­lor, cuan­do en reali­dad, el CHIS­ME vie­ne a ser la an­te­sa­la de la ver­dad y es­to lo afir­mo YO, no por Lin­da, sino por VIE­JA. Sí, hoy ven­go en de­fen­sa del co­ti­lleo que ¡ojo!, NO de­be con­fun­dir­se con la ca­lum­nia ni la de­gra­da­ción. Esos son otros te­rre­nos, bien co­cham­bro­sos, en don­de no me mue­vo, ¡qué va! PE­RO es que el CHIS­ME –aún an­tes de la es­cri­tu­ra– es el de­por­te oral más an­ti­guo que se co­no­ce. Sé que el “de bo­ca en bo­ca” era, ha­ce mu­chí­si­mos años, la for­ma que se uti­li­za­ba para trans­mi­tir los men­sa­jes. Así que va­mos a dar­le el va­lor. Al­gu­nos afir­man que para ori­gi­nar un desas­tre, cual­quier ru­mor va­le… ¡Vál­ga­me Dios! Pues men­ti­ra NO es... TO­DO es­te in­troi­to va­le, pues vien­do lo que ocu­rrió con CHINO Y NACHO, eso le da “tres pun­tos” (co­mo di­rían los fut­bo­lis­tas) al ru­mor. Des­de ha­ce raaaaaa­tooo lo con­tó es­ta mis­ma RON­DA, por allá en oc­tu­bre, ¿se acuerdan?, y des­pués to­do el mundo co­men­zó a ha­blar de la se­pa­ra­ción y, ¿qué pa­só?, pues que el tiem­po le dio la ra­zón al CHIS­ME que trans­mu­tó a ser una gran VER­DAD. Se va­lo­ri­za el re­frán aquel: “cuan­do el río sue­na, arras­tra al­go más que pie­dras”. Aho­ra ca­da quien an­da por su la­do, e ima­gino que fe­li­ces, pues ya no tie­nen la pre­sión de es­tar jun­tos cuan­do ca­da quien que­ría ha­cer co­sas por se­pa­ra­do. Eso es lo mis­mo que ocu­rre con los ma­tri­mo­nios, y no que­da otra que ese mal ne­ce­sa­rio lla­ma­do DI­VOR­CIO. Bueno… se ce­rró un ci­clo en sa­na paz y se­gu­ra es­toy que, más tem­prano que tar­de, ne­go­cian­tes al fin co­mo lo son am­bos, ha­rán el GRAN SHOW del reencuentro, ge­ne­ran­do bue­nas ga­nan­cias; y se­gui­rán se­pa­ra­dos, vol­ve­rán a unir­se, y así es­ta­rán co­mo los de “SIN BAN­DE­RA”. Eso es lo bueno de ser, jun­tos o se­pa­ra­dos, muy pe­ro que muuuy TA­LEN­TO­SOS. Aplau­do que se ha­yan ido con tan­ta éti­ca, sin agre­dir al otro, sin ma­los re­cuer­dos… ¡Así de­be ser! Y CON UN bre­ba­je a las tres hier­bas: to­ron­jil, men­ta y ma­lo­ji­llo, va­mos a se­guir en­tre­nan­do y prac­ti­can­do el “de­por­te más an­ti­guo” del mundo: y es que la vi­da, sin du­da, es un chis­me, pe­ro lo que sí ya es­tá con­fir­ma­do es que FA­BIO­LA COLMENARES, sin aban­do­nar la política, ha bus­ca­do en in­ter­net un es­pa­cio para mos­trar otras fa­ce­tas. La ve­mos en su ca­nal de YOU­TU­BE, co­mo FA­BIO­LA 360. Allí ha­bla de to­do, una suer­te de re­vis­ta que ella, en al­gún mo­men­to, ha com­pa­ra­do con “Se ne­ce­si­ta una ami­ga”, pues con­tes­ta­rá las pre­gun­tas e in­quie­tu­des de ese pú­bli­co que la si­gue. Una mu­jer 360 o ¡to­do te­rreno! (una 4x4).

