A Mi­guel Bosé le sa­lió plei­to ju­di­cial con su ex pa­re­ja.

Ronda - - CARTENIDO -

Ve­ne­zue­la ha­bía co­mi­da, ha­bía ju­gue­tes, ha­bía to­do lo que bus­ca­bas, pe­ro ob­via­men­te me fal­tó un pun­to im­por­tan­te y es que no to­dos lo pue­den pa­gar”, sos­tu­vo.

Ori­gen del con­flic­to

Lue­go del es­cán­da­lo que pro­ta­go­ni­za­ron Os­ma­riel Vi­lla­lo­bos y Dio­sa Ca­na­les cuan­do se guin­da­ron a pu­ño lim­pio en pleno gim­na­sio, se pen­só que di­fí­cil­men­te otra po­lé­mi­ca de tal mag­ni­tud en­ca­be­za­ría los prin­ci­pa­les por­ta­les de no­ti­cias. Sin em­bar­go, a me­dia­dos del pa­sa­do mes de mar­zo el bro­llo del Miss Ve­ne­zue­la lo­gró po­ner pa­tas pa’ arri­ba a me­dio país y has­ta pu­so a leer a “Rai­mun­do y to­do el mun­do” las en­tre­vis­tas que rea­li­za­mos en ex­clu­si­va pa­ra nues­tro do­mi­nio web (www. Re­vis­taron­da.net).

Aun­que las aguas pa­re­cían es­tar en su cau­ce, por eso de que ya se acer­ca la tem­po­ra­da na­vi­de­ña, an­tes de fi­na­li­zar el año no po­día fal­tar la ce­re­ci­ta del pas­tel, pues a tan so­lo me­ses de dar­le la bien­ve­ni­da al año nue­vo Norkys Batista y An­gie Pé­rez se en­car­ga­ron de en­tre­te­ner a más de uno con un tre­men­do aga­rrón que in­du­da­ble­men­te que­da­rá pa­ra la his­to­ria.

Co­mo siem­pre es­ta­mos bien da­tea­dos les ba­ti­mos en es­ta edi­ción el ori­gen del tre­men­do cu­le­brón. To­do co­men­zó cuan­do An­gie Pé­rez posteó me­dian­te su cuen­ta en Ins­ta­gram un vi­deo en el que apa­re­ce Norkys Batista di­cien­do que en “Ve­ne­zue­la hay de to­do”, co­men­ta­rios que de­fi­ni­ti­va­men­te no fue­ron acep­ta­dos por gran par­te de los ve­ne­zo­la­nos de­bi­do a la fuer­te cri­sis eco­nó­mi­ca por la que vie­ne atra­ve­san­do el país des­de ha­ce va­rios años atrás.

Pe­se a es­ta pu­bli­ca­ción no fue sino has­ta el pa­sa­do 26 de oc­tu­bre cuan­do las di­fe­ren­cias en­tre es­tas dos mu­je­res se agu­di­za­ron a raíz de una pu­bli­ca­ción que reali­zó Luis Ola­va­rrie­ta, que a los po­cos mi­nu­tos fue re­pos­tea­da por Batista y lue­go pu­bli­ca­da por An­gie Pé­rez acom­pa­ña­da de un con­tun­den­te men­sa­je.

Me­dian­te su per­fil en la red so­cial de la ca­ma­ri­ta el pre­sen­ta­dor de Te­le­ven col­gó un ma­te­rial au­dio­vi­sual en el que ha­ce re­fe­ren­cia so­bre las per­so­nas que se la pa­san se­ña­lan­do a to­do el mun­do a dies­tra y si­nies­tra a pe­sar de los múl­ti­ples pro­ble­mas que afec­tan al país, de­cla­ra­cio­nes que aplau­dió Batista y has­ta de­ci­dió com­par­tir­las en su cuen­ta.

“Que gran­de te aplau­do de pie. Y ese pre­mio Emmy se lo en­tre­ga­ron al peor ser hu­mano que he co­no­ci­do ja­más. No en­tien­do có­mo pue­den in­ven­tar tan­ta por­que­ría y de pa­so acu­sar de la ma­ne­ra que lo ha­cen. Se­gui­re­mos con la fren­te en al­to tra­ba­jan­do. De­ma­sia­dos pro­ble­mas te­ne­mos en el país co­mo pa­ra ir se­ña­lan­do a to­do el mun­do”, fue el men­sa­je que de­jó la Miss Nue­va Es­par­ta 1999 jun­to al vi­deo com­par­ti­do. Tan so­lo ha­bían trans­cu­rri­do al­gu­nas ho­ras des­de es­te post, cuan­do sal­tó al ring de bo­xeo An­gie Pé­rez pa­ra arre­me­ter en con­tra de Batista y de su ac­tual pa­re­ja. En cuan­to a la ex­miss, la mu­jer sen­ten­ció que a pe­sar de que ar­mó su dra­ma por­que no con­se­guía la me­di­ci­na pa­ra su her­ma­na, no pa­só ni un mes pa­ra que se rea­li­za­ra una ri­no­plas­tia va­lo­ra­da en US$7.000.

