Por­ta­da

De los shows te­le­vi­si­vos a las gran­des pasarelas, Kendall Jen­ner, una vi­da de gla­mour y es­pec­tácu­lo

Too Much - - Contenido -

Kendall Jen­ner

Con 1,80 m de al­tu­ra y 95.6 mi­llo­nes de se­gui­do­res en la red so­cial Ins­ta­gram, Kendall Ni­co­le Jen­ner ha lo­gra­do po­si­cio­nar­se co­mo una de las per­so­na­li­da­des más bus­ca­das por di­se­ña­do­res, pa­pa­raz­zi y fo­tó­gra­fos de la in­dus­tria

Hi­ja del me­da­llis­ta olím­pi­co Bru­ce Jen­ner, co­no­ci­do en la ac­tua­li­dad co­mo Caitlyn Jen­ner, lue­go de su cam­bio de se­xo, y la ce­le­brity Kris Jen­ner; es her­ma­na de Ky­lie Jen­ner. Kendall cre­ció ro­dea­da de cá­ma­ras al ser me­dia her­ma­na, por par­te de ma­dre, de las so­cia­li­tes Kar­das­hian: Kh­loe, Kourt­ney, Kim y Rob. Por par­te de su pa­dre, tie­ne cua­tro her­ma­nos.

De ni­ña par­ti­ci­pó en di­fe­ren­tes mu­si­ca­les de la es­cue­la y de su co­mu­ni­dad. An­tes de cul­mi­nar la se­cun­da­ria, Kendall y su her­ma­na Ky­lie ini­cia­ron sus es­tu­dios en ca­sa. La po­ca di­fe­ren­cia de edad en­tre am­bas les per­mi­tió com­par­tir mu­chas ex­pe­rien­cias y, has­ta la ac­tua­li­dad, son muy uni­das. “Es­ta­ba ob­se­sio­na­da con­mi­go. Me se­guía a to­das par­tes”, co­men­tó Kendall a Ma­rie Clai­re Mé­xi­co. Eran tra­vie­sas, ce­rra­ban las puer­tas prin­ci­pa­les con lla­ve aun­que es­tu­vie­ra llo­vien­do; in­clu­so lle­gó a cor­tar­le to­do el ca­be­llo a su her­ma­na me­nor, Ky­lie. FA­MA INESPERADA De per­so­na­li­dad tí­mi­da y amante de los ani­ma­les, Kendall Jen­ner era de pre­fe­ren­cias más tra­di­cio­na­les: “Siem­pre me han gus­ta­do los ani­ma­les… Mon­té ca­ba­llo des­de los diez años y me­dio, así que pen­sé que iba a ser una ji­ne­te pro­fe­sio­nal y lue­go qui­se ser ve­te­ri­na­ria”, co­men­tó a Har­per’s Ba­zaar.

Aun cuan­do for­mó par­te del reality show te­le­vi­si­vo Kee­ping Up With The Kar­das­hians, trans­mi­ti­do por ca­nal E des­de 2007, se con­si­de­ra “dis­tin­ta” a sus her­ma­nas: “(Ellas) siem­pre han es­ta­do en el mun­do del gla­mour y con un es­ti­lo de ves­tir­se con lu­jo a ca­da ho­ra. A una par­te de mi le gus­ta eso, pe­ro al mis­mo tiem­po, quie­ro ves­tir­me ca­sual y te­ner una vi­da pri­va­da”, de­cla­ró en una en­tre­vis­ta a Vo­gue.

Ser re­co­no­ci­da pú­bli­ca­men­te no fue su de­ci­sión. Na­ció in­mer­sa en uno de los cla­nes más fa­mo­sos del mun­do: El clan Kar­das­hian. “Ky­lie y yo nos ro­dea­mos de ami­gos e in­ten­ta­mos te­ner una vi­da nor­mal, pe­ro ca­da vez que sa­lía­mos nos per­se­guían los pa­pa­raz­zi, y eso no es real­men­te nor­mal”, di­jo a Ma­rie Clai­re Mé­xi­co. Sin em­bar­go, en va­rias en­tre­vis­tas, ha de­ja­do cla­ro que el mo­de­la­je atra­jo su aten­ción y ha tra­ba­ja­do muy du­ro pa­ra lle­gar a don­de es­tá: “No es­toy tra­tan­do de col­gar­me de un ape­lli­do o al­go por el es­ti­lo”.

Su ca­rre­ra ar­tís­ti­ca em­pe­zó en 2009, cuan­do so­lo te­nía ca­tor­ce años. Wil­hel­mi­na Mo­dels fue su pri­me­ra agen­cia que la hi­zo bri­llar con luz pro­pia. Em­pe­zó con cam­pa­ñas pa­ra la mar­ca Fo­re­ver 21.