Mis so­bri­nos me la pu­sie­ron a ver, y real­men­te re­sul­ta has­ta REFRESCANTE. Dan­do con­se­jos de có­mo ma­qui­llar­se, có­mo ha­cer unos te­que­ños, or­ga­ni­zar una fies­ta in­fan­til a ba­jo cos­to, en­fren­tar el día a día sien­do ma­má, es­po­sa, ac­triz y POLÍTICA, pues esa “ve­na” no la aban­do­na. La Fa­bi para to­do tie­ne tiem­po, y siem­pre mues­tra esa es­pe­ran­za de vol­ver al país y por ello man­tie­ne esa co­mu­ni­ca­ción con los ar­tis­tas en el exi­lio. Por cier­to, ya no es­tá en Mia­mi sino en Hous­ton.

Y QUIEN NO per­dió tiem­po fue el co­lom­biano ANDRÉS PA­RRA, pues una vez que se qui­tó el tra­je de “El co­man­dan­te”, ya li­gó cham­ba en TV (así ha­blan mis so­bri­nos) y se­rá uno de los pro­ta­go­nis­tas de la se­gun­da tem­po­ra­da de la se­rie de épo­ca “SITIADOS”, la cual es pro­du­ci­da y emi­ti­da por FOX, y

cu­yas gra­ba­cio­nes ya em­pe­za­ron en Co­lom­bia, don­de ade­más, tam­bién la ve­ne­zo­la­na MA­RÍA GA­BRIE­LA DE FARÍA, ten­drá un pa­pel es­te­lar, pues a raíz de las se­ries “Isa TKM”, “Isa TK+” y “Fran­kie”, ella es muy po­pu­lar en el ve­cino país, y los pro­duc­to­res que­rían tra­ba­jar con ella des­de la pri­me­ra tem­po­ra­da del se­ria­do, cu­ya fac­tu­ra y am­bien­ta­ción han si­do me­re­ce­do­ras de premios a ni­vel in­ter­na­cio­nal.

¡SÍ SE­ÑOR! a pe­sar de la cri­sis –que NO se pue­de dis­fra­zar de otra co­sa– en la Co­li­na es­ta­rían ajus­tan­do pre­su­pues­tos. Re­cor­tan­do de aquí y de allá, a fin de te­ner en ca­ja el di­ne­ro su­fi­cien­te para ce­le­brar en gran­de los 65 AÑOS DEL MISS VE­NE­ZUE­LA. No sé si ha­brá fies­ta, pe­ro sí que el even­to se­rá de lu­jo. Ya tra­ba­jan en lo que se­ría ese re­ca­pi­tu­lar por los gran­des mo­men­tos del certamen. Ima­gino que se de­ten­drán más en los años 80, cuan­do el gran JOA­QUÍN ha­cía aquel de­rro­che –en­tre plu­mas, len­te­jue­las y lu­mi­na­rias– de su in­ne­ga­ble ta­len­to co­mo el pro­duc­tor nú­me­ro uno… Ya “ique” tie­nen a gen­te es­pe­cia­li­za­da, re­vi­san­do esa his­to­ria de be­lle­za y gla­mour. Oja­lá pon­gan a las personas idó­neas, pues hay mu­cho no­va­to que, le­jos de in­ves­ti­gar, se van a su “se­lec­ti­va me­mo­ria”, ig­no­ran­do mo­men­tos de bri­llo… Creo que Ri­car­do Di Sal­va­to­re, el Po­llo y Vi­cen­te Al­va­ra­do, tie­nen en sus ma­nos el me­jor mo­ti­vo para lu­cir­se co­mo pro­duc­to­res y HEREDEROS. Un ope­ning a lo RIVIERA, con tan­tas fi­gu­ras na­cio­na­les, se­ría ge­nial… Yo, con so­lo ima­gi­nar­me lo que se po­dría ha­cer, le pon­go un ¡20 pun­tos! Aun­que de mi ima­gi­na­ción a los HE­CHOS, sé que hay un gran tre­cho, por no de­cir ABIS­MO…. Hay gen­te que no es­cu­cha su­ge­ren­cias, por eso don Joa­quín se cre­cía en ca­da pues­ta, por­que siem­pre an­da­ba es­cu­chan­do opi­nio­nes y –¡aun­que us­ted no lo crea!– pre­gun­ta­ba: “¿Qué opi­nas tú de es­to?”; o sea, no so­lo se iba a Broadway y a Las Ve­gas a em­pa­par­se de ideas vien­do bue­nos es­pec­tácu­los, sino que ES­CU­CHA­BA. El Miss Ve­ne­zue­la tie­ne que re­gre­sar y re­cu­pe­rar lo que ERA, ya bas­ta de tan­to reggaetón. Ha­brá que ir­se co­mo Marcel Proust: “En BUS­CA DEL TIEM­PO PER­DI­DO”