Tras los fuer­tes co­men­ta­rios emi­ti­dos por la li­cen­cia­da en Es­tu­dios In­ter­na­cio­na­les, Norkys Batista de­jó a un la­do la cla­se y el gla­mour pa­ra de­cir­le sus cua­tro ver­da­des a Pé­rez y has­ta la ame­na­zó con aga­rrar­la a gol­pes.

“Te voy acla­rar una vai­na, es­cú­cha­me bien Ckucky de mier­da, en tu texto nom­bras­te a mi her­ma­na y me dis­te en la ma­dre sa­bias, ¿Tu sa­bes por qué yo es­toy ha­cien­do es­te en vi­vo? Por­que nom­bras­te a mi her­ma­na co­ño de tu ma­dre, la nom­bras­te. Tú de­fi­ni­ti­va­men­te te me­tes dro­ga de la bue­na”, ex­pre­só la ac­triz.

Mien­tras que a los po­cos mi­nu­tos Pé­rez le res­pon­dió: “Norkys por qué tu no le cuen­tas a la gen­te que el fun­cio­na­rio en el ae­ro­puer­to te de­por­tó mos­trán­do­te de los afi­ches de los shows que tú te­nías aquí, esa gi­ra que tú es­ta­bas pro­mo­cio­nan­do en Es­ta­dos Uni­dos, por qué no di­ces que tú ve­nías de in­do­cu­men­ta­da a tra­ba­jar y lo que ha­cías era em­bol­si­llar­te el di­ne­ro”. An­tes de la en­tre­vis­ta Batista se co­mu­ni­có con Ron­da

Tras es­te pro­ble­món la pro­ta­go­nis­ta de “Or­gas­mos. La Obra” op­tó por de­jar en el di­rect de nues­tra cuen­ta en Ins­ta­gram, @Re­vis­taRon­da, un men­sa­je en el que ase­gu­ra­ba que su de­trac­to­ra se des­vió de des­en­mas­ca­rar a los ver­da­de­ros co­rrup­tos.

De acuer­do al men­sa­je en­via­do por Batista, “la Ckucky”, co­mo aho­ra ella le di­ce a An­gie Pé­rez, ac­tual­men­te es­tá usan­do a su no­vio, Ja­vier Díaz, pa­ra mal po­ner­la an­te la so­cie­dad, he­cho que des­de su pun­to de vis­ta so­lo bus­ca per­ju­di­car a las per­so­nas que le “echan pi­chón dig­na­men­te”. “Que da­ño tan gran­de nos hi­cie­ron a los ve­ne­zo­la­nos”, con­clu­yó. Se co­nec­tó me­dian­te un li­ve pa­ra dis­cul­par­se

Tras las múl­ti­ples crí­ti­cas que re­ci­bió por su pri­mer li­ve, Norkys Batista a los po­cos días uti­li­zó sus re­des so­cia­les pa­ra dis­cul­par­se con to­dos sus se­gui­do­res por la reac­ción que tu­vo, se­ña­lan­do que cuan­do se me­ten con su fa­mi­lia se con­vier­te en un ver­da­de­ro mons­truo.

Asi­mis­mo, apro­ve­chó la opor­tu­ni­dad pa­ra ha­blar so­bre el fa­mo­so clip en el que

ha­ce re­fe­ren­cia so­bre la si­tua­ción del país. “Yo gra­bé es­te vi­deo y yo no sa­bía que iba a ha­cer tan­to da­ño. A par­tir de es­te mo­men­to les pi­do con el co­ra­zón y con el al­ma bas­ta de bull­ying, bas­ta de bur­las, bas­ta de ata­ca­mien­tos, bas­ta de ha­cer tan­to da­ño, bas­ta de ame­na­zas. Han ame­na­za­do a to­dos los pro­duc­to­res de las ciu­da­des con sa­bo­tear los even­tos, con no de­jar­me pre­sen­tar por­que yo soy cha­vis­ta. Por fa­vor, yo creo que lo que más me due­le es que me ha­gan ese ti­po de acu­sa­cio­nes. Yo que es­toy en Ve­ne­zue­la echán­do­le pi­chón y que no pue­do es­tar de acuer­do ni hoy ni nun­ca con es­te sis­te­ma de go­bierno”, di­jo.

Su hi­jo la hi­zo re­fle­xio­nar y pe­dir dis­cul­pas

En­fu­re­ci­da, Norkys no se mi­dió y bo­tó la cla­se en Li­ve de Ins­ta­gram

El cos­to de su ri­no­plas­tia tam­bién al­bo­ro­tó el avis­pe­ro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.