Ex­qui­si­ta pa­sión

El ape­lli­do Pic­chiot­ti se re­la­cio­na des­de ha­ce más de 50 años con jo­ye­ría de in­fi­ni­ta be­lle­za y re­fi­na­mien­to, apun­ta­la­da por el amor a las pie­dras pre­cio­sas

Too Much - - Bijoux -

Ave­ces hay sue­ños que se con­vier­ten en reali­dad. Pe­ro só­lo al­gu­nos se dis­tin­guen por­que bri­llan li­te­ral­men­te co­mo es­tre­llas. Eso su­ce­de con Pic­chiot­ti, una ilu­sión que na­ció de las in­quie­tu­des de un ado­les­cen­te de 13 años de edad, de nom­bre Giu­sep­pe Pic­chiot­ti, quien rom­pió los es­que­mas fa­mi­lia­res al ini­ciar una ca­rre­ra co­mo or­fe­bre, vi­nien­do de una es­tir­pe de far­ma­ceu­tas. El desafío a la tra­di­ción fa­mi­liar se con­cre­tó en 1967 con la fun­da­ción de la mar­ca en Va­len­za, ciu­dad al nor­te de Ita­lia, don­de pre­ci­sa­men­te Giu­sep­pe ha­bía apren­di­do el ofi­cio en un pe­que­ño ta­ller y don­de ob­tu­vo su cer­ti­fi­ca­ción del Ins­ti­tu­to Pro­fes­sio­na­le Ora­fo.

Años des­pués per­fec­cio­nó sus co­no­ci­mien­tos y des­tre­zas so­bre pie­dras pre­cio­sas y po­co a po­co fue la­brán­do­se un nom­bre en los ca­tá­lo­gos de jo­yas. Al mis­mo tiem­po iba con­vir­tien­do el ne­go­cio en un asun­to fa­mi­liar al in­cor­po­rar a sus hi­jos Ma­ría Ca­ro­la, Fi­lip­po y Um­ber­to. En las fi­las de la com­pa­ñía tam­bién es­tá su es­po­sa Ma­til­de, su her­ma­na An­na­ma­ria y la hi­ja de ella, Fran­ces­ca. “Des­de el ini­cio es­ta­ba ga­na­do a la idea de que un día ten­dría a mis hi­jos y pa­rien­tes ayu­dán­do­me en el ne­go­cio”, ha con­fe­sa­do.

DES­DE EL PRIN­CI­PIO HAS­TA EL FI­NAL

Bro­ches, ani­llos, pen­dien­tes, co­lla­res, zar­ci­llos y bra­za­le­tes de Pic­chiot­ti des­pun­tan con sus dia­man­tes y ge­mas coloridas dis­pues­tos en di­se­ños ele­gan­tes, con­tem­po­rá­neos y cau­ti­va­do­res, que sin em­bar­go con­ser­van la tra­di­ción ar­tís­ti­ca y ar­te­sa­nal de los or­fe­bres ita­lia­nos, tan ala­ba­dos por su des­tre­za co­mo por su re­fi­na­da es­té­ti­ca.

En ma­nos de la fa­mi­lia Pic­chiot­ti es­tá to­do el pro­ce­so crea­ti­vo y de rea­li­za­ción de las jo­yas, el mer­ca­deo y el tra­to con los dis­tri­bui­do­res. To­do des­de el prin­ci­pio has­ta el fi­nal in­clu­so, Giu­sep­pe se en­car­ga de via­jar por el mun­do en­te­ro en bus­ca de pie­dras pre­cio­sas de gran ca­li­dad y co­lo­res iné­di­tos ta­les co­mo las esmeraldas y za­fi­ros de las pie­zas de la co­lec­ción Clá­si­cos: los ani­llos Bom­bé y Do­me; el bro­che Flo­wer; el bra­za­le­te Art of Ba­guet­te; los zar­ci­llos Chic y los Py­ra­mis; las ar­go­llas En­cir­cle; y el co­llar Pas­sion Sapp­hi­re. Son fi­nas ge­mas ta­lla­das pro­ve­nien­tes de Co­lom­bia, Zam­bia y Sri Lan­ka; en­gas­ta­das en oro blan­co y pla­tino y acom­pa­ña­das de dia­man­tes.

No me­nos her­mo­sas son las pren­das de la lí­nea Spe­cial Gems, con ru­bíes y dia­man­tes, ade­más de za­fi­ros ama­ri­llos y azu­les. Y por si fue­ra po­co, la Im­pe­rial, con di­se­ños de pie­dras pre­cio­sas que se de­rra­man co­mo go­tas so­bre el bus­to, los de­dos y las mu­ñe­cas.

A es­tas her­mo­sas co­lec­cio­nes se une la es­pe­cial de 60 pie­zas pa­ra los no­vios que com­pren­den alian­zas, ani­llos y jo­yas con dia­man­tes y ge­mas de di­ver­sos co­lo­res pa­ra el día de la bo­da y ele­men­tos de re­ga­lo pa­ra los aniver­sa­rios. Pe­ro lo más sor­pren­den­te es que in­cor­po­ra la tec­no­lo­gía úni­ca en la al­ta jo­ye­ría desa­rro­lla­da por Pic­chiot­ti lla­ma­da Xpan­da­ble™, con la que los ani­llos y bra­za­le­tes se “adap­tan” a la me­di­da re­que­ri­da has­ta por dos ta­llas.

Con Xpan­da­ble™ se di­se­ñó un ca­tá­lo­go com­ple­to de pie­zas coloridas en pie­dras pre­cio­sas, co­ra­les, tur­que­sas y óni­ces, que se amol­dan a cual­quier diá­me­tro, lo cual no só­lo re­sul­ta ge­nial pa­ra dar sor­pre­sas (ya que no se re­quie­re sa­ber la ta­lla de ani­llo, por ejem­plo) sino que tam­bién se adap­tan a cam­bios ge­ne­ra­dos por cir­cuns­tan­cias even­tua­les co­mo el em­ba­ra­zo o la edad. Es­ta tec­no­lo­gía no só­lo es con­for­ta­ble sino que es in­vi­si­ble y se es­con­de en­tre la pro­pia joya.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.