Y BIEN LE­JOS del Miss Ve­ne­zue­la pa­re­ce ha­ber que­da­do LEO­NAR­DO VILLALOBOS. El ani­ma­dor es­tá muy ocu­pa­do en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na. Co­mo ge­ren­te de pro­duc­ción de Te­le­cen­tro, ca­nal 13, y gra­cias a los nue­vos es­tu­dios de ese ca­nal, el Leo tie­ne va­rios pro­yec­tos para es­te año. En­tre tan­tos, el que ve más cues­ta arri­ba es el de “ha­ce­dor de boas”, o sea, pro­duc­tor de te­le­no­ve­las. Muy en­tu­sias­ma­do, ya anuncia su pri­mer dra­má­ti­co que –al pa­re­cer– ES­CRI­BE él mis­mo. Para arran­car e in­tro­du­cir­se en el mundo de do­ña De­lia Fia­llo y don Ar­quí­me­des, lo ha­rá de a po­qui­to, con un pro­duc­to de 25 ca­pí­tu­los… Lue­go se irá a las gran­des li­gas de los ofi­dios. Lo bueno, es que ha con­vo­ca­do a mu­cho ta­len­to VE­NE­ZO­LANO. No ol­vi­da a sus com­pa­trio­tas. POR CIER­TO, me con­tó mi so­brino, que el Leo­nar­do an­da­ba en una lu­jo­sa ca­mio­ne­ta; y lue­go, por su­ge­ren­cia del due­ño del ca­nal, la cam­bió por un ca­rro más mo­des­to: “No so­lo en Ve­ne­zue­la ro­ban y se­cues­tran. El ba­jo per­fil es el me­jor guar­daes­pal­das”, le ha­bría di­cho. OSMEL SOU­SA, ATA­CA­DO… Sí, que no es lo mis­mo que ATRACADO. Es que aun­que no lo de­mues­tre, me cuen­tan mis so­bri­nos que el ata­que que con­tra él hi­zo en el nor­te una co­no­ci­da pe­rio­dis­ta ve­ne­zo­la­na, al prác­ti­ca­men­te acu­sar­lo de “brin­dar­le mis­ses” a al­tos per­so­ne­ros, el ZAR de la be­lle­za que­dó de ca­ma. Po­cos lo su­pie­ron, pe­ro me afir­man que se vio mal. Él, de bo­ca pa’afue­ra, ha­bría di­cho: “oí­dos sor­dos a pa­la­bras ne­cias”, pe­ro la pro­ce­sión y la in­dig­na­ción iban por den­tro. De bue­ní­si­ma fuen­te se su­po que ese co­men­ta­rio (es­tá en las re­des) sí le hi­zo da­ño. Mu­chas que iban a ins­cri­bir­se en su aca­de­mia re­cu­la­ron. Sin em­bar­go, el ZAR es­tá bien afin­ca­do, y ten­dría MA­TE­RIA para re­con­tra ata­car y no que­dar­se con esa es­to­ca­da… ¡Bueno! ya se sa­be que ár­bol que da fru­tos, siem­pre ten­drá quien le lan­ce pie­dras.

