Ce­le­bri­da­des

Ed­gar Ramírez bri­lla en los Emmy

Too Much - - Contenido - Por Kar­la Guz­mán Guz­mán/fotos: Ar­chi­vo

Muy co­no­ci­do a ni­vel mun­dial; dio sus pri­me­ros pa­sos en la pan­ta­lla chi­ca en la te­le­no­ve­la Co­si­ta Ri­ca co­mo Ca­ci­que Cha­cón. Su ac­tua­ción vi­vaz, atre­vi­da y pro­fe­sio­nal cau­só gran em­pa­tía en el pú­bli­co e hi­zo sus­pi­rar a mul­ti­tu­des.

Re­ser­va­do pe­ro sin de­jar de ser hu­mano Hi­jo de So­day Are­lla­nos y Fi­li­ber­to Ramírez y her­mano de Na­taly Ramírez. Se preo­cu­pa por la se­gu­ri­dad e in­te­gri­dad de su fa­mi­lia y se man­tie­ne en cons­tan­te co­mu­ni­ca­ción con ellos.

Ed­gar pa­só gran par­te de su ju­ven­tud via­jan­do al­re­de­dor del mun­do. La pro­fe­sión de su pa­dre lo lle­vó a vi­vir en di­fe­ren­tes paí­ses. Do­mi­na cua­tro idio­mas ade­más del es­pa­ñol; cuen­ta con pen­sa­mien­tos idea­lis­tas y par­ti­ci­pó, con una ONG, en la cam­pa­ña lla­ma­da “Da­le al vo­to”, que bus­ca­ba con­cien­ti­zar a la ju­ven­tud ve­ne­zo­la­na so­bre la im­por­tan­cia del su­fra­gio en una so­cie­dad de­mo­crá­ti­ca. Es­tu­dió Co­mu­ni­ca­ción So­cial en la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca Andrés Be­llo, en la ciu­dad de Ca­ra­cas, ca­rre­ra que le per­mi­tió prac­ti­car su fa­ce­ta co­mo ac­tor, ex­plo­rar el me­dio ar­tís­ti­co y par­ti­ci­par en va­rios cor­to­me­tra­jes es­tu­dian­ti­les. Lue­go de­ci­dió de­di­car­se a tiem­po com­ple­to a la ac­tua­ción.

EN LA IN­TI­MI­DAD

Su vi­da pri­va­da ha si­do un enigma. Mien­tras la­bo­ra­ba en pro­yec­tos na­cio­na­les, fue re­la­cio­na­do con va­rias ac­tri­ces co­no­ci­das aun­que no se co­no­cen ma­yo­res de­ta­lles de sus re­la­cio­nes per­so­na­les.

Lo que sí no pue­de ocul­tar es su amor y preo­cu­pa­ción por su país na­tal. En di­fe­ren­tes opor­tu­ni­da­des ha ma­ni­fes­ta­do su in­quie­tud por la si­tua­ción po­lí­ti­ca que atra­vie­sa Ve­ne­zue­la. Así co­mo su de­seo de ver el re­na­ci­mien­to de la na­ción su­r­ame­ri­ca­na.

En va­rios films, sus per­so­na­jes han men­cio­na­do a Ve­ne­zue­la co­mo su país de ori­gen. Lo que de­mues­tra el ca­ri­ño que tie­ne por sus raí­ces. Aun­que no se con­si­de­ra un hom­bre dé­bil, ha con­fe­sa­do te­mer­le a la muer­te. “No la en­tien­do. Es na­tu­ral pe­ro le ten­go mie­do. Y es al­go que me gus­ta de mi pro­fe­sión: he te­ni­do la opor­tu­ni­dad de vi­vir mu­chas vi­das a tra­vés de mis per­so­na­jes. Me he acer­ca­do al mun­do des­de la for­ma de ver de otras per­so­nas. Es co­mo un es­tu­dio an­tro­po­ló­gi­co com­pri­mi­do. Ac­túo mu­chas vi­das por­que le ten­go mie­do a mo­rir”, co­men­tó a Ga­to­par­do.

