Bi­joux

La fa­mo­sa mai­son no se con­for­ma con ser un ícono de la mo­da, sino que tam­bién bri­lla en el mun­do de la re­lo­je­ría con sus in­no­va­do­res di­se­ños

Too Much - - Contenido -

Smart­wat­ches Ro­lex mar­ca las ha­za­ñas

Co­co con­vir­tió a Cha­nel en un sinónimo de so­fis­ti­ca­ción. Cha­que­tas car­di­gan, lar­gos co­lla­res de per­las, los tra­jes de dos y tres pie­zas, el “pe­que­ño ves­ti­do ne­gro” y las in­fal­ta­bles ca­me­lias se vol­vie­ron una cons­tan­te en los out­fits de las mu­je­res mo­der­nas de prin­ci­pios del si­glo XX, que se de­can­ta­ban por los di­se­ños de es­ta re­bel­de coutu­riè­re, quien pre­fe­ría atuen­dos que die­ran li­ber­tad de mo­vi­mien­to a sus clientas y más co­mo­di­dad. No se­ría pro­ble­ma pa­ra es­ta mar­ca, des­ta­ca­da co­mo de lu­jo gra­cias a sus ex­qui­si­tos ma­te­ria­les y lí­neas sim­ples, ex­ten­der­se a otros ám­bi­tos de la mo­da, co­mo ac­ce­so­rios, per­fu­mes, jo­ye­ría y ma­rro­qui­ne­ría. Y den­tro de esa ex­pan­sión, lle­gó la ho­ra de de­di­car­se a las má­qui­nas del tiem­po. Ese mo­men­to ocu­rrió en 1987, cuan­do Cha­nel Hor­lo­ge­rie pre­sen­tó Pre­miè­re, un re­loj muy fe­me­nino con una ca­ja oc­to­go­nal, que re­cuer­da la for­ma de la cé­le­bre Pla­ce Ven­do­me de Pa­rís.

En es­tos 30 años ven­drían in­no­va­cio­nes, co­mo las ca­jas y brazaletes ta­lla­dos en ce­rá­mi­ca de al­ta tec­no­lo­gía, co­mo los del J12, has­ta lle­gar a los Ca­li­bres 1 y 2, pre­sen­ta­dos en­tre 2016 y 2017, y que re­pre­sen­tan los pri­me­ros de es­ta ma­nu­fac­tu­ra.

El 1 se al­ber­gó, el año pa­sa­do, en el re­loj Mon­sieur; mien­tras que el 2, pre­sen­ta­do es­te año, dio vi­da a una ver­sión re­no­va­da del Pre­miè­re: una má­qui­na es­que­le­ti­za­da con un mo­vi­mien­to de cuer­da ma­nual mon­ta­do bajo una se­rie de puen­tes cir­cu­la­res que for­man la si­lue­ta de una camelia. El di­se­ño de la flor es­tá en­mar­ca­do en una ca­ja de oro con un her­mo­so bi­sel en­gas­ta­do con 92 dia­man­tes. La so­fis­ti­ca­ción se com­ple­ta con una co­rrea de sa­tén ne­gro, que le da a es­te Pre­miè­re Camelia Skeleton ese to­que chic mo­derno tan pro­pio de Cha­nel.

LLENO DE CÓ­DI­GOS

Den­tro de es­ta tra­ma de ma­ra­vi­llas me­cá­ni­cas en las que se ha su­mer­gi­do Cha­nel aho­ra le ha to­ca­do el turno a Co­de Co­co, un re­loj bra­za­le­te que com­pen­dia to­dos esos có­di­gos que dis­tin­guen la so­fis­ti­ca­ción de la mai­son fun­da­da por Ma­de­moi­se­lle.

La pul­se­ra evoca el acol­cha­do (ma­te­las­sé), una tex­tu­ra tan ca­rac­te­rís­ti­ca de es­ta ca­sa fran­ce­sa en cha­que­tas y bol­sos co­mo el 2.55, crea­do en 1955 por Co­co Cha­nel. Pe­ro en es­te re­loj se tra­ta de un acol­cha­do la­bra­do en ace­ro inoxi­da­ble, di­se­ña­do con una ba­se que lo ha­ce fle­xi­ble, tal co­mo el tex­til usa­do en la car­te­ra.

El otro ícono que ex­hi­be Co­de Co­co es el cie­rre en el cen­tro de la es­fe­ra la­quea­da. Es­te de­ta­lle re­me­mo­ra el be­llo y prác­ti­co click que cie­rra la car­te­ra 2.55, pe­ro que en es­te ca­so sir­ve pa­ra co­lo­car es­te re­loj a la mu­ñe­ca, to­da una in­no­va­ción en el mun­do de la mo­da y la re­lo­je­ría. Pa­ra dar­le aún más ele­gan­cia, las 12 se re­pre­sen­tan con un dia­man­te de cor­te prin­ce­sa, y es­tá dis­po­ni­ble una ver­sión con bi­sel en­gas­ta­do con 52 dia­man­tes re­don­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.