SE­GUI­MOS TO­MAN­DO TÉ para apla­car los áni­mos y, en un run­rún más li­ge­ri­to, me co­men­tan que aun­que no tie­nen fe­cha for­mal de arran­que, los pro­duc­to­res crio­llos de los se­ria­dos “Es­cán­da­los” y “Prue­ba de fe”, arran­ca­ron la gra­ba­ción de de­mos de las “zap no­ve­las” que pre­ten­den rea­li­zar en el país, con la in­ten­ción de mos­trar­los a ni­vel in­ter­na­cio­nal, y se­guir cap­tan­do mer­ca­dos para su dis­tri­bu­ción. Ba­jo la su­per­vi­sión del pro­duc­tor JOHNNY PU­LI­DO, y del di­rec­tor TONY RO­DRÍ­GUEZ, gra­ba­ron en Ca­ra­cas los pi­lo­tos de es­te gé­ne­ro de mi­ni­se­ries que quie­ren im­ple­men­tar, que cons­tan de cin­co epi­so­dios, ba­sa­dos en

AHO­RA EL LEO­NAR­DO VILLALOBOS “IQUE” ES­TÁ ES­CRI­BIEN­DO TE­LE­NO­VE­LAS PARA RE­PÚ­BLI­CA DO­MI­NI­CA­NA

clá­si­cos de la li­te­ra­tu­ra, y de la cual so­lo gra­ba­ron el año pa­sa­do la de “Cum­bres bo­rras­co­sas”, con la pro­ta­go­ni­za­ción de Mi­che­lle De An­dra­de, Or­lan­do Delgado y Miguel De León. Es así có­mo ve­re­mos es­te año a EILEEN ABAD (quien es­tá a pun­to de ca­sar­se con un co­no­ci­do em­pre­sa­rio ar­tís­ti­co) con­ver­ti­da en “La da­ma de las ca­me­lias”, para dar vi­da a es­ta con­tro­ver­sial cor­te­sa­na que man­tu­vo re­la­cio­nes con gran­des per­so­na­jes de la vi­da social de su épo­ca, con­ce­bi­da en el mo­vi­mien­to de la li­te­ra­tu­ra de­no­mi­na­do “rea­lis­mo” por el es­cri­tor fran­cés Ale­jan­dro Du­mas. Por otro la­do, aun­que por allí vie­ne la pe­lí­cu­la de los es­tu­dios de Dis­ney, que de se­gu­ro pon­drá a es­tos per­so­na­jes de mo­da otra vez, co­mo en su versión ani­ma­da de 1994, pla­nean ha­cer su pro­pia versión mo­der­na de “La Be­lla y la Bes­tia”, que se­rá pro­ta­go­ni­za­da por YELENA MA­CIEL y el ac­tor Ju­vel Viel­ma,

Y PE­SE A QUE ya no per­te­ne­ce a la nó­mi­na de Ve­ne­vi­sión, MERY CORTEZ, quien fue­ra co­reó­gra­fa del Miss Ve­ne­zue­la por 50 años, se rein­ven­ta en su ofi­cio y ce­le­bra por lo gran­de los 23 años de exis­ten­cia de su pres­ti­gio­sa “Mery Cortez: Aca­de­mia In­te­gral”, con la no­ve­dad de que abri­rá fran­qui­cias en el in­te­rior del país, y en una zo­na del Es­te de Ca­ra­cas. Así com­pla­ce­rá las de­man­das de mu­chos jó­ve­nes e in­fan­tes que desean ins­truir­se en el ar­te del bai­le y la dan­za, y no pue­den por un asun­to de distancia geo­grá­fi­ca. Ade­más de eso, pron­to se ve­rá su tra­ba­jo en las sa­las de ci­ne na­cio­nal, con el in­mi­nen­te es­treno de la pe­lí­cu­la crio­lla “Vi­ma­zo­lu­le­ka”, don­de ella reali­zó la co­reo­gra­fía de los cuer­pos de bai­le que par­ti­ci­pa­ron en es­te lar­go­me­tra­je de Levy Ros­sell, que con­ju­ga el tea­tro, el ci­ne y los mu­si­ca­les, con la par­ti­ci­pa­ción de fi­gu­ras co­mo: Mir­la Cas­te­lla­nos, Ale­jo Fe­li­pe, Julio Mo­ta, El Mo­reno Mi­chael, An­dreí­na Ál­va­rez y Eduar­do Sa­no­ja, en­tre otros. ¡SUER­TE!