Ha­ce unos me­ses anun­ció su de­ci­sión de su­mar­se a la cam­pa­ña #He­fors­he (Él por Ella) que bus­ca pro­te­ger a mu­je­res y ni­ños en con­tra del abu­so se­xual. “Re­cien­te­men­te he­mos vis­to a mu­chas mu­je­res y ni­ñas dar un pa­so ade­lan­te con va­len­tía y ha­blar en pú­bli­co

(…) Aho­ra es nues­tro turno, hom­bres y ni­ños, de dar un pa­so ade­lan­te en so­li­da­ri­dad y apo­yo de to­dos los gé­ne­ros. De­be­mos ha­cer­nos res­pon­sa­bles los unos de los otros en to­dos los as­pec­tos. Es­to va más allá de de­nun­ciar vio­la­cio­nes y otros su­pues­tos abu­sos”, ex­pre­só en su cuen­ta de Ins­ta­gram.

PA­SOS FIR­MES

Ramírez es si­nó­ni­mo de éxi­to. As­cien­de co­mo la es­pu­ma y no de­ja de sor­pren­der a sus se­gui­do­res. “Yo­ta­ma se va vo­lan­do” y “Pun­to y Ra­ya” fue­ron las pri­me­ras pe­lí­cu­las en las que par­ti­ci­pó. La se­gun­da, me­re­ce­do­ra de va­rios pre­mios in­ter­na­cio­na­les. Su desem­pe­ño ge­ne­ró in­te­rés en el pro­duc­tor holly­woo­den­se, Tony Scott le dio su pri­me­ra gran opor­tu­ni­dad, am­bos en­ta­bla­ron una re­la­ción muy es­tre­cha por con­si­de­rar­se “ciu­da­da­nos del mun­do y aven­tu­re­ros”, co­men­tó a El Tiem­po de Co­lom­bia. Los dos son aman­tes de la ex­plo­ra­ción y los via­jes. Do­mi­nó, fue un film de ac­ción es­tre­na­do en 2005. El jo­ven ac­tor es­ta­ba en­fo­ca­do en lle­gar a la gran pan­ta­lla. “Bá­si­ca­men­te, mi gran ilu­sión ha si­do ha­cer ci­ne, es­tar cer­ca de las his­to­rias más in­tere­san­tes y con­mo­ve­do­ras, in­de­pen­dien­te­men­te del lu­gar”, de­cla­ró a El Tiem­po. En 2006 par­ti­ci­pó en las pe­lí­cu­las ve­ne­zo­la­nas: El Don, de Jo­sé Ramón No­voa, Plan B, de Ale­jan­dro Wie­de­mann y Elip­sis, de Eduardo Arias-nath. Su ni­vel ac­to­ral cre­cía con ca­da pa­pel y no de­ja­ba de sor­pren­der a sus se­gui­do­res.

SUS PE­LÍ­CU­LAS

Com­par­tió pan­ta­lla con gran­des del es­pec­tácu­lo co­mo: Matt Da­mon en el “Ul­ti­má­tum de Bour­ne”, 2007; Den­nis Quaid, Fo­rest Whi­ta­ker y Si­gour­ney Wea­ver en “Van­ta­ge Point”, 2008; Be­ni­cio del To­ro en Che, 2008; Sam Wort­hing­ton y Liam Nee­son, en Fu­ria de Ti­ta­nes, 2010.

Ramírez era acla­ma­do por la crí­ti­ca; su nom­bre ca­da vez más co­no­ci­do y so­pe­sa­do pa­ra ma­yor can­ti­dad de pro­duc­cio­nes. El New York Ti­mes lo con­si­de­ró un ar­tis­ta con ca­pa­ci­dad pa­ra in­ter­pre­tar pa­pe­les ru­dos y lo aña­dió en la lis­ta de ac­to­res que de­ben ga­nar un pre­mio Ós­car.

“Car­los” (2010), film en don­de dio vi­da al te­rro­ris­ta ve­ne­zo­lano Ilich Ramírez Sán­chez El Cha­cal, le hi­zo acree­dor del pre­mio Cé­sar al Ac­tor Re­ve­la­ción. Así co­mo tam­bién, su pri­me­ra no­mi­na­ción a los Pre­mios Emmy co­mo Me­jor Ac­tor.