DE­BUT EN LAS PASARELAS Su de­but en las pasarelas fue en la Se­ma­na de la Mo­da de Nue­va York (2011), de la mano de la lí­nea She­rri Hill; tu­vo apa­ri­cio­nes en las por­ta­das de las re­vis­tas ju­ve­ni­les Se­ven­teen y Teen Vo­gue. Tam­bién fue fo­to­gra­fia­da pa­ra OK!, Girl­friend y Lo­ve­cat, en­tre otras.

Kendall “no se sen­tía atrac­ti­va” y su ver­da­de­ra ca­rre­ra co­men­zó a los die­ci­sie­te años. Lue­go de fir­mar con­tra­to con The So­ciety Ma­na­ge­ment (2013), com­pa­ñía de­di­ca­da al ma­ne­jo de mo­de­los, po­só pa­ra W Ma­ga­zi­ne y V Ma­ga­zi­ne.

ÉXI­TO TRAS ÉXI­TO En 2014 des­fi­ló pa­ra el di­se­ña­dor es­ta­dou­ni­den­se Marc Ja­cobs. Sus pasarelas son re­co­no­ci­das por mos­trar nue­vos ros­tros, una es­pe­cie de tram­po­lín al es­tre­lla­to. Es­ta no fue la ex­cep­ción, el ape­lli­do Jen­ner ob­tu­vo in­fi­ni­dad de ti­tu­la­res de la pren­sa ro­sa. Ade­más, mo­de­ló pa­ra Dea­con en Lon­dres, Cha­nel y Gi­venchy en Pa­rís; es­tu­vo pre­sen­te en la Ga­la del MET de Nue­va York y en el Fes­ti­val de Ci­ne de Can­nes.

Re­pre­sen­tó a Tommy Hil­fi­ger, Don­na Ka­ran y Dia­ne von Furs­ten­berg en la Se­ma­na de la Mo­da de Nue­va York; y a Dol­ce & Ga­ban­na y Puc­ci en la Se­ma­na de la Mo­da de Milán; en la Se­ma­na de la Mo­da de Pa­rís hi­zo pa­sa­re­la pa­ra Cha­nel, Gi­venchy y Bal­main. Fue ele­gi­da co­mo ima­gen de Es­tée Lau­der, au­men­tan­do con­si­de­ra­ble­men­te la can­ti­dad de se­gui­do­res de la fa­mo­sa em­pre­sa de cos­mé­ti­cos.

ANGEL DE VIC­TO­RIA SECRET En 2015 pa­só a for­mar par­te de los acla­ma­dos án­ge­les de Vic­to­ria Secret y asis­tió al Vic­to­ria´s Secret Fashion Show. Al año si­guien­te vol­vió a par­ti­ci­par en el even­to de la mar­ca de len­ce­ría rea­li­za­do en Pa­ris. Un con­tra­to de ex­clu­si­vi­dad con La Per­la, fir­ma de len­ce­ría, hi­zo que tu­vie­ra que re­nun­ciar a sus pre­cia­das alas.

Jen­ner no per­dió los ge­nes de em­pre­sa­ria de su ma­dre y, jun­to a Ky­lie, lan­zó una lí­nea de ro­pa: The Kendall and Ky­lie Co­llec­tion. Lue­go se aso­cia­ron con Pas­cal Moua­wad pa­ra crear la lí­nea de jo­ye­ría Me­tal Ha­ven by Kendall & Ky­lie. Asi­mis­mo, di­se­ña­ron una lí­nea de car­te­ras y za­pa­tos pa­ra Mad­den Girl de Ste­ve Mad­den y una lí­nea de pin­tu­ras de uñas pa­ra OPI. No hay du­da de que es em­pren­de­do­ra y de co­ra­zón mul­ti­fa­cé­ti­co.

Se­gún For­bes, re­vis­ta es­pe­cia­li­za­da en fi­nan­zas, en 2017 se con­vir­tió en la mo­de­lo me­jor pa­ga­da del mun­do con in­gre­sos que pa­sa­ron los 22 mi­llo­nes de dó­la­res. De es­ta ma­ne­ra, su­peró a la mo­de­lo Gi­se­le Bünd­chen lí­der des­de el año 2004.

IN­TEN­SA Y RESERVADA Kendall Jen­ner se des­cri­be a sí mis­ma co­mo una mu­jer po­co de­li­ca­da y amante de la ac­ción; dis­fru­ta prac­ti­can­do ac­ti­vi­da­des acuá­ti­cas, con­du­cien­do vehícu­los to­do­te­rreno, mon­tan­do en bi­ci­cle­ta y ca­mi­nan­do al ai­re li­bre. Es amante de los au­tos clá­si­cos, de la fo­to­gra­fía y de la na­tu­ra­le­za.