AUN­QUE SUENE FUER­TE, to­do pa­re­ce in­di­car que el dis­co de EL PUMA (“Duetos”) se­rá su adiós de los es­ce­na­rios. Fuen­tes cer­ca­nas al ar­tis­ta así lo se­ña­lan. Ya en es­te Tea Room he­mos ha­bla­do del asun­to y real­men­te es tris­te. Sin em­bar­go, es digno de aplau­so la for­ma hu­mil­de y de paz co­mo José Luis Ro­drí­guez acep­ta las in­di­ca­cio­nes mé­di­cas. Por cier­to , para la pro­mo­ción de ese dis­co, Sony Mu­sic gra­bó ha­ce días en Ca­ra­cas un vi­deo­clip ba­jo la di­rec­ción del co­ti­za­do NUNO GOMES, , quien ha rea­li­za­do los clips de Chino y Nacho y Víc­tor Dri­ja, en­tre otros fa­mo­sos. La can­ción se­lec­cio­na­da para pu­bli­ci­tar es­ta pro­duc­ción, es una nue­va versión de “Pavo real”; y el au­dio­vi­sual no con­ta­rá con la presencia del as­tro ve­ne­zo­lano, ya que por mo­ti­vos de sa­lud, era prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble que se tras­la­da­ra de Mia­mi ha­cia acá. Pe­ro a fal­ta de PU­MAS, hu­bo mu­chos co­lo­res a lo pavo real. Va­rios ac­to­res y ac­tri­ces jó­ve­nes –quie­nes vie­nen des­pun­tan­do en el tea­tro, el ci­ne y la TV– die­ron vi­da a una vis­to­sa co­reo­gra­fía don­de, ade­más, mos­tra­rán ca­rá­tu­las vie­jas de aque­llos dis­cos de ace­ta­to que gra­bó EL PUMA, que son un ver­da­de­ro le­ga­do para la his­to­ria mu­si­cal de La­ti­noa­mé­ri­ca. Es­te clip, co­mo to­do lo que pro­du­ce Nuno Gomes, pro­me­te 100% CA­LI­DAD, y una su­per­do­sis de nos­tal­gia, pe­ro con to­ques de mo­der­ni­dad. Aun­que para mu­chos es­te CLIP po­drá ser el úl­ti­mo del ar­tis­ta, los muy op­ti­mis­tas afir­man que se­rá el PENÚLTIMO… ¡Mien­tras hay vi­da, hay es­pe­ran­za!

POR CIER­TO, aho­ra que para ce­le­brar sus 35 años de vi­da ar­tís­ti­ca, CAR­LOS CRUZ pre­sen­ta el mo­nó­lo­go “¿Di­vor­ciar­me yo?”, es­tá mos­tran­do una nue­va “per­so­na­li­dad”. Di­cen que an­tes (de di­vor­ciar­se en la vi­da real) Car­los era más serio que un ataúd, y aho­ra se le no­ta re­la­ja­do y… ¿¡ATACÓN!? ¡Va­ya, va­ya! Se­gún sus com­pa­ñe­ros: “¡Se li­be­ró, se li­be­ró, se li­be­ró!”… ¿Y mi bre­ba­je? ¡Adiós co­ro­to¡ Se aca­bó, se aca­bó, se aca­bó, y ya se sa­be que chis­me se­co, no se di­gie­re (al me­nos en es­te si­tio). Así que has­ta nuevo avi­so, que­da ce­rra­da la rue­da del co­ti­lleo. Va­yan con Dios, y me re­tor­nan pun­tua­li­tos… ¡Se les quie­re!

NUNO GOMES FUE EL EN­CAR­GA­DO DE HA­CER EL VI­DEO­CLIP DE LA NUE­VA VERSIÓN DE “PAVO REAL”, QUE REALI­ZÓ EL PUMA EN SU DIS­CO “DUETOS”

TONY RO­DRÍ­GUEZ

LEO­NAR­DO VILLALOBOS

MISS VE­NE­ZUE­LA

MA­RÍA GA­BRIE­LA DE FARÍA

OSMEL SOU­SA

CHINO Y NACHO

ANDRÉS PA­RRA

FA­BIO­LA COLMENARES

CAR­LOS CRUZ

NUNO GOMES

EL PUMA

MERY CORTEZ

EILEEN ABAD

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.