Un año más tar­de, vuel­ve a pro­ta­go­ni­zar en “Sa­lu­da al Dia­blo de mi par­te”; de la mano de Juan Felipe Oroz­co. Tam­bién, com­par­tió pan­ta­lla con Brad­ley Coo­per y Jen­ni­fer Lawrence en “Joy”. In­clu­so se co­men­tó que en­se­ñó al­gu­nas fra­ses en es­pa­ñol a la pro­ta­go­nis­ta.

En 2015 sor­pren­dió con su ac­tua­ción en una nue­va ver­sión de War­ner Bros de “Point Break” (Pun­to de Quie­bre) es­tre­na­da en 1991. La pe­lí­cu­la fue fil­ma­da en un to­tal de 11 paí­ses, in­clu­yen­do es­ce­nas en el Par­que Na­cio­nal Ca­nai­ma.

MA­NOS DE PIE­DRA

En 2016 per­so­ni­fi­có al ex­bo­xea­dor pa­na­me­ño Ro­ber­to Du­rán, en Hands of Stone (Ma­nos de pie­dra), jun­to a Ro­ber­to de Ni­ro, Ru­bén Bla­des y Ana Ar­mas. Du­rán que­dó muy sa­tis­fe­cho con la in­ter­pre­ta­ción de su vi­da; in­clu­so lle­gó a co­men­tar que Ed­gar la pro­ta­go­ni­zó “con mu­cho ca­ri­ño y mu­cho amor”. Por su par­te, Ramírez atri­bu­yó el éxi­to del pa­pel a “la hu­mil­dad” de Du­rán, al apo­yar­lo en la fa­se de ela­bo­ra­ción de la cin­ta. Es­to le per­mi­tió “crear un per­so­na­je muy cer­cano a la reali­dad”. Tam­bién ma­ni­fes­tó que apren­der boxeo “cam­bió su vi­da”. «En los dos úl­ti­mos años he apren­di­do que el boxeo tie­ne to­do que ver me­nos con la vio­len­cia, que la pe­lea se ga­na y se pier­de en la ca­be­za y de he­cho, es un de­por­te que muy po­co tie­ne que ver con la agre­si­vi­dad», ex­pre­só Ramírez en el Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Ci­ne de Pa­na­má

En 2017 par­ti­ci­pó en Bright, un film de Net­flix, acom­pa­ña­do del re­co­no­ci­do Will Smith y Joel Ed­ger­ton. Kan­do­me­re es un el­fo de ca­be­llo azu­la­do que per­te­ne­ce a un de­par­ta­men­to des­ti­na­do a ubi­car a cria­tu­ras mís­ti­cas. Ramírez es­tu­vo muy com­pla­ci­do con el look fi­nal: “Da­vid Ayer el di­rec­tor, tie­ne ideas muy es­pe­cí­fi­cas de lo que quie­re. Que­ría que los el­fos tu­vie­ran un look muy es­ti­li­za­do, que se vis­tie­ran con ro­pas muy bien con­fec­cio­na­das, muy bien cor­ta­das. A mí me gus­ta la ro­pa, me gus­ta el di­se­ño. Ten­go muy bue­nas re­la­cio­nes con di­fe­ren­tes ca­sas de moda e in­me­dia­ta­men­te me vino a la men­te Ki­ton, la ca­sa sar­to­rial ita­lia­na de tra­jes mas­cu­li­nos. Es una de las ca­sas de moda que yo más res­pe­to e in­me­dia­ta­men­te los lla­mé y es­tu­vie­ron su­per­con­ten­tos de con­fec­cio­nar mis tra­jes pa­ra la pe­lí­cu­la”.

NUE­VOS ÉXI­TOS

A prin­ci­pios de es­te año fue es­tre­na­da Ame­ri­can Cri­me Story, El Ase­si­na­to de Gian­ni Ver­sa­ce, pro­ta­go­ni­za­da por Ed­gar Ramírez. Una se­rie que ge­ne­ró mu­cha po­lé­mi­ca al gi­rar en torno al ase­si­na­to del di­se­ña­dor ita­liano. Ade­más, ahon­da en la ho­mo­se­xua­li­dad de Es­ta­dos Uni­dos en los años 90.