Mien­tras su ca­rre­ra en la al­ta cos­tu­ra se man­tie­ne en as­cen­so, se es­fuer­za por no ver­se in­mer­sa en los di­le­mas del reality show en el que con­ti­núa par­ti­ci­pan­do su fa­mi­lia. Es­to, con mi­ras de cui­dar su ima­gen an­te los di­se­ña­do­res más fa­mo­sos. De igual ma­ne­ra, no ha de­ja­do de de­mos­trar el amor por sus her­ma­nas, so­bri­nos y pro­ge­ni­to­res. Aun cuan­do de­cla­ró ha­ber­se vis­to afec­ta­da por el cam­bio de se­xo de su pa­dre, no se ale­jó de él ni de­jó de apo­yar­lo.

CO­RA­ZÓN EN EL LIMBO Po­co se sa­be acer­ca de sus re­la­cio­nes sen­ti­men­ta­les, por tal mo­ti­vo, ha es­ta­do in­mer­sa en ru­mo­res en torno a su se­xua­li­dad. “No soy gay, ni ten­go na­da que es­con­der. No creo que ha­ya un so­lo hue­so bi­se­xual o gay en mi cuer­po; pe­ro no lo sé... ¿quién sa­be? Es­toy abier­ta a la ex­pe­rien­cia, no voy en con­tra de eso,

“NO SOY GAY, NI TEN­GO NA­DA QUE ES­CON­DER. NO CREO QUE HA­YA UN SO­LO HUE­SO BI­SE­XUAL O GAY EN MI CUER­PO; PE­RO NO LO SÉ... ¿QUIÉN SA­BE? ES­TOY ABIER­TA A LA EX­PE­RIEN­CIA, NO VOY EN CON­TRA DE ESO, PE­RO NUN­CA ME HE VIS­TO EN ES­TA TESITURA AN­TES”

pe­ro nun­ca me he vis­to en es­ta tesitura an­tes”, co­men­tó a Vo­gue. En 2012 tu­vo un amo­río con Ju­lian Brooks, com­pa­ñe­ro de es­cue­la y ju­ga­dor de fút­bol ame­ri­cano. Apa­ren­te­men­te, la rup­tu­ra se de­bió a una in­fi­de­li­dad por par­te de Brooks. Igual­men­te, fue re­la­cio­na­da con los can­tan­tes Jus­tin Bie­ber, Dra­ke y Harry Sty­les, con la es­tre­lla de los La­kers, Jor­dan Clark­son, con el ra­pe­ro A$ap Rocky y con Chris Brown. Al­gu­nos pa­re­cen ser sus bue­nos ami­gos y otros com­pa­ñe­ros de al­gu­nas sa­li­das. Man­tu­vo una re­la­ción con Bla­ke Grif­fin que se pen­só trans­cen­de­ría pe­ro, re­pen­ti­na­men­te, que­dó en el ol­vi­do. Des­de fi­na­les de ma­yo fue vin­cu­la­da con el ju­ga­dor de la NBA, Ben Sim­mons. Han man­te­ni­do ci­tas do­bles con Kh­loé Kar­das­hian y Tris­tan Thom­pson y ce­le­bra­ron el 4 de Ju­lio jun­tos (Día de la In­de­pen­den­cia de EE.UU.). Jen­ner asis­tió a la ce­le­bra­ción de su cum­plea­ños y fue vis­ta muy cer­ca­na a él. Aun­que la re­la­ción no ha si­do con­fir­ma­da ofi­cial­men­te, fuen­tes alle­ga­das a la pa­re­ja afir­man que ya vi­ven jun­tos. “Ella es muy pri­va­da con su re­la­ción con Ben. Kendall es muy di­fe­ren­te a sus her­ma­nas en ese as­pec­to. No le gus­ta que la gen­te ha­ble de las per­so­nas con las que es­tá sa­lien­do y pro­te­ge mu­cho su vi­da per­so­nal. A Kendall no le gus­ta lla­mar la aten­ción”, ase­gu­ró una fuen­te a la re­vis­ta Peo­ple. En las re­des so­cia­les sue­le ver­se dis­fru­tan­do con sus com­pa­ñe­ras, es­pe­cial­men­te jun­to a su me­jor ami­ga Gi­gi Ha­did, con quien ha com­par­ti­do pa­sa­re­la.

LÍ­DER EN LAS RE­DES

Es la mo­de­lo lí­der en se­gui­do­res de Fa­ce­book e Ins­ta­gram; cuen­ta con una gran can­ti­dad de clu­bes de fans y pro­yec­tos en puer­ta. Kendall Jen­ner to­da­vía tie­ne mu­cho ca­mino por re­co­rrer. Su ca­rre­ra sube co­mo la es­pu­ma y, por lo vis­to, no pien­sa de­te­ner­se.

Hi­ja del me­da­llis­ta olím­pi­co Bru­ce Jen­ner

Kendall y su her­ma­na Ky­lie ini­cia­ron sus es­tu­dios en ca­sa

“Iba a ser una ji­ne­te pro­fe­sio­nal y lue­go qui­se ser ve­te­ri­na­ria”

Es mo­de­lo des­de los ca­tor­ce años

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.