Ramírez, tu­vo que pre­pa­rar­se fí­si­ca y men­tal­men­te pa­ra el per­so­na­je. Subió 15 ki­los y atra­ve­só por al­gu­nas “trans­for­ma­cio­nes”. In­clu­so lle­gó a com­par­tir vi­deos en los que se veía co­mo era el pro­ce­so; a pe­sar de su pa­re­ci­do, ma­qui­lla­do­ras y es­ti­lis­tas se en­car­ga­ban de acer­car­lo aún más al es­ti­lo de Ver­sa­ce.

La fa­mi­lia Ver­sa­ce no ha apro­ba­do la se­rie ba­sa­da en el li­bro Vul­gar Fa­vors: An­drew Cu­na­nan, Gian­ni Ver­sa­ce and the Lar­gest Fai­led Man­hunt in the US His­tory’, de Mau­reen Orth. Sin em­bar­go, Ramírez ha es­ta­do fe­liz de in­ter­pre­tar­lo, “Gianny cam­bió la cul­tu­ra, nues­tra so­cie­dad ac­tual fue, en par­te, crea­da por él con su mez­cla de moda, se­xua­li­dad y gla­mour”, di­jo Ramírez en una en­tre­vis­ta con Efe.

So­bre su in­ter­pre­ta­ción del per­so­na­je co­men­tó: “He re­tra­ta­do per­so­na­jes de la vi­da real, en al­gu­nos ca­sos hé­roes pa­ra al­gu­nas per­so­nas, pe­ro siem­pre te­nien­do cla­ro que es una re­crea­ción de lo que pu­do ser su vi­da real, es más una pin­tu­ra que una fo­to­gra­fía. Lo que in­ten­tas cap­tu­rar es la esen­cia de esos per­so­na­jes e in­ten­tas ge­ne­rar tan­ta em­pa­tía co­mo sea po­si­ble. Pe­ro al fi­nal, no se tra­ta de imi­tar, por­que con una vi­da es im­po­si­ble de ha­cer es­to”. Su gran in­ter­pre­ta­ción le hi­zo va­le­dor de su se­gun­da no­mi­na­ción a los pre­mios Emmy 2018, con­si­de­ra­do el Ós­car de la te­le­vi­sión. Ramírez se dispu­ta el tí­tu­lo de “Me­jor Ac­tor de Re­par­to”. En la mis­ma ca­te­go­ría com­pi­ten sus com­pa­ñe­ros de gra­ba­ción Pe­né­lo­pe Cruz y Ricky Mar­tín.

En su Twit­ter pu­do ob­ser­var­se una fo­to en la que se ve sor­pren­di­do, con la mano ta­pan­do su bo­ca y acom­pa­ñán­do­la con un men­sa­je pa­ra sus com­pa­trio­tas: “Ve­ne­zue­la. Nos nominaron”. La ce­re­mo­nia se efec­tua­rá en el Mi­cro­soft Thea­ter de Los Án­ge­les el día 17 de sep­tiem­bre. En agos­to, la mi­ni­se­rie ob­tu­vo un gran re­co­no­ci­mien­to por par­te de la (ATCAA) Aso­cia­ción de Crí­ti­cos de Te­le­vi­sión en su pre­mia­ción 34ª, rea­li­za­da en el Beverly Hil­ton Ho­tel, Los Án­ge­les, Es­ta­dos Uni­dos.

En oc­tu­bre de 2019 lo ve­re­mos en las sa­las de ci­ne jun­to a Dway­ne John­son, en Jun­gle Crui­se, ba­sa­da en una de las atrac­cio­nes más re­pre­sen­ta­ti­vas de Dis­ney World; en don­de en­car­na­rá a uno de los vi­lla­nos de la his­to­ria. Se tra­ta de un re­co­rri­do por la geo­gra­fía afri­ca­na, atra­ve­san­do di­fe­ren­tes ríos re­co­no­ci­dos.

VE­NE­ZUE­LA: “NOS NOMINARON” FUE SU EXPRESION PA­RA DAR A CO­NO­CER LA NO­TI­CIA QUE AÑA­DE MAS TRIUN­FOS A SU CA­RRE­RA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.